- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

15% de la red Bitcoin instala Bitcoin Classic y se intensifica la división en la comunidad

(OroyFinanzas.com) – La primera versión del Bitcoin Classic, un hard fork [2] del código fuente [3] de Bitcoin que propone un aumento del tamaño de los bloques de 2MB, está lista para ser descargada y su lanzamiento público, como era de esperar, ha levantado de nuevo la polémica en la comunidad Bitcoin. Desde que se activase la descarga de la primera versión del Bitcoin Classic (0.11.2) el pasado miércoles, entre 738 [4] y 833 [5] nodos de la red, según la fuente que se consulte, ya la han instalado. La red Bitcoin cuenta actualmente con más de 5.400 nodos [6] activos, por lo que el porcentaje de nodos que, de momento, han apostado por Classic, y por lo tanto por el aumento del tamaño de los bloques a 2 MB, es de cerca del 15%.

Es indudable que el aumento de los nodos que han instalado el Bitcoin Classic es elevado, aunque se trata de una versión de prueba y no está preparada para minar, por lo que no pueden contabilizarse aún la cantidad de bloques minados con Classic, que será lo que finalmente determine la activación del hard fork [2], ya que para que el código de Bitcoin Classic comience a reconocer como válidos los bloques de 2 MB, es decir para que se active, es necesario que 751 de los últimos 1.000 bloques minados apoyen los bloques de 2MB.

Una vez que eso ocurra, se dará un periodo de 28 días para que todos los nodos y mineros actualicen su software al Bitcoin Classic y los bloques más grandes comenzarán a ser aceptados como válidos en ese momento, creando una incompatibilidad con los bloques que sean minados con otros softwares y, por lo tanto, creando una bifurcación [7] de la cadena de bloques (blockchain) [8] de Bitcoin.

 

Total nodos de la red Bitcoin (12 de febrero de 2016)

Nodos red Bitcoin (feb 2016)
Fuente: CoinDance

Evolución nodos Bitcoin Classic (Enero-12 defebrero 2016)

Nodos Bitcoin Classic (feb 2016)
Fuente: CoinDance

Pero por el momento, tanto el software del Bitcoin Classic, como el de Bitcoin Core [3], se comportan igual. De hecho, el software de Classic está basado en la versión del Core 0.11.2 y el equipo del Classic ya ha anunciado que en unas semanas lanzarán una nueva versión basada en la última versión del Core 0.12. A la vez que desarrollarán “mejoras que han sido exigidas por los mineros y compañías desde hace un mucho tiempo”, como son la disminución de los tiempos de validación de los bloques y de la propagación.

Con el lanzamiento de la primera versión del Classic también se presenta una lista actualizada de los desarrolladores y colaboradores que han participado en su desarrollo: Además de Gavin Andresen [9] y Jeff Garzik, entre los desarrolladores listados están Pedro Pinheiro, Tom Zander y Jon Rumion. Llama por tanto la atención que Jonathan Toomim, que lideraba el desarrollo cuando Classic se hizo público a principios de enero [1]y que ha sido durante todo este tiempo la personalidad pública que ha representado la propuesta, figura como “asesor externo”, junto a Peter Rizun, también promotor de la propuesta en sus inicios. Por su parte, el exmiembro de la junta directiva de la Bitcoin Foundation, Olivier Janssens, aparece como “facilitador” y Marshall Long, CTO de Final Hash, como encargado de minería.

Se intensifica la división en la comunidad Bitcoin

Coinbase, a través de su CEO, Brian Armstrong, ha sido la primera empresa relevante del ecosistema que anunciaba su apoyo a Classic.

Polémica ha sido la concisa respuesta que, horas después, recibía Armstrong de Bram Cohen, creador de BitTorrent y defensor de Bitcoin Core:

Además, tras hacerse público el lanzamiento de la primera versión de Bitcoin Classic el conglomerado Bitcoin Roundtable [14], que se define como una comunidad de negocios, casas de cambio, mineros, carteras y grupos de minería Bitcoin, y que representa al 90% de la potencia de hash de la red, hacía público un documento titulado “una llamada al consenso” [15] en el que llaman a todos los contribuidores de Bitcoin a resolver sus diferencias para colaborar en la hoja de ruta de la escalabilidad, ya que aseguran, “las divisiones en la comunidad Bitcoin sólo pueden solucionarse si los desarrolladores y colaboradores pueden dar el primer paso y cooperar entre sí”.

El documento, firmado por Phil Potter de Bitfinex, Valery Vavilov de BitFury, Bobby Lee de BTCC, Ronny Boesing de CCEDK, Wang Chun de F2Pool, Marco Streng de Genesis Mining, Charlie Lee el creador de Litecoin [16], entre otros, enumera en 5 puntos su apoyo a Testigos Segregados (Segregated Witness) [17], rechazan un “polémico” hard fork (sin mencionar a Classic) y añaden que en el plazo de tres semanas los desarrolladores de Bitcoin Core hagan pública una hoja de ruta respecto a un fututo hard fork para aumentar el tamaño de los bloques y abogan por llevar a cabo implementaciones a través de hard forks únicamente cuando haya un consenso generalizado porque de lo contrario “tienen el potencial de causar pérdidas de confianza y monetarias”.

Por el momento, la polémica parece que continuará. Las próximas semanas serán, sin duda, claves para el desenlace del tamaño de los bloques [18]. Y mientras esta batalla se juega en las esferas políticas y técnicas de la comunidad, sorprende que el lanzamiento de la primera versión de Classic no ha afectado al precio del bitcoin que se mantiene en un rango entre los 370-380 dólares en el que lleva dos semanas.

EPL

 

[19]