- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

China podría sustituir como inquilino a EE.UU. en las islas portuguesas de las Azores

(OroyFinanzas.com) – La decisión de EE.UU. de reducir drásticamente su presencia en la base militar de Lajes (Azores-Portugal) puede tener consecuencias no deseadas por los estadounidenses. China se postula para sustituir a los anteriores inquilinos, ampliar las infraestructuras y realizar inversiones.

A principios de este año, una reestructuración de la fuerza aérea estadounidense en Europa redujo el personal asignado en la base de Lajes drásticamente.  Los EE.UU. que han venido utilizado este enclave, situado a más de 1.500 kilómetros al oeste de Portugal, como punto de reabastecimiento de vuelos trasatlánticos, calificaban ahora su presencia en la isla como prescindible. Una decisión que no ha sentado bien en Portugal por el impacto económico que supondría para la economía del archipiélago. Así que sin una reconsideración de la decisión estadounidense o una compensación económica por la retirada, el actual gobierno luso maneja otras posibilidades.

El primer ministro luso, Antonio Costa, ve como probable que China ocupe la base aérea de Lajes Field para “estudios científicos” aunque matiza que está posibilidad en ningún caso afectaría las relaciones de Portugal –país miembro de la OTAN- y sus pactos de defensa con los EE.UU. [1]

Pero por si acaso, en EE.UU., hay políticos que creen un error abandonar las islas Azores. Devin Nunes, congresista estadounidense de origen portugués se ha embarcado en una campaña para bloquear la decisión del Pentágono [2], argumentando que “después de invertir millones y millones de dólares para acondicionar las infraestructuras de Lajes Field”, no tienen sentido que China se aproveche de las inversiones estadounidenses. Y no sólo eso, con el cambio de inquilino, los chinos poseerán una base en el corazón del océano atlántico.

China quiere expandir sus bases militares en todo el mundo para controlar rutas comerciales y marítimas

El interés de los chinos por el archipiélago portugués no es nuevo. Según denuncia Nunes, que además es el portavoz del Comité de Inteligencia en el Congreso, oficiales chinos han visitado las islas Azores en los últimos años y sus pretensiones abarcan mejorar y acondicionar las actuales infraestructuras e, incluso, la construcción de una nueva base naval. La conclusión del congresista es clara; los chinos podrían usar las islas Azores para propósitos militares. Así que insta a los políticos a adoptar las medidas necesarias para evitar que China posea una base permanente en el Atlántico.

En Portugal, la oposición política al gobierno apuesta por mantener la colaboración con los EE.UU. y evitar nuevas inversiones extranjeras. Según critican, Antonio Costa actúa de manera irresponsable permitiendo a China un acceso libre a las islas.

En China, oficialmente y en palabras del primer ministro Li Keqiang, consideran a Portugal un “buen amigo dentro de la UE” y por eso se apuesta por intensificar la cooperación entre los dos países. De hecho, de materializarse la presencia china en Azores, podrían fortalecerse las relaciones y establecerse algún tipo de colaboración conjunta entre las marinas de ambos países. Las Azores siguen a la base militar en Djibouti/Yibuti (en el estratégico estrecho de Hormuz) [3], su futura presencia en Siria, Birmania y otras alianzas militares para hacer frente a EE.UU.

[4]