- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

M-Pesa Kenia: dinero móvil que triunfa y ¿propulsor de Bitcoin? (3)

(OroyFinanzas.com) – ‘M’ de móvil y ‘Pesa’, de dinero en suajili: M-Pesa, una combinación de letras sencilla y perfecta que ha transformado ya el paisaje de las remesas nacionales en varios países con su exitoso modelo de transferencia de dinero con mensajes de móvil y que ha posicionado a África como el epicentro mundial del dinero móvil, y es que, en 2013, el 80 por ciento de las transacciones de pagos móviles de todo el mundo se hacían en África Oriental. Este cambio de paradigma del dinero móvil no ha pasado desapercibido en el ecosistema Bitcoin, que ya ha puesto sus ojos en Kenia como uno de los países con más posibilidades generalizar el uso de la criptomoneda, dada la familiaridad de su población con los pagos móviles.

M-Pesa se lanzó en Kenia en marzo 2007 por Safaricom, el mayor operador de telefonía móvil del país africano y participado en un 40 por ciento por Vodafone, con la aprobación del Banco Central de Kenia. M-Pesa fue diseñado originalmente como un sistema para permitir realizar los reembolsos de préstamos de microfinanzas a través del teléfono móvil. Durante una prueba piloto se descubrió que el servicio realmente estaba siendo utilizado para transportar dinero. Por lo tanto, la compañía reposicionó el servicio para convertirse en un sistema de transferencia de dinero con el slogan “Send money home.” En 16 meses, M-Pesa tenía 3,6 millones de usuarios y añadía 10.000 registros nuevos cada día, y movía 245 millones de dólares en transacciones al mes, con un valor medio de 33 dólares cada una.

El sistema es sencillo: Una vez registrado, el usuario recarga su cuenta M-Pesa con dinero en efectivo en cualquiera de los 80.000 agentes repartidos por el país en gasolineras, tiendas, paradas de autobús… donde convierten ese efectivo en dinero móvil. También pueden revertir ese proceso.

Una vez el dinero está en su cuenta, el usuario puede hacer uso de los servicios a través de la tarjeta SIM del teléfono, sin necesidad de conectarse a Internet. Con M-Pesa se pueden realizar transferencias de efectivo a otras personas, realizar depósitos en cuentas bancarias, la retirada de efectivo, realizar pagos en tiendas o incluso pagar por diferentes servicios públicos y facturas, por ejemplo, la electricidad o el agua.

Actualmente M-Pesa es utilizado en Kenia por 21,6 millones de personas (la población del país es de 44 millones) para realizar envíos de dinero a través de mensajes de texto en móviles de gama baja, y durante 2014 aumentaron un 11%. La cantidad de dinero que mueve M-Pesa ha alcanzando casi la mitad del valor del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Según el Banco Central de Kenia [2], el valor de las transacciones móviles en 2014 fueron de 25.000 millones de dólares en 911 millones de transacciones. En 2007, el año en que nació el sistema, estas cifras eran de 175 millones de dólares en 5,5 millones de transacciones.

El éxito de M-Pesa se importó a Tanzania un año después. En 2013, las transacciones mensuales de M-Pesa de estimaban [3]en 823 millones de dólares y contaba con más de 5 millones de usuarios. También funciona [4] en Sudáfrica, desde septiembre 2010; República Democrática del Congo desde noviembre 2012; en India, desde abril 2013; Mozambique, Lesotho y Egipto desde 2013; y desde marzo 2014 en Rumanía, primer país europeo.

M-Pesa acaba de poner en marcha un servicio de envíos transfronterizos entre Tanzania y Kenya que permitirá a los usuarios de M-Pesa en ambos países enviarse dinero con el mismo coste que una transferencia interna y reduciendo al 1% los costes de envío de, por ejemplo, 50 dólares. Este es un nuevo paso en la expansión del dinero móvil en el mercado de las remesas. Según cifras del Banco Mundial, Tanzania envió aproximadamente 200 mil millones de chelines tanzanos (alrededor de 109 millones de dólares) a Kenia a través de canales formales en 2013, y una cantidad similar a través de los conductores de autobuses, amigos y familiares. Se estima que en Tanzania viven 300.000 kenianos y también algunos tanzanos han optado por educar a sus hijos en Kenia, por lo que el flujo de envíos de dinero es bidireccional.

