- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Las diferentes mediciones del sistema bancario en la sombra de China – Shadow Banking

(OroyFinanzas.com) – La medición de las actividades fuera de los mercados oficiales es extraordinariamente complicada, ya que implica una doble estimación de los datos y una serie de supuestos que pueden estar más o menos alejados de la realidad. Éste es el caso del tamaño del llamado “sistema bancario en la sombra” de China, el cual entendemos como el conjunto de activos, pasivos y circulación de dinero que se hace mediante vehículos e instrumentos fuera del balance de los bancos e instituciones de inversión colectiva.

Primera interpretación: Charlene Chu y Fitch Ratings [1]

La antigua analista de bancos de la agencia de rating Fitch, Charlene Chu, sostiene que el tamaño del “shadow banking” en China alcanza los 15 billones de dólares. Según su criterio, China es un inmenso laboratorio de experimentación con expansión sin control del crédito. En este sentido, Chu indica que uno de los principales factores es la falta de información y el oscurantismo en este tipo de operaciones, convirtiéndolo en el principal motor del sistema financiero y, a la vez, en la peor de las posibles bombas de relojería.

En su nuevo trabajo en la casa de análisis Autonomous, Chu sigue defendiendo que esta bomba está a punto de estallar y compara el rescate lanzado por el Banco Comercial e Industrial de China por un producto que estuvo a punto de quebrar [2] a lo que ocurrió en 2007 con Bearn Stearns.

Por si esto fuera poco, ya han saltado las alarmas en torno al crecimiento de una masa monetaria de dólares “offshore” que circulan en la financiación bancaria y que, según la Autoridad Monetaria de Hong Kong, podría llegar al billón de dólares. Según esta información, los dólares fuera de control oficial se han cuadruplicado en los últimos tres años [3].

Segunda interpretación: Instituto de Estudios Monetarios Internacionales [4]

En un estudio reciente del japonés Instituto Internacional de Estudios Monetarios, liga el crecimiento del “sistema bancario en la sombra” a la expansión de la deuda de las administraciones locales. La relación entre una y otra comienza con la emisión de títulos high-yield relacionados con fondos de inversión y destinados a hacer gestión de patrimonios.

Con el dinero obtenido, los “bancos en la sombra” lo invirtieron en los llamados “vehículos de financiación de las entidades locales”. En la mayoría de los casos, la falta de rentabilidad de los proyectos está haciendo peligrar el pago de la deuda y, por tanto, el default en cadena de los productos emitidos en ese canal.

Con datos de cierre de 2012, este informe arroja una cifra muy inferior a la de Charlene Chu: 6 billones de dólares repartidos en tres canales: bancario, instituciones financieras ligadas a los bancos e instituciones no bancarias. En total, el peso sobre PIB lo cifran en el 66,3%.

Podemos destacar como canales de distribución las emisiones high-yield de instrumentos de patrimonio, emisiones conjuntas de deuda bancaria y empresarial, colaterales aceptados por los bancos en la concesión de préstamos, préstamos acordados entre partes, pignoraciones de deuda, contratos de leasing financiero o contratos de seguros y reaseguros, entre otros.

Tercera interpretación: la Reserva Federal de San Francisco

En un documento titulado “Asia Focus”, la sucursal de la Reserva Federal de los Estados Unidos en California recoge varias estimaciones del “sistema bancario en la sombra” con base en la opinión de diversos bancos que operan en el mercado chino. Las cifras correspondientes a 2012 indican un consenso en torno al 50% del PIB.

La aceleración del “sistema bancario en la sombra”, según indica este informe, se debe a una menor regulación y control de las prácticas bancarias. A partir de 2008, el Banco de la República Popular de China eliminó ciertos controles sobre los tipos de interés y ha pasado a concentrarse en el control de las ratios de capital y remuneraciones de los depósitos. Con este enfoque, los instrumentos financieros “high-yield” escapan de su control y a ellos se dirige el ahorro.

Cuarta interpretación: Comité de Estabilidad Financiera del G20 [5]

En el último Informe titulado “Informe de seguimiento del sistema bancario en la sombra en el mundo”, el Comité de Estabilidad Financiera –radicado en Suiza y presidido por el gobernador del Banco de Inglaterra Mark Carney– calcula que en el año 2012 el sistema bancario en la sombra a nivel mundial creció en 5 billones de dólares hasta alcanzar 71 billones de dólares.

Este volumen gigantesco de activos fuera de los balances bancarios se compara con el tamaño total de la cartera de activos y con la producción mundial. En el primer caso, el “sistema bancario en la sombra” pesa un 24% del total de activos financieros, un 50% del total de activos bancarios y un 117% del PIB mundial.

En este caso, el informe no arroja ningún dato concreto sobre China, aunque sí dice que es uno de los lugares del mundo donde más ha crecido el “sistema bancario en la sombra”.

Conclusiones

Dada la dificultad de investigar cuál es el tamaño concreto de una economía que permanece al margen oficial, no es de extrañar que se obtengan cifras dispares y con gran varianza. En este sentido, podemos movernos en un arco que va desde los 6 billones de dólares hasta los 15 billones de dólares.

© OroyFinanzas.com

[6]