Ascribe usa la blockchain de Bitcoin para el registro de propiedad intelectual

Copyright

(OroyFinanzas.com) – Las utilidades de la cadena de bloques (blockchain) de Bitcoin cada vez son más diversas. El proyecto de una startup berlinesa, Ascribe, hace uso de la tecnología Bitcoin para registrar los derechos de autor de obras de arte digital en la blockchain, lo que facilita la distribución por Internet sin temer que peligren los derechos de propiedad de los artistas, a la vez que facilita la venta de obras artísticas digitales, de igual manera que se vende un cuadro físico.

Ascribe que se traduciría en castellano como atribuir, asignar… permite literalmente eso. A través de esta aplicación, los artistas pueden registrar sus creaciones digitales bajo su propiedad intelectual con un sello del tiempo en la cadena de bloques de Bitcoin. Cuando los artistas venden la obra, la cadena de bloques de Bitcoin confirma que están transfiriendo los derechos de autor (en forma de una licencia) al nuevo propietario.

¿Cómo funciona Ascribe con la cadena de bloques de Bitcoin?

Los artistas registran sus obras digitales al registro de propiedad creado por Ascribe, que es seguro, de acceso público y que al igual que Bitcoin, es descentralizado y hace uso de la criptografía. En dicho resitro, cada obra recibe una entrada de la propiedad intelectual digital. El trabajo digital del artista se almacena de forma segura en la nube de la plataforma, y el título de la obra se atribuye al artista. La entrada del registro recibe un sello del tiempo y cada edición de una obra reciben una identificación criptográdica (crypto-ID) que es inseparable de la obra original.

La aplicación genera un certificado de autenticidad criptográfico (Cryptographic Certificate of Authenticity – CCOA) con el cual los artistas pueden demostrar la propiedad de la obra. Ascribe permite el registro de obras en cualquier tipo de formato, además de que asegura que los formatos de las obras incluidas en su registro serán actualizados cuando haga falta, para que el artista no tenga que preocuparse de ello.

Los artistas pueden fácilmente vender sus obras, efectuando transferencias de copyright a los nuevos dueños, sin que necesariamente sea algo público. Además, permite realizar préstamos de una obra durante un tiempo determinado (por ejemplo, cuando va a utilizarse en una exposición en un museo).

Una posibilidad para la industria de la música con Bitcoin

George Howard, publicaba hace unos días un artículo en Forbes, analizando las repercusiones que esta aplicación podría tener en la industria de la música, y que titulaba: “La cadena de bloques de podría salvar a la industria de la música… Si pudiéramos entenderla”.

En el texto Howard explicaba cómo el hecho de que todas las transacciones Bitcoin estén registradas en la cadena de bloques tiene un enorme potencial para la propiedad intelectual, y asegura que la industria musical podría convertirse en una “candidata ideal”, para este tipo de usos de Bitcoin. “Sin duda, un proceso de este tipo permitiría un enorme beneficio en el mejor seguimiento de reproducción de las canciones, que llevaría a una mejor retribución para los poseedores de los derechos”.

En este sentido, el autor pone el ejemplo de cómo podrían reducirse las controversias creadas por el pago de royalities a una artista que tiene un contrato con un sello discográfico, ya que ésta podría asignar los derechos de sus grabaciones a dicha empresa, y monitorear a través de la cadena de bloques la forma en la que su sello explota sus obras ( ventas, licencias, actuaciones en directo…). También tendían beneficios del uso de esta tecnología los artistas que liberan sus creaciones en la red, ya que a través del monitoreo de la blockchain, podrían comprobar de qué maneras se están usando los derechos de reproducción y de composición de sus obras.

Howard asegura además que sería imprescindible potenciar la educación sobre esta tecnología para lograr que su uso se generalice: “Las apuestas son demasiado altas, para por lo menos no intentar crear la misma transparencia en torno a la comprensión de la tecnología, al mismo nivel que se intenta crear transparencia en torno al uso de esta tecnología”, asegura.

Además Howard deja entrever en sus líneas que la condición para poder beneficiarse de esta tecnología es que la industria esté dispuesta a una mayor transparencia, ya que, las repercusiones directas de la implementación de este tipo de tecnología traería consigo una información precisa y exacta de cada obra artística, algo a lo que quizás los sellos discográficos no estén ni preparados ni dispuestos.

“Los artistas (visuales, musicales, o de otras disciplinas) realmente deben educarse a sí mismos acerca de estas tecnologías emergentes, o sufrir la suerte de ser explotados por aquellos que sí lo hacen”, concluye Howard.

Fuente: Forbes

© OroyFinanzas.com

Suscríbase al servicio de análisis de los mercados, metales y Bitcoin de los analistas de OroyFinanzas.com con ideas de trading y análisis exclusivos para suscriptores del servicio premium de OroyFinanzas.com. Más información en este enlace.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.
mencionado en: