- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

José María Marco: “Maura es el artífice de un gran proyecto nacional para España”

(OroyFinanzas.com) – José María Marco (Madrid, 1955) es uno de los grandes conocedores de la Historia de España en el siglo XX desde el punto de vista político y literario. Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense y profesor de Literatura Española e Historia de las Ideas en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid.

Patrono de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales FAES, don José María posee en su haber una larga lista de ensayos, artículos en revistas de prestigio y contribuciones a libros sobre personajes esenciales de la vida política de España en los últimos dos siglos. Cabe destacar varios ensayos sobre Manuel Azaña: La inteligencia republicana (Biblioteca Nueva, 1988), El fondo de la nada. Biografía de Manuel Azaña (Libros Libres, 2007 reeditado) o Fresdeval (Pre-Textos, 1987).  Sobre la Institución Libre de Enseñanza escribió  Francisco Giner de los Ríos. Poder, estética y pedagogía (Ciudadela, 2008 reeditado) y sobre Estados Unidos, La nueva revolución americana (Ciudadela, 2007).

En esta ocasión, el profesor Marco nos presenta Maura, la política pura [1]. Este estudio sobre la vida del que fuera varias veces presidente del Gobierno, don Antonio Maura, se encuadra en una trilogía publicada por FAES en su colección Biografías [2]. A lo largo de la entrevista, don José María ofrece las claves de esta biografía y las enseñanzas fundamentales para la España de hoy.

(OroyFinanzas.com) – España afronta, en este momento, un desafío soberanista que se remonta a los tiempos de Maura. ¿Cuál fue el trato que tuvo esta cuestión a principios del siglo XX? ¿Fue para Maura una prioridad?

En los tiempos de Maura, una de las cuestiones que estaban sin resolver era el modelo de Estado tras la aparición de las fuerzas nacionalistas. El proyecto de Maura se basó en la descentralización de la Administración hacia los municipios. Se trataba de dar poder a las administraciones más cercanas a los ciudadanos.

Este proceso también estaba dirigido a integrar a los nacionalismos, especialmente el catalán. Maura estaba convencido de que los catalanistas eran los representantes del conservadurismo en Cataluña y compartían su misma cosmovisión política. Sin embargo, los catalanistas respondían a sus intereses, casi siempre económicos y apostaban por la creación de un gobierno autónomo para alejarse del resto de España y su atraso. En medio de ellos surgió la figura de Francisco Cambó, el cual tomó el papel de líder catalanista sobre el resto de España y con una visión nacional, tal como puede mostrarse en el Arancel de 1921.

(OroyFinanzas.com) – Uno de los términos más utilizados por los partidos políticos que han surgido recientemente ha sido “regeneración” o “espíritu regeneracionista”. ¿Qué fue el regeneracionismo y cuáles eran sus rasgos esenciales?

El regeneracionismo se condensa, en el fondo, en una propuesta económica. Se trata de acercar la España “oficial” a la “real” mediante una mezcla multiforme de pensamientos, ideologías y opiniones. En cierto sentido, el regeneracionismo es la “antipolítica” ya que desprecia profundamente a los políticos, culpándolos de los males del país y los pretenden sustituir por “cirujanos de hierro”. Como puede verse, son propuestas antisistema que se condensan décadas después en la Dictadura de Primo de Rivera.

(OroyFinanzas.com) – ¿Cuál fue la relación entre don Antonio Maura y la economía?

Gran parte de la política económica de Maura se vio influenciada por la actuación de diversos grupos de presión. Uno de los rasgos esenciales es el proteccionismo que ya venía estando presente desde tiempos de Cánovas. Maura lo asentó como el pilar básico de la industrialización nacional, especialmente la conservación de las rentas exclusivas que recibían del resto de España los industriales catalanes.

Por otro lado, Maura crea un modelo económico estrechamente vinculado y subordinado a su modelo de sociedad. La economía adquiere un carácter corporativo, es decir, se basa en la negociación y acuerdo entre los patronos y los obreros, la Administración y las fuerzas productivas. En este marco se crean las normas básicas como el descanso dominical, la primitiva Seguridad Social, el salario mínimo, las horas de trabajo o las prestaciones por incapacidad, viudedad u orfandad.

La voluntad de Maura era la “moralización” de la sociedad. Es una reacción conservadora clásica ante el desorden y la desarticulación de la sociedad. Eso implicaba la formación de un poder político sólido y eficaz con características elitistas. En segundo lugar se sitúan otros aspectos como por ejemplo la economía. Dentro de este modelo de sociedad, el pilar básico es la educación en aras de reducir el analfabetismo, aunque esto le costara más de un enfrentamiento con la Iglesia Católica y con las fuerzas políticas opositoras, incluido el Rey Alfonso XIII.

(OroyFinanzas.com) –En este sentido, para Maura, ¿la economía se reduce a un mero instrumento?

Así es. La economía está subordinada, como he dicho anteriormente, al proyecto nacional que desarrolla en sus gobiernos y que nunca llega a finalizar. En cuestiones económicas incluso Maura deja de lado algunos postulados que habían constituido el eje de la política económica de sus compañeros conservadores Silvela o Fernández Villaverde. Quizá el más importante es el equilibrio presupuestario o “santo temor al déficit”.

Los intereses económicos no suelen corresponderse con los intereses políticos. Hoy en día ocurren cosas parecidas, ya que se da prioridad a la política antes que a la pura economía por la capacidad que tiene de cambiar la realidad. A principios de siglo, la intervención activa del Estado estaba justificada dentro del marco de un proyecto de cohesión nacional, máxime en un país en el que no existía la clase media.

(OroyFinanzas.com) –Decía usted con anterioridad que Maura tuvo que enfrentarse con diversos grupos y personajes a la hora de implantar su proyecto. Vayamos por orden. ¿Cuál fue la relación entre Maura y la Iglesia Católica?

Las relaciones nunca fueron buenas. Maura se resistió a una alianza entre los conservadores y la Iglesia. Tenía muy claro que uno de los principios esenciales era la separación entre la actividad política y la religión. A pesar de que Maura era, como buen hombre de su tiempo, profundamente católico, tenía siempre presente la separación entre la Iglesia y el Estado.

La Iglesia había ocupado el vacío legal y social existente en la educación, con lo cual, cualquier paso encaminado a reducir su poder o modificarlo en cierto sentido era interpretado como un ataque. Maura nunca quiso romper con la Iglesia sino que quería reforzar la educación y modernizarla. Sin embargo, la Iglesia nunca vio con buenos ojos este espíritu reformista.

(OroyFinanzas.com) – ¿Cuál fue la relación entre Maura y la oposición política?

Ante el proyecto de Maura, el otro partido del régimen de la Restauración –el Partido Liberal– nunca fue una alternativa. Se trataba de una amalgama de “familias” con ideas muchas veces enfrentadas y que respondían a los intereses del jefe de la “familia”. Sin embargo, el Partido Liberal, los republicanos, los anarquistas y los socialistas hicieron frente común para derribar a Maura. Aunque en casi nada estuvieran de acuerdo, sólo les unía el desprecio a Maura y la necesidad de apartarle del poder.

Esta conjunción de intereses dio lugar a la izquierda tal como la hemos conocido en el siglo XX. En ella, distintos grupos muy dispares entre sí y en muchas ocasiones enfrentados se unen en un determinado momento para hacer frente a un enemigo común. A principios del siglo XX fue Maura. A lo largo del siglo XX y en el actual ha sucedido en Cataluña con el pacto del Tinell o en tiempos de José María Aznar.

La creación de la izquierda no pudo ser contestada por Maura. Fue incapaz de renovar y modernizar el Partido Conservador y crear una fuerza opositora de centro-derecha ante la izquierda.

(OroyFinanzas.com) – ¿Y la relación de Maura con el rey Alfonso XIII?

Nunca fue fácil. El Rey, en un momento dado, cedió a las presiones de los catalanistas y de la izquierda, los cuales le reclamaban el cese de Maura y su destierro de la actividad política. Maura, para todos, se había convertido en un obstáculo y, por tanto, era necesaria su salida.

Las presiones de don Alfonso XIII causaron una gran tristeza en Maura, el cual quedó profundamente decepcionado. En un sistema como el de la Restauración, perder la confianza del Rey era equivalente a muerte política. Y así sucedió.

(OroyFinanzas.com) – ¿Cuáles fueron los grandes logros de Maura? ¿Y los grandes fracasos?

Los logros más importantes fueron la reconstrucción del espíritu nacional tras la pérdida de las colonias en 1898, la modernización de la Armada y los avances sociales incluido el modelo descentralizador. Sin embargo, en el debe de Maura se encuentra el no haber podido crear una derecha moderna frente a la creación de la izquierda.

(OroyFinanzas.com) – ¿Qué importancia tiene la investigación y la divulgación de la figura de Maura en nuestros tiempos?

Maura es, sin duda alguna, uno de los grandes personajes de la Historia de España. Tanto en su tiempo como ahora, Maura crea muchas adhesiones y también muchos rechazos. No en vano, un personaje con el carácter y decisión de Maura no puede pasar desapercibido. Nunca hubo una reacción a su altura y, creo, que puede ser un ejemplo válido de cómo hacer política y construir un modelo nacional.

© OroyFinanzas.com

[3]