- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Qué son los PEP o Politically Exposed Persons?

(OroyFinanzas.com) – El término PEP ‘Politically Exposed Persons’ o ‘Personas Expuestas Políticamente’, se aplica a las personas que desempeñan o han desempeñado funciones públicas destacadas en un país. Los PEP, según las leyes internacionales de blanqueo de capitales, son personas que por su cargo e influencia podrían ser objeto de operaciones ilícitas por parte del crimen organizado, tanto por corrupción como por operaciones de lavado de dinero.

El sistema bancario ha sido de siempre un buen refugio para el lavado de dinero de dictadores, políticos y empresarios corruptos, y criminales de todo tipo. Lavando dinero mediante la introducción de fondos en efectivo al sistema financiero a través de diversas transferencias y transacciones.

Hoy en día una de las cosas que preocupa a todas las instituciones financieras del mundo, es tener controladas las cuentas pertenecientes a personas consideradas como Políticamente Expuestas. En la actualidad aceptar y administrar fondos de “PEP” corruptos, perjudicaría la reputación de cualquier banco y podría  incluso llevar a su cierre.

El Financial Action Task Force (FATF), organismo internacional creado para evitar el blanqueo de dinero proveniente de delitos como el tráfico de drogas,  armas, prostitución infantil, crímenes fiscales, etc, proporciona una definición de las PEP “Individuos que son o han desempeñado funciones públicas de importancia por ejemplo: jefes de estado o de gobierno; políticos; ministros de gobierno, oficiales militares o jueces; ejecutivos de empresas del estado; u oficiales de importantes partidos políticos. Relaciones de negocios con miembros de la familia o socios cercanos a las PEPs conllevan riesgos de mala reputación similares a aquellos que existen con las propias PEP”.

Los PEP (Politically Exposed Persons)  son consideradas hoy en día personas de alto riesgo para la banca y las entidades reguladoras y muchas veces pueden ser rechazados por entidades bancarias o denunciados por su banco como en el caso Bárcenas. Una vez un banco identifica a un cliente potencial como PEP, o como un familiar o asociado de un PEP, se debe aplicar un estricto escrutinio, aún no siendo el PEP el cliente directo del banco, sino solo un beneficiario de los activos en cuestión.

Los movimientos bancarios y cambiarios de estas personas son especialmente vigilados. Los bancos están obligados a tomar medidas razonables para determinar el origen de los fondos, llevar a cabo un seguimiento especial y permanente de las transacciones realizadas por el cliente, ya que las relaciones de negocios con los “PEP”, pueden exponer al banco a riesgos de reputación y/o legales considerables.

Esta es la definición oficial, pero como bien sabemos en la realidad hay una doble moral importante con todo este tema. Muamar el Gadafi era cliente de los más grandes bancos de inversión americanos y no hubo problemas con que fuera cliente hasta que se decidió invadir su país.

© OroyFinanzas.com

[1]