- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

China se postula para comprar directamente el 5% de la petrolera saudí Aramco

(OroyFinanzas.com) – Según información de Reuters, petroleras chinas podrían haber realizado una oferta directa para hacerse con el 5% de Aramco por un valor cercano a los 100.000 millones de dólares

Las petroleras estatales chinas PetroChina y Sinopec, que forman parte de un consorcio estatal de fondos soberanos de riqueza china, se han dirigido a las autoridades saudíes para comprar este porcentaje de Aramco directamente. Según fuentes de la industria, “los chinos quieren asegurar los suministros de petróleo y estarían dispuestos a adquirir un 5 por ciento de la sociedad, o incluso más”.

El origen de esta historia se remonta al año pasado, cuando el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, anunció la posibilidad de sacar al mercado alrededor del 5 por ciento de Aramco, la joya de la corona saudita, en 2018. Esta oferta pública inicial (IPO) por Saudi Aramco debía ser la pieza central de un plan de reforma económica de Arabia Saudita para diversificar su economía más allá del petróleo, al tiempo que contribuirían los ingresos obtenidos a cuadrar los presupuestos del Reino, que se ha visto afectado por los bajos precios del petróleo en los últimos años. Precisamente, estos precios bajos han generado algunas dudas sino críticas en Arabia, sobre todo en los trabajadores y directivos de Aramco, que argumentan que se está cediendo parte de la joya de la corona a extranjeros a bajos precios debido al actual bajo precio del petróleo. Estos desacuerdos internos entre lo que algunos asesores recomiendan y lo que quiere el príncipe heredero han motivado el retraso de la operación de venta de la compañía. De hecho, se ha llegado ha propuesto posponer la venta más allá de 2018 confiando que para entonces el precio del barril se haya estabilizado en torno a los 60 dólares.

Las dudas actuales en el entorno de Aramco giran en torno a vender una parte de las participaciones a los chinos y otra a pequeños inversores a través de las bolsas de Nueva York, Londres o Hong Kong, aunque la realidad de que China sea su mayor comprador de petróleo tiene el atractivo añadido de que se convierta en un socio fundamental dentro de la compañía. Y de ahí, esta alianza podría extenderse en un movimiento recíproco y Aramco podría realizar inversiones en la industria de refinado de crudo en China. Además, las exportaciones saudíes de petróleo podrían verse beneficiada y recibir un nuevo impulso con un pacto de suministro por separado con la recién creada Corporación Nacional de Petróleo Offshore de China. Así que de materializarse esta última opción y vender el 5% directamente a China, podría incluso cancelarse la esperada salida a bolsa, si bien esta alternativa parece difícil.

Además del interés chino, existen otros fondos de Corea del Sur, Japón o incluso Rusia que también han mostrado su interés por adquirir una participación en Aramco.

 

[2]