- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Puede Grecia seguir utilizando el euro si sale de la zona Euro del BCE?

(OroyFinanzas.com) – La tragedia de la crisis económica en Grecia y Europa parece indicar que un Grexit sería el final de Grecia en la zona euro, pero eso no es necesariamente así. Grecia puede, o seguir siendo un miembro de la zona euro y seguir utilizando legítimamente el euro como moneda de curso legal, o salirse de la zona euro y seguir utilizando el euro aunque ya no sea la moneda emitida por el Banco Central de Grecia. En ambos casos los ciudadanos griegos seguirían utilizando el euro en sus transacciones comerciales.

La probabilidad de una vuelta al drama griego es baja. La posibilidad de que un país en pleno colapso económico pueda lanzar una nueva moneda que sea universalmente aceptada en el país como unidad de cuenta es un reto más grande del que parece.

Que Grecia siga utilizando el euro como moneda aunque no sea de curso legal no es un disparate. Hay todo tipo de países en el mundo que aprovechan otras monedas. Zimbabwe, Ecuador y Panamá utilizan el dólar estadounidense sin ser miembros de la Reserva Federal – Fed (el Banco Central de Estados Unidos). Andorra, Kosovo (parte de Serbia), Montenegro, Mónaco, San Marino, y el Vaticano utilizan el euro sin ser miembros de la zona euro, aunque sean todos micro estados. Lo curioso es que la zona euro tampoco puede hacer nada contra esta opción a la que Grecia podría recurrir.

¿Si Grecia abandonara la zona euro, pero siguiera utilizando el euro como moneda de curso legal que estaría dejando?

Los griegos seguirían teniendo una estabilidad de precios relativa y los beneficios de tener una unidad de cuenta común de la zona euro y quizás sean los dos factores que más preocupan a los griegos que tienden a desconfiar de sus políticos.

Estabilidad de precios de la zona euro
Pero si Grecia se sale del euro ya no tendría acceso a las facilidades del Banco Central Europeo como prestamista de última instancia pero, por otra parte, quizás Grecia estaría mejor sin esas facilidades que les impone la Troika (BCE, Unión Europea y FMI) para evitar el bail-out [2]. Panamá ha sobrevivido y prosperado durante décadas sin tener acceso a las facilidades de la Fed.

Influencia de Grecia en la política monetaria de la zona euro
Grecia también dejaría de ser un miembro de Consejo de Gobierno del BCE y no podría influenciar su política monetaria pero, por otra parte, probablemente Grecia nunca ha tenido mucha influencia en comparación con los grandes países miembros de la zona euro. Los datos económicos de Grecia ya no se tendrían en cuenta para la zona euro, pero de todas formas solo supone un 2% aproximado del PIB de la zona euro y no es relevante para determinar la política monetaria.

Acceso al sistema de pagos europeos en tiempo real Target2
Grecia también dejaría de tener acceso al sistema Target2 [3] para liquidaciones en tiempo real, pero Dinamarca, Bulgaria, Polonia y Rumanía están todos conectados a Target2 sin ser miembros de la zona euro. Y si Grecia no tiene permiso para utilizar el sistema de pagos Target 2, puede crear su propio sistema o incluso contar con la ayuda de países como Rusia [4] o China para facilitar un sistema interno [5] o hacerse miembro de otro sistema.

Finalmente Grecia ya no se podría beneficiar de los ingresos por señoreaje del BCE. Los miembros de la zona euro reciben un porcentaje de los beneficios que el BCE realiza con su monopolio monetario. Pero esto no es demasiado relevante ya que el señoreaje, el beneficio que obtiene un emisor por la diferencia del coste de emisión y el valor nominal del dinero que emite, ya se quedó eclipsado y desde hace tiempo, por los ingresos de impuestos de los gobiernos modernos.

En ambos casos, siga siendo Grecia un miembro de la zona euro o no, las implicaciones son similares, y desde un punto de vista monetario poco cambiaría para Grecia.

¿Por qué es Grecia importante para la zona euro?
Lo único que sería diferente si Grecia deja la zona euro es que sus deudas con la zona euro se tendrían que liquidar. Grecia invirtió 200 millones de euros cuando se formó el BCE y tendría que vender su participación al resto de miembros por un precio razonable. Grecia también tendría que pagar las deudas acumuladas, que se conocen como el déficit Target2 que anda alrededor de los 100.000 millones de euros, muy superior al capital inicial que puso en el BCE.  La ventaja para los griegos si se quedan en la zona euro es que esa deuda no se haría efectiva hasta que se salen del euro. Las deudas de Target2 son por su propia naturaleza perpetuas y solamente una salida del euro provocaría una liquidación.

Pero si Grecia hace default simplemente dejaría de pagar todas las deudas o una parte importante de las mismas y podría seguir beneficiándose del euro sin ser un miembro de la zona euro.

Y por esa razón Grecia tiene tanto poder sobre los otros miembros de la zona euro. Si Grecia abandona el barco de la zona euro los otros miembros tendrán que asumir esas perdidas de forma efectiva. Y ¿qué pasaría con el próximo miembro que decida hacer lo mismo que Grecia? En este juego el último en irse de la zona euro sería el que se quedaría con la deuda de todos los otros. Para mantener el euro vivo, sus arquitectos, tienen la no fácil tarea de mantener a los griegos dentro de la zona euro y evitar que Grecia se salga de verdad del euro

Fuente: JPKoning [6]

© OroyFinanzas.com

[7]