- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

La joyería responsable de disparar la demanda de oro en China

(OroyFinanzas.com) – Según datos de la Asociación China del Oro, el consumo de oro subió un 9,4 % para llegar a las 1.089 toneladas destacando el interés por la joyería en las ciudades menos prósperas de la China continental

La demanda de oro en China continental volvió a crecer el año pasado gracias en gran medida al creciente apetito por las joyas, especialmente en las ciudades menos pudientes. Así lo ha manifestado Zhang Yongtao, vicepresidente de la asociación China del Oro en declaraciones publicadas la semana pasada. Según el directivo, la demanda aumentó en casi un 10%, situándose muy por encima de los datos registrados en 2016, donde la demanda llegó a caer un 6,7%. De esta forma, China mantiene su corona, como el mercado del oro más grande del mundo por quinto año consecutivo. China es el mayor productor y consumidor de oro del planeta. El segundo país en el escalafón es India que ha visto caer el consumo de oro en el país a mínimos de 8 años, situándose en las 650 toneladas según datos del Consejo Mundial del Oro. Y es precisamente en India donde las autoridades se han mostrado más activas para tratar de incorporar al mercado financiero el oro en posesión de sus ciudadanos [1].

Como señalamos, la demanda de joyas en China ha sido especialmente fuerte, con un aumento del 10,4 % para situarse en las 696,5 toneladas. Una recuperación espectacular frente a la caída del 19 % observada un año antes y esta tendencia es la que ha posibilitado impulsar los números totales de la demanda del oro en China. El año pasado, 2017, el apetito por la joyería de oro fue particularmente robusto en las ciudades de menor nivel adquisitivo, esas que se encuentran más en el interior del país, pues son las zonas costeras las que experimentan un mayor desarrollo económico. Y en opinión de Zhang Yongtao [2] la tendencia podría continuar durante el presente año, “la demanda de oro podría seguir siendo constante este año porque hay señales tempranas de que la tendencia de crecimiento continuará”.

Por otro lado, la demanda de lingotes aumentó un 7,3 por ciento para situarse en las 276,4 toneladas, lo que sugiere su atractivo como inversión a medida que el gobierno ha endurecido las restricciones a las inversiones inmobiliarias y las salidas de capital. Si nos fijamos en la producción nacional, ha caído un 6% para llegar las 426 toneladas en 2017, lo que supone el primer retroceso en la producción desde el año 2000, según la Asociación China de Oro. Aún así, China sigue siendo el principal productor de oro del mundo por undécimo año consecutivo. La asociación achaca el descenso a las nuevas medidas de protección ambiental más estrictas, gravámenes fiscales más pesados ​​y la dura campaña emprendida contra los contaminadores, lo que ha obligado a las fábricas a detener la producción. El pasado mes de agosto, las autoridades de la parte continental implantaron un impuesto de protección ambiental, que entrará en vigor en este 2018.

Por último, la economía continental creció a un 6.9%, algo más de lo esperado y esta circunstancia ha podido reforzar la confianza del consumidor y empujar el consumo de joyería.

[3]