- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Por qué los inversores compran bonos con tipos de interés negativos?

(OroyFinanzas.com) – En Europa hay ahora 1,5 billones de euros de bonos en circulación, con un rendimiento inferior a cero. Japón subastó bonos a finales del año pasado con un rendimiento negativo. Es decir, son inversiones que te garantizan perder dinero. Una situación sobre la que deberíamos reflexionar.

¿Qué podría inducir a la gente a comprar un valor con pérdida garantizada? Sólo hay dos explicaciones con sentido. Que los compradores piensen que Europa experimentará una deflación [1] prolongada o que, por otro lado, crean que alguien llegará antes de la fecha de vencimiento y ofrecerá un precio mayor del que pagaron por el bono.

Si bien es cierto que Europa, en su conjunto, está experimentando una leve deflación, la segunda explicación es también válida. Y el “tonto” que ha de venir tiene un nombre: Mario Draghi. Cuando el Banco Central Europeo (BCE) anunció el lanzamiento de las Quantitative Easing (QE) [2], Draghi dejó muy claro que el programa no descarta la compra de bonos con rendimientos negativos.

Los bancos centrales de todo el mundo están aplicando normas de libro para relajar las políticas monetarias [3] en un esfuerzo por aumentar el crecimiento económico. Unas actuaciones que no suelen aplicarse cuando las cosas van bien. En los últimos seis meses hemos visto recortes de tipos en Rusia –en defensa del rublo-, Noruega, Suecia [4], India [5], Canadá, Suiza [6] y Singapur [7]. Dinamarca ha reducido los tipos 4 veces [8].

Y mientras tanto existe la expectativa de que la Federal Reserve (FED) subirá las tipos en algún momento de este año. [9] La FED, tras su reunión de esta semana comentó que el incremento de los tipos podría tener lugar en función de los datos económicos. Una posibilidad que se nos antoja complicada, como también ha manifestado el comportamiento del mercado de los bonos.

La Reserva Federal

Según la FED, “… se prevé que la inflación disminuya aún más en el corto plazo, pero se espera que se eleve gradualmente hacia un 2% en el medio plazo, debido a que el mercado laboral mejora y a otros factores transitorios, como el precio de la energía”. Para la autoridad monetaria estadounidense las encuestas “basadas en las expectativas” futuras dibujan un escenario estable a largo plazo. Resulta llamativo que se trabaje en función de las encuestas y no en el comportamiento del mercado. Pero lo más desconcertante del informe de la FED es la sensación de que no tienen una idea clara de los motivos que causan la inflación [10] o deflación [1].

La inflación y la deflación actúan sobre el poder adquisitivo de la moneda. El valor del dólar lleva tiempo apreciándose y, de continuar en esta línea, puede dar al traste con las predicciones sobre inflación, por actuar como uno de esos “los factores transitorios”.

Después de casi 6 años de una flexibilización monetaria sin precedentes y una inyección de liquidez sin precedentes, el crecimiento económico no aparece. Y aun así, parece que Mario Draghi piensa que unos tipos muy bajos o negativos favorecerá este objetivo. ¿De verdad piensa que los bancos van a vender bonos del BCE y usar el dinero para invertirlo en préstamos dentro en un continente que se está cociendo en su propia deuda?

Cada desaceleración en el crecimiento en las últimas tres décadas – por lo menos – ha venido de la mano de una disminución de los tipos de interés. Eso permitió a los consumidores gastar y consumir más allá de sus necesidades. Pero ahora que ya no hay más demanda capaz de tirar hacia delante, lo que queda es el exceso de la producción. Con mucha oferta y poca demanda, los precios están obligados a caer y ningún recorte en los tipos de interés va a cambiar eso.

¿Dónde puede llegar todo esto? Pues un inversor europeo que no quiera asumir riesgos asociados al dólar ni padecer un interés negativo podría invertir en oro. Y esto no sería bueno para el crecimiento económico en Europa. Si el problema esencial de los inversores europeos es que no están dispuestos a asumir riesgos o renunciar a los beneficios de la inversión, pueden refugiarse en el oro o invertir en el dólar, que no tiene tipos negativos. Los EE.UU. deberían enviar a Draghi una tarjeta de agradecimiento para todo ese capital que está en camino.

Y cuanto más dinero tome la forma de dólares, mayor será su revalorización. El mundo está inundado de deudas establecidas en dólares y de subir la moneda, empresas y países endeudados tendrán problemas.

El camino seguido por los bancos centrales en la flexibilización de las políticas monetarias no va a ninguna parte, aunque ellos piensen lo contrario. Habrá que ver qué sucede durante el recorrido y cuando lleguen al final del mismo.

Fuente: AlhambraPartners [11]

© OroyFinanzas.com