- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

La fiesta monetaria del BCE seguirá a toda marcha en 2017 – Reunión de diciembre de 2016

(OroyFinanzas.com) – El Banco Central Europeo (BCE) ha extendido, durante al menos nueve meses más de lo previsto en un principio, su programa de compra de activos APP, conocido popularmente como QE europeo. El APP durará hasta finales de diciembre de 2017 en vez de acabar en marzo de 2017. Así que, a partir del próximo mes de abril, el volumen de compra mensual bajará a 60.000 millones, frente a los 80.000 millones mensuales destinados hasta marzo de 2017. El BCE ha decidido, como en todas las reuniones anteriores de 2016 mantener los tipos de interés en el 0%.

Objetivos del BCE para 2017

Todas estas medidas persiguen no molestar en el calendario electoral europeo de 2017, sobre todo el alemán (que abarca de agosto a octubre [2]), y seguir inyectando suficiente liquidez para poder salvar a los moribundos bancos y empresas europeas a las que se dedica con mimo el BCE. La sufrida población pagará la ola de inflación [3] que trate de resolver el problema de la adicción a la deuda. Aunque los ciudadanos de a pié no lo quieran ver, la cuenta, al final, la tendrá que pagar alguien de alguna forma.

El BCE comprará un total de 2,3 billones de euros en “activos”

El BCE mantiene su programa de compra de activos durante un mínimo de 9 meses más de lo previsto y esto significa que comprará 540.000 millones de euros para engrosar su balance ya de por sí sobre dimensionado. Desde el comienzo del programa APP en marzo de 2015 hasta su anunciado final el BCE  comprará 2,3 billones de euros (dos veces y pico el PIB de España).

El BCE rebaja los vencimientos porque se le acaban los activos que puede comprar

Además Mario Draghi ha declarado que a a partir de enero de 2017 el BCE ampliará el rango inferior de vencimientos de la deuda que puede adquirir bajo su programa. La razón es simplemente que al BCE se le están acabando los activos que comprar para cumplir con sus propias normas y tienen que comprar deuda con un vencimiento a un año en vez de dos o más.

El BCE comprará activos por debajo del coste de la facilidad de depósito si quiere

Si no fuera suficiente el  BCE podrá, si así lo considera, comprar deuda con rentabilidad inferior a la ofrecida por la facilidad de depósito [4], actualmente fijada en el -0,40%.

[5]