- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Los 6 grandes errores en el modelo económico de la FED

(OroyFinanzas.com) – El dólar estadounidense es la moneda de reserva mundial dominante. Todos los mercados, bien sean de acciones, bonos, materias primas o divisas se ven afectadas por el valor del dólar. Y el valor del dólar, su “precio”, viene determinado por los tipos de interés. Cuando la FED actúa sobre los tipos de interés, manipula y distorsiona todos los mercados del mundo.

La FED podría tener algún papel legítimo como un prestamista de emergencia de último recurso o como instrumento para inyectar liquidez al sistema y así contribuir a mantener la estabilidad de precios. Pero la realidad es que este prestamista de última instancia se ha transformado en un ente todopoderoso cuya función sobre la liquidez se limita ya a una manipulación masiva de los tipos de interés. Pero esta no es su única atribución.

El pecado original en lo que respecta a los poderes de la FED lo encontramos en la Ley de Pleno Empleo Humphrey-Hawkins de 1978, firmada por el presidente Carter. Esta disposición jurídica creó el “doble mandato”, que permitió a la FED considerar el empleo, y por extensión la economía en su conjunto como parte de sus competencias. Una situación mucho más allá de la original que consistía en limitarse a operaciones de liquidez directas. Así que Janet Yellen, presidenta de la FED –y firme defensora del doble mandato- es, de hecho, la planificadora económica de todo el mundo.

Pero como ya ha ocurrido con anteriores modelos económicos de planificación central, se producirá el colapso. Y además hay que sumar que Yellen no utiliza reglas prácticas sino una especie de modelos económicos esotéricos que no se corresponden con la realidad. Así, sólo hace falta recordar dos discursos donde describió su modelo como de “control óptimo” -junio de 2012- o de “política de comunicación” en abril de 2013.

Yellen utiliza la política de comunicación como instrumento para que individuos y mercados conozcan las intenciones de control óptimo de la FED. La idea es que con el tiempo, el mensaje sea interiorizado por los actores y que así se impulsen los préstamos, inversiones y el consumo. Todo en base a la promesa de continuar con tipos bajos. Esto llevará a un aumento de la demanda agregada, el aumento del empleo y un mayor crecimiento económico. Entonces, la FED puede comenzar flexibilizar su intervención para evitar un brote de inflación.

Pero los errores en el modelo de Yellen son numerosos. Aquí están algunos:

1) Tipos bajos: Según el modelo de Yellen unos tipos bajos, mantenidos en el tiempo, están encaminados a mejorar la economía antes de tener que emplear otras políticas alternativas. Así que si la economía mejora -bajo estas premisas-, políticas alternativas, como la subida de tipos tendrían que llegar pronto. Todo el enfoque es una mentira. Ahora la gente invierte con la política de tipos bajos pero también tiene en mente la promesa de subirlos si la economía mejora. Una situación que produce confusión.

2) Inversión y consumo: Las personas no son autómatas que actúan según los deseos de la FED. Y ante las contradicciones del modelo de Yellen, la gente prefiere atesorar su dinero y mantenerse al margen, antes confiar ciegamente en las predicciones de la FED. Y esta falta de inversión y consumo es lo que realmente está haciendo daño a la economía. Los economistas califican estas situaciones de “incertidumbre de régimen” y fue una de las principales causas de la extensión, sino el origen, de la Gran Depresión de 1929-1941.

3) Shadow banking: Con el fin de maximizar las ganancias con la política de tipos de interés cero de la FED, los bancos realizan operaciones ocultas, fuera de balance, como la permuta de activos, que aumentan exposición crediticia y sustancialmente el riesgo sistémico.

4) Robo a los ahorradores: La política de tipos de interés cero de Yellen es un robo masivo de los ahorradores. Este tipo tan bajo -en comparación con lo que sería un tipo normal del 2%-, sustrae de éstos 400 mil millones por año en beneficio del sistema bancario. Una situación que se ha prolongado los últimos 5 años. Un subsidio encubierto de los estadounidenses a los bancos de más de 2 billones de dólares.

5) La FED es ahora insolvente. La compra de bonos -altamente volátiles- a largo plazo en lugar de la inversión en cuentas seguras de tesorería a corto plazo, ha colocado a la FED en una situación insostenible. De contabilizarse de forma correcta esta situación, la FED tendría que declararse en quiebra. Y una subida de tipos pondría en evidencia esta situación. La insolvencia de la FED va a convertirse en un tema político importante en los próximos años y puede ser necesario un rescate financiero por parte de los contribuyentes.

6) Distorsión de precios: Inversores y los políticos se basan en los precios del mercado para tomar decisiones sobre política económica. ¿Qué sucede cuando hay señales de que los precios en los que se basan los políticos, son distorsionados y manipulados por los propios políticos? Pues algo parecido a cuando un ciego trata de guiar a otro ciego.

La FED está tratando de inclinar la psicología del consumidor hacia el gasto a través de su política de comunicación y de tipos bajos. Una aspiración muy difícil de lograr en el corto plazo. Pero una vez que cambie la psicología, es extraordinariamente complicado volver a introducir cambios de nuevo.

Si la FED tiene éxito aumentando las expectativas inflacionarias, esas expectativas pueden rápidamente quedar fuera de control como lo hicieron en la década de 1970. Esto significa que en lugar de una inflación [2] estabilizada en el 3%, la inflación puede saltar rápidamente a 7% o más allá. La FED cree que puede controlar una situación así pero van a descubrir que la psicología no es fácil de revertir y la inflación puede estar fuera de control.

La solución es que el Congreso derogue el doble mandato y devolver a la FED a su propósito original como prestamista de último recurso y proveedor de liquidez a corto plazo. Las políticas de centralizadas de planificación económica fracasaron con Stalin y Mao Zedong y también fracasarán con Janet Yellen.

Fuente: DailyReckoning [3]

© OroyFinanzas.com

[4]