- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Está siguiendo Bitcoin la estela de la burbuja de los tulipanes de hace 400 años?

(OroyFinanzas.com) – Mientras muchos nuevos analistas financieros se suben a la ola de bitcoin y pronostican nuevas alzas en los precios y un futuro prometedor, también hay quien advierte de que podríamos estar repitiendo el esquema que terminó con la burbuja de los tulipanes hace ahora 4 siglos

Elliott Prechter no es un analista cualquiera. Es hijo del famoso analista técnico Robert Prechter, quien popularizó la conocida como Teoría de las Ondas de Elliott, desarrollada por Ralph Nelson Elliott en 1939. El mérito reconocido de Prechter padre consistió en rescatar este estudio del olvido y utilizarlo para predecir el desplome del mercado bursátil de 1987. Ahora es su hijo Ellitott, quien alerta sobre la posibilidad de repetir un escenario similar al que tuvo lugar en Holanda hace 400 años.

Elliott Prechter cuenta con el mérito de llevar tiempo estudiando el ecosistema bitcoin, y tiene en su haber, haber vaticinado el crecimiento del precio de bitcoin ya en el año 2010, cuando la criptomoneda apenas costaba unos centavos de dólar. En septiembre 2010, escribió un artículo en The Elliott Wave Theorist sobre bitcoin, cuando el valor de la criptomoneda se situaba en 6 centavos de dólar. Sin embargo, muy pocos en el mundo financiero tomaron en serio un análisis que “resultó ser la oportunidad de compra no sólo de toda una vida, sino de todos los tiempos” pues, no en vano, la revalorización de bitcoin desde entonces hasta su máximo histórico –alcanzó los 3000 dólares por unidad el pasado mes de junio- se sitúa en las 50.000 veces.

El pasado 13 de julio, Elliott Prechter volvío a firmar un artículo en The Elliott Wave Theorist, sólo que en esta ocasión para alertar sobre lo que puede ser una nueva burbuja de los tulipanes encarnada en bitcoin. Para Prechter, las cada vez mayores previsiones sobre el crecimiento del precio de bitcoin tienen cierta similitud con el ambiente reinante en 1999, justo antes de la explosión de la burbuja de puntocom y aunque “a tecnología ha avanzado mucho, la psicología humana sigue siendo la misma”. En este sentido, recoge las previsiones de otros analistas como Ronnie Moas que situa el precio en 5.000 dólares “en pocos meses”, Tom Lee, que que calcula el precio entre los 20.000 y 50.000 dólares, el legendario inversionista Bill Miller, poseedor declarado de bitcoins desde 2014 o bancos como Goldman Sachs y Morgan Stanley que en informes recientes también han abordado la cuestión de bitcoin y la tecnología subyacente detrás, blockchain.

El argumento de Prechter gira en torno dos factores, “la psicología optimista” que reina en el ecosistema bitcoin y “los fundamentos” de la tecnología, en peligro por un exceso de transacciones y altas comisiones, que pueden formar cuellos de botella y saturar los bloques de la cadena o imposibilitar las transacciones sin una elevada comisión asociada. Estos factores podrían hacer “colapsar” la criptomoneda y desplomar su actual valor si surge un competidor con mejores prestaciones. “La escalada de precios y el sentimiento maníaco que ha llevado a los precios actuales han empequeñecido incluso el fervor provocado por los tulipanes hace casi 400 años”. Sin embargo, en su informe, Prechter se muestra optimista, “en un futuro lejano”, con la tecnología subyacente –blockchain- que califica de “brillante”.

Ahora bien, recientemente –con fecha posterior a la publicación del artículo de Prechter- la comunidad Bitcoin parece haber solucionado los problemas de escalabilidad y crecimiento a los que hace mención en su análisis, aprobando por consenso mejoras en el código de la criptomoneda que solucionarán los problemas señalados y abren nuevas posibilidades de desarrollo. Este acuerdo llega tras dos años de largos debates y posiciones encontradas que habían enfrentado a los distintos actores que forman parte de la comunidad.

[1]