- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

La deuda estadounidense ante una posible guerra comercial global

(OroyFinanzas.com) – El reciente plan anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer tarifas aduaneras al acero y aluminio de importación, podría afectar al mercado de la deuda estadounidense.

La medida adoptada por los EE.UU no sólo ha sacudido los mercados financieros, también ha puesto a los analistas en guardia [1] ante una posible contestación de los países más afectados. Con la decisión de Trump, se abre la puerta a que algunos socios comerciales de EE.UU tomen represalias y se deshagan de sus bonos del Tesoro estadounidense. Si China, Japón u otras naciones poseedoras de deuda estadounidense se desprenden de ella, los mercados podrían resentirse.

“Las amenazas son reales”, sostiene Kristina Hooper, estratega jefe de mercado global de Invesco en Nueva York. Sin embargo parece poco probable que Pekín, Tokio y otros bancos centrales opten por esta medida. Más que nada porque son los mayores poseedores y es como si se pegaran “un tiro en el pie”, señala Jack McIntyre, gerente de cartera de Brandywine Global Investment Management en Filadelfia. En cualquier caso, esta posibilidad surge en el peor momento porque, como apunta Kevin Giddis, jefe de mercados de capital de renta fija con Raymond James en Memphis, “el Tesoro necesita, más que nunca, aprovechar los mercados de capitalpara pagar los abundantes recortes de impuestos aprobados hace unos meses”. Por el momento, Canadá y la Unión Europea se han manifestado preparados para tomar contramedidas, mientras que China ha optado por pedir moderación a Trump.

Por otro lado, y como es lógico, el anuncio de Trump ha sido celebrado por los productores nacionales de acero y aluminio, que lo califican como de movimiento para combatir las prácticas de exportación cuestionables realizadas en otros países. Un anuncio que tuvo recorrido en la cuenta de Twitter del presidente, “las guerras comerciales son buenas”.

A fines de 2017, los gobiernos extranjeros poseían $ 4,03 billones o casi el 29% de los $ 14,47 billones de bonos del Tesoro en circulación. China y Japón, dos de los principales socios comerciales de Estados Unidos, también son los dos principales tenedores de bonos. Entre ambos suman $ 2,25 billones. El déficit comercial de Estados Unidos con China se sitúa en los $ 375 mil millones y con Japón en unos $ 69 mil millones.

[2]