Bitcoin XT y la nueva dimensión del consenso en Bitcoin para enero 2016

BitcoinXT

(OroyFinanzas.com) – Desde el pasado 15 de agosto, uno de los temas más discutidos en la comunidad Bitcoin es el Bitcoin XT. Pero, ¿qué es Bitcoin XT?

El origen de Bitcoin XT

Desde hace unos meses, el debate sobre el aumento del tamaño de los bloques está dividiendo a la comunidad Bitcoin, ya que las opiniones sobre la necesidad actual de ejecutar este cambio, la forma de llevarlo a cabo y muchos de los detalles sobre ello no está obteniendo el consenso habitual. Relevantes nombres de la industria Bitcoin, como desarrolladores, mineros, empresarios e inversores, además de los usuarios en los foros como BitcoinTalk, han expuesto durante meses sus opiniones al respecto, sin que el debate haya llegado a una conclusión final. Ante esta falta de consenso, la comunidad Bitcoin está mostrando una fuerte división, que se ha evidenciado categóricamente con la publicación de Bitcoin XT.

¿Qué es Bitcoin XT?

El Bitcoin XT es una modificación del código fuente de Bitcoin, el Bitcoin Core, que incluye cambios en el mismo y que se presentó públicamente el 15 de agosto 2015. Aunque por el momento, ambos códigos se comportan igual, el XT está diseñado para que el 11 de enero de 2016, el tamaño de los bloques (actualmente de 1 MB) se amplíe a 8 MG y a que se duplique cada dos años hasta alcanzar los 8,192 MB. Básicamente se trata de la implementación del BIP 101, propuesta por Gavin Andresen, para modificar el Bitcoin Core, pero que, ante la falta de acuerdos entre la comunidad, no se ha implementado. Precisamente Andresen, junto a otro de los desarrolladores de Bitcoin más conocidos, Mike Hearn, son quienes lideran el desarrollo de Bitcoin XT.

Además de la ampliación del límite del tamaño de los bloques, el Bitcoin XT incluye otros cambios como la retransmisión del doble gasto, medidas para prevenir los ataques DoS, permite la implementación de nuevas aplicaciones que utilizan transacciones parciales, y actualizaciones de la lista DNS Seed (que permiten la identificación de peers de la red Bitcoin cuando se inicia un nodo por primera vez, y también la identificación de las carteras ligeras/SPV).

Es necesario destacar que, según han anunciado públicamente sus creadores, el Bitcoin XT se implementará en enero 2016 únicamente si el 75% de los nodos mineros de Bitcoin han instalado el nuevo software. La página web xtnodes.com, contabiliza la cantidad de nodos que actualmente tiene la red Bitcoin y qué porcentaje de los mismos, utiliza el Bitcoin XT. En el momento de escribir esta información, el porcentaje alcanzaba el 11,1%, lejos aún de ese 75% que será necesario para que finalmente ambos software de Bitcoin se comporten de manera diferente y la cadena de bloques de Bitcoin sufra la primera bifurcación dura (hard fork, en inglés) intencionada.

¿Qué ocurrirá si finalmente se implementa el Bitcoin XT?

Si finalmente el Bitcoin XT obtiene el apoyo del 75% de los nodos mineros de Bitcoin con fecha de 11 de enero de 2016, dos semanas después, los tamaños de los bloques de estos nodos serán más grandes, además de que se implementarán también el resto de cambios programados en el Bitcoin XT, y esto implicará que los bloques minados por estos usuarios ya no serán compatibles con los bloques minados por los nodos mineros que utilizan el Bitcoin Core. Si finalmente esos nodos (que podrían suponer el 25%) no actualizan su software a Bitcoin XT durante ese periodo de dos semanas, la consecuencia será que la cadena de bloques de Bitcoin se bifurcará en dos. Por lo tanto, la moneda Bitcoin, podría dividirse, ya que, los mineros de ambas cadenas, podrán seguir minando bitcoins.

Los efectos adheridos a que efectivamente se produzca este hard fork en la cadena de bloques de Bitcoin son inciertos, y podrían derivar, entre otras cosas, en el doble gasto de bitcoins. Por ejemplo si un usuario de Bitcoin tiene sus bitcoins en dos carteras diferente, una en su teléfono inteligente y otra en su portátil que ejecutan versiones diferentes del código, y conscientemente o inconscientemente utiliza las mismas criptomonedas en las dos cadenas de bloques, podría ocurrir que esas monedas se gasten por partida doble.

