La joyería responsable de disparar la demanda de oro en China

Dragon dorado© PixelRockstar.com

(OroyFinanzas.com) – Según datos de la Asociación China del Oro, el consumo de oro subió un 9,4 % para llegar a las 1.089 toneladas destacando el interés por la joyería en las ciudades menos prósperas de la China continental

La demanda de oro en China continental volvió a crecer el año pasado gracias en gran medida al creciente apetito por las joyas, especialmente en las ciudades menos pudientes. Así lo ha manifestado Zhang Yongtao, vicepresidente de la asociación China del Oro en declaraciones publicadas la semana pasada. Según el directivo, la demanda aumentó en casi un 10%, situándose muy por encima de los datos registrados en 2016, donde la demanda llegó a caer un 6,7%. De esta forma, China mantiene su corona, como el mercado del oro más grande del mundo por quinto año consecutivo. China es el mayor productor y consumidor de oro del planeta. El segundo país en el escalafón es India que ha visto caer el consumo de oro en el país a mínimos de 8 años, situándose en las 650 toneladas según datos del Consejo Mundial del Oro. Y es precisamente en India donde las autoridades se han mostrado más activas para tratar de incorporar al mercado financiero el oro en posesión de sus ciudadanos.

Como señalamos, la demanda de joyas en China ha sido especialmente fuerte, con un aumento del 10,4 % para situarse en las 696,5 toneladas. Una recuperación espectacular frente a la caída del 19 % observada un año antes y esta tendencia es la que ha posibilitado impulsar los números totales de la demanda del oro en China. El año pasado, 2017, el apetito por la joyería de oro fue particularmente robusto en las ciudades de menor nivel adquisitivo, esas que se encuentran más en el interior del país, pues son las zonas costeras las que experimentan un mayor desarrollo económico. Y en opinión de Zhang Yongtao la tendencia podría continuar durante el presente año, “la demanda de oro podría seguir siendo constante este año porque hay señales tempranas de que la tendencia de crecimiento continuará”.

Por otro lado, la demanda de lingotes aumentó un 7,3 por ciento para situarse en las 276,4 toneladas, lo que sugiere su atractivo como inversión a medida que el gobierno ha endurecido las restricciones a las inversiones inmobiliarias y las salidas de capital. Si nos fijamos en la producción nacional, ha caído un 6% para llegar las 426 toneladas en 2017, lo que supone el primer retroceso en la producción desde el año 2000, según la Asociación China de Oro. Aún así, China sigue siendo el principal productor de oro del mundo por undécimo año consecutivo. La asociación achaca el descenso a las nuevas medidas de protección ambiental más estrictas, gravámenes fiscales más pesados ​​y la dura campaña emprendida contra los contaminadores, lo que ha obligado a las fábricas a detener la producción. El pasado mes de agosto, las autoridades de la parte continental implantaron un impuesto de protección ambiental, que entrará en vigor en este 2018.

Por último, la economía continental creció a un 6.9%, algo más de lo esperado y esta circunstancia ha podido reforzar la confianza del consumidor y empujar el consumo de joyería.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.

1 Comentario en "La joyería responsable de disparar la demanda de oro en China"

  1. Buenas tardes Estimados:

    La sabiduría ancestral de los países orientales se impone, debido a que en esos lugares desde tiempos muy remotos, sus habitantes han aprendido a valorar lo que realmente tiene valor, que se mantiene con el paso del tiempo y por eso atesoran metales preciosos en forma de joyas, aún en los estratos menos cultos de sus poblaciones.

