- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Deflaciones y política monetaria: Aprendamos de George Selgin

(OroyFinanzas.com) – El economista George Selgin (Universidad de Georgia y Cato Institute) ha estudiado en profundidad a lo largo de su carrera las deflaciones, y ha insistido muy especialmente en la distinción entre distintos tipos de deflaciones:

– Por un lado, están las llamadas deflaciones benignas, asociadas con el aumento de la productividad y el crecimiento económico.

– Por otro lado, también hay  deflaciones recesivas, asociadas en este caso con el estancamiento de la economía, el aumento del desempleo y la inestabilidad financiera. Estas deflaciones son sin duda no deseables y requieren de nuestra atención sin duda. El problema es que, probablemente por la estela de desempleo y recesión que las acompañan, estas deflaciones recesivas han sido las únicas que se planteaban o, mejor dicho, por las que se preocupaban, la mayor parte de los economistas interesados en temas monetarios así como los propios responsables de la política monetaria.

[youtube]http://youtu.be/H-JFGfStMWM[/youtube]

Lo que economistas como Selgin mantienen (y comparto) es que este olvido de las otras deflaciones (benignas)  lleva al desarrollo de una política monetaria demasiado generosa en cuanto al crecimiento de los medios de pago, lo que altera los precios relativos y la información en el mercado, y puede conducir a la postre a inestabilidad monetaria y financiera. ¿Les suena de algo este diagnóstico de los fallos y efectos de una política monetaria demasiado expansiva? Seguro que bien podemos aplicarlo a la política monetaria desarrollada en los años previos a 2007 y al colapso financiero sufrido desde entonces.

Como ya hiciera F. Hayek en los años 20 y 30 del siglo pasado, Selgin ha estudiado en detalle esta cuestión y ha hecho hincapié en las implicaciones notables que tiene esta distinción entre tipos de deflaciones para el buen diseño de una regla de política monetaria comprometida con la estabilidad monetaria y del poder de compra de la moneda a largo plazo (véase su excelente libro escrito ya en 1997, Less than Zero. The case for a falling price level in a growing economy, disponible en la web del Institute of Economic Affairs [1]).

Una de las principales consecuencias de su análisis de las deflaciones para la toma de medidas de política monetaria es que la estabilización de los precios (ya sea del nivel de precios o de la inflación [2]) no es siempre un criterio recomendable si lo que perseguimos es la estabilidad monetaria en el largo plazo. Si el banco central tiene como objetivo impedir que los precios bajen de un cierto nivel o que no crezcan por debajo de una tasa de inflación, se verán obligados a contrarrestar con aumentos de la masa monetaria [3] (o caídas del tipo de interés [4] al que prestan al sistema bancario) las bajadas de precios “normales” o esperadas que pueden acompañar al crecimiento de la oferta de bienes y servicios y la mejora de la productividad. Como consecuencia, ello puede conducir a un crecimiento monetario excesivo durante las fases expansivas de la economía (y, por lo tanto, a un desequilibrio monetario); lo que significaría la aplicación de una política monetaria pro-cíclica que provocará la desestabilización de los mercados financieros más tarde o más temprano. Hay muchas otras razones por las que se puede criticar la aplicación de un criterio de estabilización (indiscriminada) de la inflación en la conducción de la política monetaria, que aparecen resumidas en estos otros artículos [5] y aquí [6].

Si nos centramos en los debates que ha habido desde 2007 sobre cuál puede ser la mejor política monetaria para el futuro, hay una sencilla y demoledora lección que se puede extraer y aplicar a la luz de las causas de la reciente crisis financiera: no todas las deflaciones son iguales y ello habría de tenerse en cuenta en el diseño y aplicación de la política monetaria; en concreto, no es necesario impedir las bajadas de precios que vienen de mejoras productivas mediante el aumento de la oferta monetaria.

Será determinante aprender de los errores pasados y aplicarlo en los próximos años si no queremos volver a las mismas políticas monetarias que han contribuido tanto a la generación de la crisis y el caos financiero en el que todavía nos encontramos algunas economía.

Disfruten del video de George Selgin, que es una reciente entrevista concedida a la CNBC. En ella ofrece una excelente y breve explicación sobre la naturaleza y las consecuencias de identificar diferentes deflaciones a la hora de tomar decisiones monetarias:


Para aquellos interesados en más detalles sobre este tema, pueden encontrar una versión más detallada de su explicación de las deflaciones en este video, que recoge su reciente conferencia pronunciada en el “Adam Smith Institute” (Londres, 2013):

[youtube]http://youtu.be/S28ZMlR-gh0[/youtube]

© OroyFinanzas.com

[7]