Además y por descontado, si esta bifurcación tiene lugar y permanece en el tiempo, la credibilidad e imagen de Bitcoin se verá afectada, y como consecuencia su precio. Precisamente esto es lo que ocurrió los días posteriores al anuncio de Bitcoin XT, cuando se conoció el minado del primer bloque XT, el pasado 18 de agosto, y el precio de la criptomoneda descendió desde los 250 dólares hasta los 215 dólares en menos de horas horas. Actualmente el precio de Bitcoin se mantiene estable rondando entre los valores de 220 y 230 dólares.

Como era de esperar, las opiniones sobre el desenlace de esta doble dirección del software de Bitcoin, han explotado y las redes y foros echan humo desde el momento en el que Hearn publicaba en su blog la entrada con el anuncio. El desarrollador de XT comenzaba así: “Así que esto es todo. Aquí estamos. La comunidad se divide y Bitcoin se bifurcan: el software y, tal vez, la cadena de bloques también. Los dos lados de la división son el Bitcoin Core y una ligera variante del mismo programa, llamada Bitcoin XT”.

En el texto, Hearn contextualiza las razones por las que Andersen y él han apostado por la creación de un nuevo software, en el que los cambios, que según argumenta son defendidos por diferentes actores dentro de la industria y que responde a los principios marcados por Satoshi Nakamoto, no tienen cabida en el Bitcoin Core, y por lo tanto, la única vía posible que han entendido como viable es esta.

“De los 5 responsables del Bitcoin Core, Gavin [Andresen] y Jeff [Garzik] apoyan un fork pero los otros tres parecen creer que cualquier bifurcación dura (hard fork) polémica es impensable, una locura e imprudente, y que nunca debe ocurrir, ya que perjudicaría seriamente Bitcoin, tal vez incluso fatalmente. Si alguno de ellos está a favor de la resolución a través de un fork, no he visto que lo expresen es ningún lado. Estamos totalmente en desacuerdo con esta evaluación. No creemos que se caerá el cielo si se ejecutan bifurcaciones de la cadena. Creemos que la gente en el lado de los pequeños bloques de la cadena actualizará y continuará en el lado de los bloques grandes. Tendrán tiempo para ellos saber cómo hacer el cambio y se preparán. Pero por supuesto, esto no ha llevado a ninguna diferencia con respecto a la creencia de los desarrolladores del Bitcoin Core a los que no les gustan las bifurcaciones duras. Están firmemente en contra (…) Su punto de vista es que no debe haber ninguna alternativa a sus decisiones. Que todo a lo que se oponen, por la razón que sea, debe ser asesinado por siempre… y que Bitcoin es, pues, su juguete para hacer lo que les plazca. Este estado de cosas no puede seguir así. El proyecto de Bitcoin Core ha demostrado que no se puede reformar y debe ser abandonado”, asegura Hearn.

Críticas a Bitcoin XT

Las críticas a Bitcoin XT no se han hecho esperar. Para muchos bitcoiners existe la opinión generalizada de que esta actualización es apresurada, descuidada y potencialmente perjudicial para el proyecto Bitcoin. Algunos detractores argumentan además que, que la implementación del nuevo código dependa del apoyo del 75% de los nodos mineros, supone una mayoría demasiado pequeña.

Además, el problema de la privacidad del XT también se ha puesto en entredicho. Existe la preocupación entre numerosos bitcoiners de que los usuarios que se conecten a través de Tor a la red, puedan ser añadidos a una “lista negra” que revela sus direcciones IP y esto ha abierto la caja de pandora y ha llevado a la publicación de opiniones en las que se les acusa de incluso ser un software troyano.

Por si todo esto fuera poco, se están poniendo de relieve públicamente los diferentes interesen políticos, económicos e ideológicos de Bitcoin además de ponerse en entredicho la naturaleza descentralizada de Bitcoin al ponerse en duda que efectivamente los cambios en el código de Bitcoin respondan efectivamente al consenso de la comunidad y no a las opiniones partidarias de los desarrolladores principales (Core Developers). En este sentido, además, la propuesta de Hearn y Andersen ha sido acusada de proponer una gobernanza de Bitcoin diferente, en la que la última palabra la tienen ellos y no el consenso dentro de la comunidad.

