Francia busca profundizar lazos comerciales con Rusia y China

AimoreAimore

(OroyFinanzas.com) – Francia está perdiendo interés por el comercio transatlántico. La salida del Reino Unido de la zona euro, Brexit mediante, y las políticas del presidente Trump en EE.UU., con su eslogan de “America First”, están dibujando un nuevo escenario en el comercio internacional y Europa puede estar revaluando los lazos comerciales surgidos tras la segunda guerra mundial. El ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, ha manifestado que el país galo espera que tanto China como Rusia puedan jugar un papel importante como contrapeso a las relaciones comerciales más tradicionales, y ahora también más inciertas, de Europa con Estados Unidos y Gran Bretaña. Según el político francés, en declaraciones al Wall Street Journal, “nos estamos moviendo de un mundo dominado por unas relaciones transatlánticas muy exclusivas hacia un reequilibrio”, y por eso apunta a construir una “red troncal” comercial que vaya de Europa a Beijing vía Moscú.

Las declaraciones de Le Maire son interpretadas como un adelanto de las propuestas que el presidente galo, Emmanuel Macron, planea lanzar en su primera visita a China, prevista para este mismo mes de enero, y posteriormente en el Congreso Financiero Internacional de San Petersburgo anunciado para el mes de mayo. Esta iniciativa francesa surge como respuesta a la cada vez más evidente brecha entre las relaciones entre Europa y EE.UU. En diciembre, Le Maire y otros cuatro ministros de finanzas europeos escribieron al secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, para expresar su preocupación por la reforma de la legislación tributaria corporativa impulsada en EE.UU. porque creen que otorga ventajas fiscales desleales a las empresas e inversiones estadounidenses y podrían provocar su fuga de Europa. Además, el ministro galo también se ha mostrado muy crítico con Washington por mantener la amenaza de “sanciones extraterritoriales”, articuladas en forma de leyes que permiten a Washington penalizar a las compañías extranjeras con operaciones estadounidenses para hacer negocios en Rusia. Para Le Maire, la materialización de este tipo de sanciones convertirían a los EE. UU. en “el gendarme de facto del comercio global”.

Unas amenazas a las que Rusia ya ha anunciado las contramedidas necesarias y que también podrían afectar a Francia en el futuro. Francia es el mayor inversor extranjero en Rusia, y las empresas francesas son las que más empleo en el extranjero generan, con casi 170.000 empleados. Pero estos datos se han visto afectados por las sanciones impuestas por la UE a Rusia tras su anexión de Crimea en 2014. Las importaciones de Francia desde Rusia se redujeron a 5.540 millones de euros en 2016 desde 10.230 millones de euros en 2014. Por su parte, las exportaciones cayeron a € 4.890 millones desde los € 6.700 millones en el mismo período.

Otro de los objetivos manifestados por Le Maire es tratar de reavivar estos lazos económicos entre Francia y Rusia, una vez levantadas las sanciones. Por el momento, “no se cumplen las condiciones para que levantemos o aliviemos las sanciones, pero espero, realmente espero, que esta situación evolucione”.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.
mencionado en: