- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Breve historia de las monedas de reserva mundial

(OroyFinanzas.com) – Históricamente, una moneda única ha desempeñado un papel dominante a nivel mundial para, pasado un tiempo, ser sustituida por otra.

Vamos a hacer un poco de historia [1] y señalar aquellas monedas que han tenido la consideración de moneda de reserva mundial y el tiempo que ha durado su hegemonía.

En tiempos pretéritos el dracma de plata acuñado en Atenas podría ser la primera de estas monedas, nada menos que en siglo V aC. A Grecia le sustituyó Roma, como potencia hegemónica y sus monedas de oro como el Aureus y el Denario obtuvieron esa misma consideración por un amplio espacio de tiempo, desde el siglo I aC hasta el siglo IV d. La inflación causó una importante devaluación de las monedas emitidas por los romanos [2], perdiendo adeptos poco a poco hasta la aparición del Solidus, emitida durante el Imperio Bizantino y moneda dominante en el comercio internacional desde el siglo V hasta el siglo VI. El Dinar árabe reemplazó al Solidus como una moneda de comercio mundial entre el siglo VII y el siglo X y en el siglo XIII surge el Fiorino en Florencia que dominará hasta el siglo XV.

A partir de ahí, distintos países han sido los protagonistas de esta historia monetaria, como Portugal que durante un espacio de 80 años (1450-1530) su moneda fue la predominante en el comercio hasta que la crisis de sucesión en la corona portuguesa causó su caída. Después se impusieron las monedas españolas durante 111 años (1530-1641), el mayor espacio de tiempo registrado por una moneda de reserva internacional. A los españoles les sobrepasó el auge del comercio holandés, con la conocida Compañía de las Indias Orientales holandesa que impusieron su dominio durante 78 años (1642-1720). Es en este momento cuando las facturas de papel comenzaron a reemplazar las monedas físicas. Francia toma el relevo tras imponerse en las guerras contra los holandeses y durante 95 años (1720-1815) impone su propia moneda en el comercio internacional.

Tras la derrota de Napoleón en Waterloo emerge el Reino Unido como potencia hegemónica y la libra británica se impondrá durante 105 años como la moneda de comercio mundial dominante (1815-1920). La Compañía Británica de las Indias Orientales, las compañías navieras británicas -líderes en el mercado- o las aseguradoras británicas se convirtieron en compañías pujantes y líderes en el comercio a nivel mundial. El declive de la compañía británica de las Indias Orientales y el comienzo de la Primera Guerra Mundial marcan el principio del ocaso de la libra en el comercio mundial.

Después de la Primera Guerra Mundial, el dólar estadounidense se convierte en la moneda comercial clave hasta nuestros días por el papel clave desempeñado por la economía de los Estados Unidos en el comercio mundial. El sistema de Bretton Woods en 1944 [3] estableció un régimen cambiario donde el dólar estadounidense adquiría la condición de moneda de reserva si bien entonces quedaba vinculada al precio del oro, a un cambio de 35$ por onza de oro. Sin embargo, en la década de 1970, el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, liberó al dólar de esta paridad, creando los mercados de divisas flotantes que existen en la actualidad [4]. Desde 1920 hasta la actualidad han transcurrido 98 años.

Así que como podemos ver, las monedas de reserva modernas han liderado el dominio global durante un promedio de 95 años, con una variación promedio de 10 años. Según la ley de promedios, el dólar estadounidense tiene otros 7 años como moneda de reserva mundial si bien, evidentemente, no es un cálculo exacto y por eso surgen vaticinios sobre cuándo será sustituida y, sobre todo, por quién.

Para convertirse en una moneda de reserva deben darse cuatro requisitos [5], como necesidad, liquidez, disponibilidad y seguridad. Un posible aspirante que suena es la moneda china, el yuan [6]. A principios de 2009, Nouriel Roubini, profesor de Economía en la Universidad de Nueva York, atrajo la atención mundial con un artículo escrito en el New York Times donde planteaba la posibilidad de que el yuan chino [7], sustituyera al dólar estadounidense como principal moneda de reserva mundial [8] en el futuro. Transcurrida casi una década del artículo, es cierto que tanto el yuan como la economía de China han crecido extraordinariamente pero sustituir al dólar de su trono no parece que vaya a ser una tarea fácil.

[9]