    En contrapartida, los países occidentales han sido engañados para atesorar papeles o dígitos que al carecer de valor real, pierden su precio con el paso del tiempo y donde los estafadores han aprovechado la ingenuidad de la gente, para venderles timos tales como son las criptomonedas, que por cierto, como no valen nada y que han sufrido variaciones irracionales en sus precios, que los hacen tender hacia cero, como pasa con el Bitcoin, cuyo precio subió desde cero hasta casi 20.000 US$ hace poco tiempo y hoy va en caída libre con un precio de cerca de 6.000 US$, con lo cual se han arruinado algunos tontos y se arruinarán los que aún quedan, creyendo en las bondades de esas fantasías para ilusos y gran negocio para los estafadores, por lo cual medios como Facebook han prohibido hacerle publicidad.

    Por otra parte, aunque muchos no lo entiendan, actualmente hay amenazas geopolíticas para muchos países del mundo, como las que voy a compartir a continuación, porque han ocurrido graves eventos económicos y naturales a nivel global, que tienen a las mayores potencias del mundo y a otros actores geoestratégicos menores, quienes también quieren pescar en ríos revueltos, a punto de invadir y someter naciones y con cualquier pretexto, enfrentarse en una tercera guerra mundial, para poder recuperarse del colapso económico en sus naciones y para prepararse para el futuro, que por cierto no luce nada halagador.

    A continuación las reflexiones a modo de Editorial:

    En los países del hemisferio Norte (Rusia, Usa, Europa, China) están ocurriendo fenómenos climáticos extremos, que están congelando todo y matando de frío a los seres vivos y de continuar este problema de pequeña edad del hielo, habrá mayor interés en la búsqueda de recursos naturales tales como son: minerales estratégicos, agua, tierras fértiles, combustibles o alimentos y algo que no valoran muchos, que es el clima cálido de las latitudes ecuatoriales, debido a que al estar muy cerca al paralelo 0°, lo que garantiza más luz y calor del sol, condiciones que son necesarias para sobrevivir en caso de inviernos más prolongados y más crudos, donde incluso pudiera haber años sin: primavera, otoño ni verano.

    Por otra, parte China se está convirtiendo en un desierto, donde las tormentas de arena de los desiertos del Norte como el de Gobi, contaminan con polvo a la ciudad de Pekin.

    Para completar estos problemas climáticos, la aplicación de teorías fracasadas como son el keynesianismo y el monetarismo, han arruinado y quebrado a los países del primer mundo y los han hecho caer en deudas impagables y en una burbuja de liquidez, donde los líderes ingenuos, creen que el crecimiento de los índices bursátiles o el abultamiento de las cifras nominales en las cuentas bancarias son un éxito, aunque los países no produzcan nada.

    Así que visto todo lo anterior, las condiciones están dadas, para que esos países con problemas de tipo económico y climático, busquen alguna excusa válida, para invadir, fragmentar y repartir algunos países, como si se tratara de unas reses, si los ciudadanos racionales no logramos ver y entender las verdaderas dimensiones reales del problema de tipo geoestratégico y económico actual a nivel global y teniendo en cuenta que las crisis nacionales: económica, social, política y humana, en que cayeron países como Venezuela, por citar solo uno, es producto de las malas praxis económicas, que pudieran ser promovidas por intereses ajenos a esa nación, mediante el uso de caballos de Troya vestidos de azul o de rojo, para: manipular, dividir, engañar y enfrentar a los ingenuos.

    Reflexión final: Si una onza troy de oro equivale a 19 barriles de petróleo Brent y si Venezuela tiene las mayores reservas de crudo del mundo, entonces esa nación está montada sobre una mina de oro muy mal administrada y por lo tanto, la pregunta es ¿Porqué los ciudadanos venezolanos tienen que: enfrentarse entre si, permitir invasiones, abandonar el país para ser humillados, ofendidos y despreciados o resignarse a morir de hambre y de enfermedad, por falta de racionalidad de sus líderes y la ambición de intereses geo-estratégicos o económicos?

    Nota: Se esperan las respuestas racionales, de la mentes más brillantes del mundo, para que opinen respecto a estas reflexiones, no aptas para Bots (metáfora).

    Saludos cordiales,
    A. Uribe

Dejar un comentario

Tu email no será publicado


*


mencionado en: