- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Deuda mundial denominada en dólares de 9 billones podría revalorizar el precio del dólar

(OroyFinanzas.com) – La deuda emitida en dólares por muchos estados y corporaciones privadas, fuera de EE.UU., asciende a 9 billones de dólares, y gran parte de la misma tendrá que pagarse en los próximos años. Y tendrá que ser en dólares, que sigue siendo moneda de reserva mundial. Este es el razonamiento de algunos expertos, como el ex economista del Fondo Monetario Internacional (FMI) [2], Stephen Jen, que señala datos del Bank for International Settlements- BIS (Banco Internacional de Pagos de Basilea [3]) para reforzar su argumento.

Además, los bancos centrales que habían reducido sus tenencias dólares están empezando a revertir la tendencia, generando más demanda. La utilización del dólar en las reservas extranjeras mundiales se redujo a un récord del 60% en 2011, desde el 73% logrado una década antes. Actualmente, los dólares en reservas extranjeras se vuelto a incrementar hasta situarse en el 63%.

Así que la política monetaria de la Reserva Federal o la publicación de datos económicos pueden perder todo el sentido y ser engullidos por estas fuerzas del mercado, más grandes, que repercutirán sobre el valor de la moneda, aumentando el precio hasta un 9%, los próximos tres meses, según opina Stephen Jen. “La fortaleza del dólar no son sólo factores cíclicos, como el crecimiento. Y la consolidación reciente del precio probablemente se mantendrá en el tiempo”.

La mayoría de los analistas e inversores coinciden en las razones para la apreciación del dólar frente a sus principales rivales durante el pasado año: la perspectiva de un aumento en los tipos de interés en Estados Unidos frente a las políticas de otras naciones que optan por una flexibilización de la economía monetaria.

Chris Turner, jefe de estrategia en divisas de ING Groep NV, ve el dólar superando la paridad con el euro a mediados de año y lo justifica por las medidas adoptadas por los bancos centrales y sus políticas de tipos de interés negativos [4]. “Los bancos centrales vuelven a acumular sus reservas en dólares y, los tipos negativos de los bonos en la zona euro probablemente acelerará esta tendencia”.

David Bloom, jefe de estrategia global de divisas del HSBC Holdings Plc, señala que los efectos de la apreciación del dólar están en la divergencia de la política monetaria pero que, una vez surtido el efecto, el dólar “se estancará” por la falta de demanda en el mercado.

El multimillonario Bill Gross de Janus Capital Group Inc. ha venido apostando por los bonos del Tesoro contra los bonos alemanes, con la expectativa puesta en que el diferencial entre los tipos estadounidenses y europeos se reducirá. Una estrategia de inversión que califica como “el comercio del año”.

Adrian Lee, cuya compañía de inversión gestiona más de 5 mil millones, sí espera que el dólar mantenga su fortalecimiento y pone el énfasis en el contraste de políticas entre la FED y con un Banco Central Europeo (BCE) envuelto en una brutal expansión de la oferta monetaria [5]. “La dicotomía entre Europa y los EE.UU. es más que interesante”. Según razona “nuestra estrategia de inversión, en el plazo de un año, gira en torno al pronóstico de un euro cotizando muy por debajo de 1 dólar”. Y añade otro factor estructural que apoya la apreciación del dólar: la reducción del déficit de cuenta corriente de los EE.UU.

El descenso de los precios del petróleo ha ayudado a los EE.UU. a reducir su déficit comercial hasta el 2,3% ciento del producto interior bruto, según datos compilados por Bloomberg. Un dato que representa una bajada récord desde el 5,9% registrado en 2006.

Siguiendo con el análisis de Jen, el aumento de la deuda denominada en dólares en todo el mundo es la clave. Los 9 billones de dólares adeudados, fuera de los EE.UU., han aumentado desde los 6 billones contabilizados a finales de 2008, cuando la FED recortó el tipo de interés de referencia situándolo cerca de cero, abaratando el endeudamiento en dólares.

Y así lo hicieron grandes empresas con vocación internacional, como la productora de gas ruso Gazprom, la compañía española de telecomunicaciones, Telefónica SA o ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo. Cada una de ellas han acaparado cerca de 12 mil millones de deuda, en la moneda estadounidense desde entonces, según datos compilados por Bloomberg. En el lado institucional, Francia y Suecia están entre los mayores emisores de deuda soberana, pidiendo prestado al mercado más de 100.000 millones de dólares entre los dos. “Después de años de acumular una enorme cantidad de deuda en dólares, los prestatarios tendrán que encontrar la manera de pagarla”. Así que habrá una “gran demanda de dólares que tendrá un impacto mucho mayor en el precio de la divisa estadounidense que el propio crecimiento económico o la alteración de los actuales tipos de interés”.

Fuente: Bloomberg [6]

© OroyFinanzas.com

[7]