- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Las mineras de metales preciosos luchan por ganar tamaño crítico para sobrevivir en el mercado

(OroyFinanzas.com) – La caída de los precios del oro, la plata y los metales preciosos puso en marcha un proceso de “destrucción creadora” en el sector minero. Este proceso consiste en purgar los excesos de inversión, la desaparición de los métodos de producción caros e ineficientes y la entrada de nuevos competidores con nuevas técnicas y diferenciación de productos. En este sentido, las mineras que se encuentran en una más que comprometida situación son las grandes (Barrick Gold, Goldcorp, AngloGold,…) las cuales están abandonando los “proyectos faraónicos” para seguir conectadas al grifo del crédito y sobrevivir.

Las protagonistas de este cambio en el mercado son las pequeñas y medianas mineras. Este sector representa una gran parte de la totalidad de las fusiones y adquisiciones que se hacen en el ámbito empresarial en todo el mundo. Se trata de compañías de mediana capitalización que cotizan en Bolsa (conocidas en la jerga como mid-caps) y que cuentan con amplias tesorerías para no depender de la financiación bancaria más que lo justo y necesario.

La capacidad de autofinanciación de las medianas mineras es la clave para su expansión y la herramienta más eficaz para ganarle la partida a las grandes. Este modelo de reducción de costes, simplificación de las redes comerciales y nuevos métodos de producción y prospección se está extendiendo más allá de las mineras de oro y plata. En el índice que elabora Thomson Reuters de compañías mineras basado en las cotizadas en el Mercado Alternativo de Londres, puede apreciarse una caída del 33% en 2013 del número de mineras, producto del intenso proceso de M&A.

La pujanza de las medianas  mineras ensombrece el futuro también de las pequeñas. Estas quedan obligadas a integrarse horizontalmente para poder competir: “Muchas de las pequeñas mineras tienen tesorerías muy estrechas y pueden quedar todavía más por debajo en este año a menos que no se fusione o sea adquirido por otro competidor”, asegura Ian Coles, socio del despacho de abogados Mayer Brown especializado en finanzas mineras.

Las grandes mineras, por su parte, buscan sinergias integrando a pequeños competidores. Es el caso de la canadiense Goldcorp, la cual ha adquirido a su rival Osisko por 2.400 millones de dólares. El mes pasado, Asanko Gold compró la africana PMI por 173 millones de dólares y Centamin hizo lo propio con Ampella Mining por 37 millones de dólares.

La paralización de las grandes obras en América del Sur o en África abre la puerta a la entrada de las medianas mineras para aprovechar, siquiera en parte, las ventajas que podrían derivarse. Por ejemplo, la mid-cap Mandalay compró la mina de plata Challacollo en Chile por 15,8 millones de dólares a Silver Standard Resources. Otro ejemplo es el de David Archer, el cual compró Savage Resources por un millón de dólares con un descuento cercano al 99%.

Fuente: Reuters [2]

© OroyFinanzas.com

[3]