- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

China invertirá 10.000 millones en Europa del Este en competencia con la UE

(OroyFinanzas.com) – China lidera el proyecto “16+1” (16 países de la zona CESEE y China) con la pretensión de promover una cooperación política con los países del Centro, Este y Sureste de Europa (CESEE) y desarrollar, de forma conjunta, el potencial económico de todos estos países. Un paso más en la estrategia china de realizar millonarias inversiones y consolidar su red de comercio conocida como “Silk Road Economic Belt” o la Ruta de la Seda china. Según los analistas geopolíticos, la zona CESEE es la puerta de entrada a Europa occidental desde Rusia y puede operar en ambos sentidos. La guerra económica por influir en estos países es constante entre EE.UU., Europa, Rusia y China.

El pasado 5 de noviembre, representantes de China y de los países CESEE celebraron su quinta cumbre anual Riga (Letonia). Esta reunión, precedida de multitud de encuentros previos preparativos, entre diferentes representantes del mundo académico y empresarial de todos los países involucrados, finalizó con el anuncio chino de realizar una millonaria inversión económica en el proyecto [2]. De esta forma y por medio del Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), el mismo que organiza la partcipación de China en el mercado del oro de Londres [3], serán cerca de 10.000 millones de euros los destinados a un fondo de inversión si bien, el objetivo es recaudar 50.000 millones de euros para financiar proyectos en infraestructuras, manufactura de alta tecnología y otros bienes de consumo de la zona CESEE.

Nueva era de cooperación intensa entre Europa del Este y China

Hace sólo unos años, el contacto entre todos estos actores era muy limitado y poco propicio. En la década de 1990 y principios de 2000, tras el colapso de la Unión Soviética, muchos de los gobiernos del CESEE no querían ningún tipo de relación con países de ideología comunista. Sin embargo, con el devenir del tiempo y los nuevos planes chinos, materializados en distintos proyectos como la Ruta de la Seda [1], la Ruta marítima de la Seda [4], el Asian Infrastructure Investment Bank – AIIB [5] o el New Development Bank (NDB) [6], creado junto a los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), las barreras han ido cayendo y las relaciones se han estrechado. De hecho, la colaboración China-CESEE se encuentra actualmente en su mejor momento desde la fundación de la República Popular de China en 1949. Entonces, todos estos países –que orbitaban en torno a la URSS- fueron de los primeros en reconocer al nuevo estado comunista, un hecho que Pekín considera de un significado simbólico especial.

La opinión de distintos expertos coincide en señalar que las relaciones entre China y CESEE pueden ir mucho más allá de este primer y significativo acercamiento. A principios de este año, el presidente de China, Xi Jinping, visitó la República Checa, Serbia y Polonia para estrechar lazos y tratar la conveniencia de que estos países pudieran ser parte activa en los planes chinos. Para poner datos en contexto, estos 16 países mantuvieron en 2015 un volumen de negocio con China similar al establecido entre Rusia y China.

Las inversiones chinas realizadas hasta el momento se han centrado en la creación de infraestructuras para el transporte como la construcción de la línea de alta velocidad ferroviaria Budapest-Belgrado o la proyectada para unir Hungría con Grecia. Todas estas conexiones ferroviarias son ramales que facilitarán una mejor comunicación entre China y Europa.

[7]