Después del lanzamiento público de BitcoinXT, alguien reacio a la propuesta de la que se desconoce la autoría ha lanzado una versión protesta denominada NotBitcoinXT que está exclusivamente diseñado para poner en duda las afirmaciones de consenso en torno al nuevo software, ya que se trata de una versión del Bitcoin Core, que sin embargo marca los bloques que mina como XT y que, por lo tanto, siembra las dudas sobre la veracidad de las cifras de los bloques que efectivamente podrían estar siendo minados con el nuevo software.

Reaparición de Satoshi Nakamoto

También muy comentado ha sido el hecho de que tras el anuncio de Bitcoin XT, un texto firmado por Satoshi Nakamoto, haya visto la luz, aunque con dudas consistentes de que se trate del mismo Satoshi y no de alguien que ha suplantado su identidad a través de su correo. En cualquier caso, se trate o no del mismísimo Satoshi, resulta relevante que el que lo haya escrito lo haya hecho concibiendo como necesaria la opinión del misterioso creador de Bitcoin en este debate.

“He estado siguiendo los debates del tamaño de bloque recientes a través de la lista de correo. Yo esperaba que el debate se resolvería y que una propuesta lograría un consenso generalizado. Sin embargo, con el lanzamiento formal de Bitcoin XT 0.11a, esto parece poco probable que suceda, y por eso me veo obligado a compartir mis preocupaciones acerca de este peligroso fork”, asegura Satoshi en el texto.

“Los desarrolladores de este fork Bitcoin afirman estar siguiendo mi visión original, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Cuando diseñé Bitcoin, fue diseñado de una manera tal que las futuras modificaciones a las reglas fueran difíciles sin un acuerdo casi unánime de consenso. Bitcoin fue diseñado para ser protegidos de la influencia de los líderes carismáticos, incluso si su nombre es Gavin Andresen, Barack Obama, o Satoshi Nakamoto”, afirma.

“Casi todo el mundo tiene que estar de acuerdo en el cambio, y tienen que hacerlo sin ser forzados o presionados. Haciendo un fork de esta manera, estos desarrolladores están violando la “visión original” que pretenden honrar”, continúa.

“Si dos desarrolladores pueden hacer un fork de Bitcoin y tener éxito en la redefinición de lo que es “Bitcoin”, entonces no tendré más remedio que declarar Bitcoin un proyecto fallido. Bitcoin estaba destinado a ser a la vez técnica y socialmente robusto. Ha sido muy decepcionante ver el desarrollo de esta situación actual”, concluye el texto firmado por Satoshi Nakamoto.

Nueva dimensión en el consenso de Bitcoin

De lo que no hay duda es que Bitcoin XT ha llevado el debate del consenso en Bitcoin a una nueva dimensión y la comunidad está reaccionando ante ello.

Esta misma semana, más de 30 desarrolladores y contribuidores de Bitcoin Core, entre los que están Wladimir van der Laan, Greg Maxwell, Peter Todd, el español Jorge Timón y Charlie Lee, hacían pública una carta abierta en la que defendían llegar a un consenso técnico sobre la escalabilidad de Bitcoin:

“Estamos comprometidos con Bitcoin y receptivos a las necesidades de la comunidad. Durante los últimos cinco años, hemos escrito código y gestionado más de 50 actualizaciones de bitcoin y revisado más de 45 propuestas formales para mejorar el rendimiento, seguridad y escalabilidad de Bitcoin. Las discusiones técnicas, aunque a veces calientes, siempre se centran en la mejora de Bitcoin”.

Además aseguran que “están convencidos que trabajando conjuntamente podremos ponernos de acuerdo en la mejor de las maneras de proceder” e invitan a la comunidad a participar en los dos talleres programados para los días 12 y 13 de septiembre en Canadá y 6 y 7 de diciembre en Hong Kong para hablar de la escalabilidad de Bitcoin.

El desenlace de Bitcoin XT dependerá del consenso alcanzado en la comunidad. Lo que es seguro es que lo que queda de 2015 se presenta caliente para la criptomoneda y su futuro. Una nueva dimensión se ha abierto que creará muchísimas dudas en el mercado y en el precio de bitcoin hasta que esta cuestión se resuelva.

© OroyFinanzas.com

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.
mencionado en: