- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Podrían los bancos centrales empezar a comprar bitcoin y otras criptodivisas?

(OroyFinanzas.com) – Según Eugene Etsebeth, ex empleado del Banco de la Reserva de Sudáfrica, en el año 2018 podríamos asistir a la compra de criptomonedas por parte de los bancos centrales para reforzar sus reservas de divisas

Una de las funciones principales de un banco central es gestionar las reservas oficiales de oro y otros activos varios. Estas reservas son esenciales para garantizar que un país pueda cumplir con sus obligaciones cambiarias y mantener la confianza en sus políticas monetarias y económicas. La estabilidad financiera que proviene del almacenamiento del oro y otras reservas internacionales ha protegido históricamente el bienestar económico de los ciudadanos en caso de crisis externas. Entre estas reservas también encontramos los conocidos como Special Drawing Rights-SDR (Derechos Especiales de Giro-DEG) [1], valores negociables denominados en monedas extranjeras, letras del tesoro, bonos y acciones corporativas o préstamos en moneda extranjera.

Los SDR son un activo de reserva internacional, creado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para complementar las reservas oficiales de sus países miembros. Su valor se compone de una cesta que incluye 5 divisas: dólar estadounidense, euro, yen japonés, libra esterlina y el yuan chino, que se incorporó a este selecto club el 1 de octubre de 2016 [2]. Actualmente, el valor de todos los DEG que se han creado y asignado a los bancos centrales que integran las siete economías más potentes del mundo (G7) está en torno a los $ 291 mil millones. Por cierto, que el FMI también ha valorado crear una criptodivisa para incorporarla a los SDR.  [3]

La tesis de Etsebeth [4] gira en torno a la idea de que cuando estos bancos centrales del G7 comprueben cómo bitcoin y otras criptomonedas se conviertan en la mayor divisa internacional por capitalización bursátil no les quedará más remedio que tomarlo en consideración en sus políticas. En la actualidad, y antes de cerrar el año, la capitalización bursátil de bitcoin ha superado los $320 mil millones, superando a los DEG. Un hecho incontestable al que se suma otro, la naturaleza global de las criptomonedas que permiten un acceso comercial las 24 horas, los 7 días de la semana. Y las reservas extranjeras se utilizan también para facilitar el comercio internacional y compartir reservas de moneda con un socio comercial facilita el comercio. Para Etsebeth, en 2018, las criptomonedas como el bitcoin se utilizarán para el comercio internacional pero de manera moderada porque los altos retornos como inversión fomentarán una estrategia de “retención” para los países del G7. Etsebeth también cree que las criptomonedas cumplirán con un nuevo rol, como una especie de oro digital.

Así que a medida que se hace evidente la debilidad sistémica de las monedas fiduciarias y se contrapone con la irrupción de las criptomonedas a la que estamos asistiendo, los bancos centrales, con sus gobernadores y presidentes a la cabeza, apostarán por desviarse de las políticas de inversiones actuales para incorporar estos nuevos activos a sus reservas. “Bitcoin y otras criptomonedas seleccionadas se agregarán a la lista de valores y monedas elegibles. El dinero del banco central se verterá en criptomonedas”. Pero eso sí, la mayoría de estos bancos centrales del G7 probablemente usarán fondos externos para invertir en criptomonedas actuando de forma discreta, “no esperen que esta información esté disponible gratuitamente. Esto sucederá en la oscuridad porque los viejos hábitos tardan en morir”.

[5]