Además de contribuir a proveer servicios bancarios a la población que no tenía acceso a estos servicios, M-Pesa ha generado otros cambios en la población keniana. Diferentes estudios han revelado que los usuarios realizan envíos de cantidades más pequeñas de dinero pero con más frecuencia, lo que resulta en una mayor cantidad de remesas enviadas a las zonas rurales. También se estima que el servicio ha modificado las costumbres de ahorro de la población, ya que los usuarios del servicio mantienen un balance positivo en sus cuentas M-Pesa, y han utilizado sus cuentas como un instrumento rudimentario de ahorro a pesar de que el sistema no otorga intereses. Además, se ha visto que algunos clientes utilizan las cuentas M-Pesa para almacenar dinero por cuestiones de seguridad, en especial al viajar por el país. Finalmente, se ha comprobado que M-Pesa ha permitido a los pequeños negocios expandirse y ha aumentado la circulación de dinero en las comunidades. Un estudio realizado durante 2011, desveló que 3 de cada 4 usuarios de M-Pesa utilizaba el servicio para ahorro de dinero. M-Pesa decidió entonces ampliar sus servicios y ofrecer préstamos y productos de ahorro. Un estudio posterior ha concluido que en los hogares rurales de Kenia en los que se ha adoptado M-Pesa, los ingresos aumentaron entre un 5 % y un 30%.

M-Pesa también se ha asociado con entidades bancarias para ampliar su abanico de servicios financieros, como crédito, ahorro o préstamos. También colabora con operadores de envíos de dinero internacionales para permitir las transferencias internacionales, y en esta dirección se han asociado con ella también algunas startups Bitcoin. En julio de 2013, Kipochi integraba M-Pesa en el ecosistema de las criptomonedas y en mayo 2014, BitPesa [5], una empresa de remesas Bitcoin con sede en Kenia se integraba con el gigante del dinero móvil del país. La semana pasada aterrizaba en Kenia Igot [6], un exchange con sede en Australia que ha comenzado a ofrecer la posibilidad de depositar y sacar chelines kenianos a sus clientes desde sus cuentas de M-Pesa o a través de sus cuentas bancarias.

¿Será M-Pesa el motor propulsor que Bitcoin necesita? Aún es pronto para saberlo. Sin embargo, M-Pesa ha logrado que la población de Kenia entienda que es posible el uso de los teléfonos móviles para realizar pagos, efectuar transferencias y recibirlas. Y además lo utilizan a diario. Y esto es ya un gran avance para la adopción de Bitcoin. Ahora habrá que esperar a ver cómo la población responde a las iniciativas de empresas Bitcoin que se han marcado como objetivo popularizar el uso de la criptomoneda en el país.

Serie de artículos sobre remesas Bitcoin de OroyFinanzas.com

Remesas: un enorme mercado mundial en transformación digital (1) [7]

Ventajas y desventajas de Bitcoin en el mercado de las remesas (2) [8]

Evolución, tendencias y rumbo del ecosistema Bitcoin en las remesas (4) [9]

Modelos de uso de empresas de remesas Bitcoin (5) [10]

Modelos de uso Bitcoin: HelloBit y Abra, las Uber de las remesas Bitcoin (6) [11]

Regulación remesas Bitcoin: ¿Legales o ilegales? (7) [12]

Modelos de usos remesas Bitcoin: Bitcamb.io y Monumus (8) [13]

La crisis de las remesas somalíes, ¿una oportunidad para Bitcoin? (9) [14]

Las remesas Bitcoin bajo la mirada de expertos españoles en la criptomoneda (10) [15]

Conceptos Bitcoin: ¿Qué es Rebittances? [16]

¿Qué es el sistema chino de envío de dinero y remesas Chop? [17]

¿Qué es el sistema de envío de dinero y remesas Hawala? [18]

EPL

© OroyFinanzas.com

[19]