- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Para Morgan Stanley, el objetivo en 2014 para el índice S&P 500 es 2.014 puntos

(OroyFinanzas.com) – En el último informe de Morgan Stanley, el estratega de renta variable en Estados Unidos Adam S. Parker espera que el índice bursátil S&P 500 se sitúe en 2.014 puntos en este año 2014. Esta feliz coincidencia, aparte de ser un juego de palabras, está sustentada en los buenos datos sobre las empresas que componen dicho índice.

Gráfico: Evolución del índice S&P 500 desde 2000 hasta último dato de 2014 (datos diarios)

Gráfico diario S&P500 2000-2014 (último dato)

Fuente: Elaboración propia. NYSE

Con esta previsión, el potencial de revalorización se incrementa un 9% con respecto al cierre de 2013: 1.848 puntos. En este sentido, la variable a controlar es la posible sobrevaloración de las acciones. En los últimos dos años, el PER (número de veces que está incluido en el precio el beneficio por acción) ha pasado de 12 a 15,1. Este repunte del índice comparativo de valor de las acciones supone la cuarta experiencia de subida más importante en los últimos cuarenta años.

El objetivo de 2.014 puntos es el escenario base. A partir de él, el escenario optimista eleva su objetivo a 2.414 puntos, un 30,6% más que en 2013. Con una probabilidad del 20%, el PER ascendería a 17,9 veces, un múltiplo más que respetable. Por el contrario, el escenario pesimista (también con una probabilidad del 20%) deja su perspectiva en 1.519 puntos, un 17,8% menos que en 2013. El PER se situaría en 14,9 veces.

Existe cierta atonía en los inversores o, mejor dicho, cierta sensación de vértigo. En este momento, los acontecimientos se desarrollan por inercia gracias a la entrada de liquidez suministrada por los Bancos Centrales, en especial la Fed. Este “efecto placebo” no tiene que hacer olvidar a las compañías de sus obligaciones. Se necesita mayor capitalización, mayor dotación de recursos propios, revisión de la valoración de los activos o la adecuación de las estructuras de capital a la demanda existente, teniendo en cuenta la debilidad de la demanda de los países emergentes.

A la hora de invertir, no es necesario apostar sólo por grandes compañías. Morgan Stanley recomienda invertir en “small caps” o compañías medianas en Bolsa con una composición entre cíclica y defensiva para neutralizar riesgo. Es preferible, además, bancos sensibles a los movimientos de mercado.

© OroyFinanzas.com

[1]