- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Qué es la Organización Mundial del Comercio-OMC? World Trade Organization-WTO

(OroyFinanzas.com) –  La Organización Mundial del Comercio-OMC (World Trade Organization-WTO) es una entidad internacional que vela por las normas que rigen el comercio entre países. El objetivo de la OMC es ayudar a los productores de bienes y servicios, exportadores e importadores, y facilitar sus actividades comerciales. Los países miembros representan alrededor del 95% del comercio mundial.

Origenes de de la OMC

La Organización Mundial del Comercio hunde sus raíces en los Acuerdos Generales sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (General Agreement on Tariffs and Trade-GATT), firmados poco después de finalizar la II Guerra Mundial. El GATT pretendía establecer un “código de buena conducta”, entre los países firmantes y favorecer el comercio internacional reduciendo los aranceles, según un principio de reciprocidad. En enero de 1948, 23 países, entre los que figuraban EE.UU, Reino Unido, Francia, India, China, Sudáfrica o Siria firmaban el acuerdo de constitución.

Creación de la OMC

La siguiente fecha relevante la encontramos en 1986, cuando los miembros aprobaron iniciar una ronda de negociaciones comerciales multilaterales, destinada a sustituir y ampliar el conjunto de acuerdos, entonces en vigor. Estas largas conversaciones internacionales culminaron en 1994, ampliando las obligaciones contractuales de los firmantes y ampliando los campos de actuación. Así se estableció la creación de la OMC. Una emergente Comunidad Económica Europea junto a 75 países miembros del GATT se convirtieron en miembros fundadores de la OMC el 1 de enero de 1995. Los otros 52 miembros del GATT ingresaron en la OMC durante los 2 años posteriores. Desde entonces, otras 21 naciones han ingresado en este organismos internacional y 28 están actualmente negociando su inclusión.

En la actualidad, la OMC está integrada por 160 países, que representan más o menos el 95% del comercio mundial. Las decisiones de este organismo internacional son adoptadas por el conjunto de los países miembros. Normalmente por consenso. Aunque también es posible recurrir a la aprobación de acuerdos por mayoría de los votos emitidos, si bien ese sistema nunca ha sido utilizado en la OMC y sólo se empleó -en contadas ocasiones- en el marco de su predecesor, el GATT. Todos los acuerdos de la OMC deben ser ratificados por los parlamentos nacionales de los países miembros. El órgano superior de adopción de decisiones de la OMC es la Conferencia Ministerial, que se reúne al menos una vez cada dos años.

Según se lee en su página web –construida en los tres idiomas oficiales del organismo,  inglés, francés y español-, “los acuerdos los Miembros de la OMC” están encaminados a construir “un sistema de comercio no discriminatorio que precisa de sus derechos y obligaciones”. En este sentido, “todos los países reciben garantías de que en los mercados de los demás países se otorgará a sus exportaciones un trato equitativo y uniforme y todos ellos se comprometen a hacer otro tanto con las importaciones dirigidas a sus propios mercados”.

Áreas de negociación del OMC

-Mercancias: Desde 1995 los acuerdos del GATT actualizados se ha convertido en el convenio básico de la OMC en lo que se refiere al comercio de mercancías. Los anexos añadidos se centran en sectores específicos, como la agricultura y los textiles, y en cuestiones concretas, como, por ejemplo, el comercio entre estados, normas relativas a los productos, subvenciones o referentes a medidas antidumping.

-Propiedad intelectual: El Acuerdo de la OMC sobre propiedad intelectual consiste en una serie de normas que rigen el comercio y las inversiones en la esfera de las ideas y de la creatividad. Esas normas establecen cómo se deben proteger, en los intercambios comerciales, los derechos de autor, las patentes, las marcas de fábrica o comercio, las indicaciones geográficas utilizadas para identificar a los productos, los dibujos y modelos industriales, los esquemas de trazado de los circuitos integrados y la información no divulgada -secretos comerciales-, aspectos todos éstos conocidos como de “propiedad intelectual”.

-Solución de diferencias: La OMC establece un procedimiento para resolver desacuerdos comerciales y solucionar las diferencias, garantizando la observancia de las normas para asegurar la fluidez del comercio. De esta forma, los países someten sus diferencias a la OMC cuando estiman que se han infringido los derechos que les corresponden en virtud de los acuerdos firmados. Las opiniones de los expertos independientes, designados especialmente para el caso, toman como referencia la interpretación de los acuerdos y los compromisos individuales contraídos por los países.

-Examen de políticas comerciales: El Mecanismo de Examen de las Políticas Comerciales tiene por objeto promover la transparencia, aumentar la comprensión de las políticas adoptadas por los distintos países y evaluar su repercusión. Muchos miembros ven en estos exámenes un análisis constructivo de sus políticas porque todos los socios de la OMC deben someterse a este escrutinio periódico. Cada examen incluye el informe del país en cuestión y el de la Secretaría de la OMC.

-Servicios: Relativa a la prestación de servicios como bancarios, de compañías de seguros, empresas de telecomunicaciones, turismo, cadenas hoteleras o empresas de transporte. En la actualidad, este tipo de empresas pueden beneficiarse de un comercio más libre que, en sus orígenes, sólo se aplicaban al de mercancías. Estos principios se recogen en el nuevo Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS).

En este punto es importante señalar que muchos miembros de la OMC están utilizando esta plataforma para firmar otros compromisos individuales con otros países miembros, ampliando a otros sectores de servicios la competencia exterior y el grado de apertura de dichos mercados. El más importante de estos acuerdos paralelos es el denominado Trade in Services Agreement-TiSA [1], firmado ya por 50 países y rodeado de un enorme secretismo y controversia. Y puede generar aún más si, como se plantea desde la Unión Europea, puede generalizarse y hacerse extensivo a toda la OMC, “si suficientes miembros de la OMC se unen, TiSA podría convertirse en un acuerdo general dentro de la OMC”.

Retos de la OMC

El último acuerdo relevante para impulsar el comercio se alcanzó en diciembre de 2013 en Bali (Indonesia) y constituye el primero de alcance global desde la creación de la OMC en 1995. Y ha constituido un imprescindible impulso a un organismo que ha sido incapaz de cerrar acuerdos importantes, en favor del comercio mundial, en más de 10 años de infructuosas negociaciones entre sus miembros. De hecho, muchos de los representantes del organismo eran conscientes de que un nuevo fracaso o de posponerse en el tiempo el acuerdo, habría condenado a la OMC a la práctica irrelevancia internacional, en beneficio de los pactos bilaterales o regionales firmados al margen del organismo.

Artículos relacionados:

¿Qué es el Acuerdo sobre Comercio de Servicios? Trade in Services Agreement-TiSA [1]

¿Qué es el Acuerdo de Asociación Transpacífico? Trans-Pacific Partnership (TPP) [2]

¿Qué es el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión-TTIP? Trans-Atlantic Trade and Investment Partnership [3]

 

Fuente: WTO [4]

© OroyFinanzas.com

[5]