- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Consecuencias de la inclusión del yuan chino en la cesta Special Drawing Rights del FMI

(OroyFinanzas.com) – China ha estado interesado en los Special Drawing Rights-SDR (Derechos Especiales de Giro), al menos, desde los años setenta. Pero fue en 2009 cuando se postuló, públicamente, para formar parte de los mismos. Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Central de China (PBOC), pidió la sustitución del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial [2], con el objetivo de salvaguardar la estabilidad económica y financiera mundial. Y el instrumento sustituto deberían ser los SDR, que “no se han desarrollado debido a las limitaciones en la asignación y el alcance de sus usos” pero, a pesar de todo, sí tienen el potencial de convertirse en “la luz del túnel que guíe la reforma del sistema monetario internacional”.

¿De que se componen los SDR?

En la actualidad, los SDR están compuestos por cuatro divisas; dólares estadounidenses (41,9%), euros europeos (37,4%), la libra esterlina británica (11,3%) y el yen japonés (9.4%). Los porcentajes asignados a cada moneda se ajustan en función de su importancia en el comercio internacional y en la cuantía que representan como reservas de divisas, almacenadas por los Estados.

Volviendo al discurso de 2009, de Zhou, “una moneda de reserva supra soberana no sólo elimina los riesgos inherentes de crédito” que tiene asociada del uso de una sola moneda nacional sino que también “favorece la liquidez mundial” y, por eso, “los SDR tiene las características y el potencial para actuar como una moneda de reserva súper-soberana”. Para el entonces gobernador del Banco Central de China, “la canasta de monedas que forman la base para la valoración del SDR o DEG debería ampliarse para incluir otras monedas de las principales economías”.

La situación de los SDR en 2015

Años después, en marzo de 2015, un funcionario del Banco Central de China publicita el “contacto permanente” el FMI [3] y las autoridades el país, para incluir al yuan dentro de la cesta de los SDR. Y añade su esperanza de que “el FMI tenga en cuenta los avances de la internacionalización del yuan [4] y lo incluya en dentro de los SDR en un futuro próximo [5]”. Los contactos llevan tiempo desarrollándose. Desde marzo de 2013, por ejemplo, el FMI y el Banco Central de China celebran una conferencia conjunta, en Beijing, sobre política monetaria en un contexto internacional, evaluando las consecuencias para China. La conferencia reúne a expertos internacionales, académicos chinos, funcionarios del Banco Central de China y funcionarios del FMI. Y “en el contexto de la crisis financiera global y el uso de la política monetaria no convencional, y sus implicaciones en la política monetaria, así como el conjunto de instrumentos de los bancos centrales”.

Cada cinco años hay una revisión de la cesta que compone los SDR. La última reunión al respecto fue en 2010. La director gerente del FMI, Christine Lagarde, visitará China en marzo de este año para participar en el Foro de Desarrollo de China. Una ocasión perfecta para reunirse con las autoridades anfitrionas y ¿proponer la incorporación del yuan a la cesta del SDR? [5]

Gerry Rice, Director de Comunicación del FMI fue preguntado por la visita de Lagarde a China. En el tema que nos ocupa, recordó que la reunión para valorar la composición de los SDR está prevista para finales de año y expuso los criterios necesarios para la inclusión de una divisa, “el tamaño de las exportaciones de un país y si su moneda es de libre uso. Así se estableció en la última reunión de 2010”. Entonces, “el yuan cumplió el criterio de exportación pero no así, el criterio de libre uso”. Sin embargo, “desde entonces, por supuesto, ha habido una serie de acontecimientos relacionados con el uso internacional del yuan, y en la próxima revisión se estudiarán estos desarrollos”.

¿Y qué significa que una moneda sea considerada de “libre uso”? El término proviene de 1978, cuando entró en vigor la segunda enmienda del Convenio Constitutivo del FMI y el concepto de “monedas convertibles” fue reemplazado por el término “moneda de libre uso”. En un documento del FMI publicado en 2011 encontramos una explicación “El concepto de libre uso hace referencia a que deben de tener una amplia difusión en el uso y en el comercio y servir a fines operativos importantes”. Lo que no parece excluir al yuan.

En los últimos años, las autoridades de China han aflojado de manera constante los controles de capital [6], permitiendo que el yuan se convierta en la quinta moneda más popular para la liquidación de pagos globales [4]. Actualmente hay, al menos, 60 bancos centrales que  incluyen el yuan entre sus reservas de divisas. En octubre de 2014, el Reino Unido emitió su primer bono soberano en yuanes del mundo occidental. Y la estrategia de Londres está en convertir la ciudad, en el centro comercial offshore de referencia en yuanes [7], a medida que sigan cayendo las restricciones de uso no doméstico. Así que podemos concluir que el yuan está siendo actualmente, “ampliamente utilizado” y “ampliamente negociado”.

Otro dato importante. El comité que estudia los criterios de admisión de monedas, señaló en un informe de abril de 2011 “que la ampliación de la cesta de SDR a las principales monedas de los mercados emergentes, en condiciones apropiadas, y en base a criterios de transparencia, podría ampliar aún más el papel de los SDR en el sistema monetario internacional”. ¿Y qué moneda emergente podría ser? Parece que ninguna otra tiene más posibilidades que el yuan chino.

Fuente: Bullionstar [8]

© OroyFinanzas.com

[9]