- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿El yuan y el franco suizo más cerca de incorporarse a los Derechos Especiales de Giro del FMI?

(OroyFinanzas.com) – La sustitución del dólar estadounidense como la principal moneda de reserva en el sistema financiero mundial podría ser el mayor cambio que experimente el mundo. Y así lo experimentaremos la mayor parte de nosotros. Cuando la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) [2], Christine Lagarde, pronunció, el año pasado, un discurso en el que mencionó el número 7 en numerosas ocasiones, Internet se incendió con teorías y análisis de numerología en torno a la “magia del siete”. Pero lo cierto es que, estas menciones, poco tiene que ver con lo esotérico sino con los próximos cambios en la composición de los Derechos Especiales de Giro (Special Drawing Rights-SDR) [3]. Y conectado con esto directamente está también la suspensión de la paridad franco suizo-euro, dictada recientemente por el Banco Central de Suiza. [4]

La paradoja de Triffin y las monedas de reserva mundial

El saldo del sistema de pagos que soporta el dólar de los Estados Unidos ha enfermado debido a los desequilibrios. Este hecho se representa en la conocida como paradoja de Triffin, que explica los desafíos a los que se enfrenta una moneda nacional específica, cuando es utilizada como moneda de reserva mundial [5].

En este caso, la cantidad de dólares estadounidenses almacenados como reservas de divisas de otros países, genera una presión interna sobre el propio dólar, lo que a su vez obliga a los EE.UU. a imprimir más moneda, lo que a su vez promueve deficiencias y presiones sobre el tipo de cambio del dólar.

Para terminar con este círculo, todos los actores, incluidos los propios Estados Unidos, han acordado que el dólar debe reducir su presencia en las reservas extranjeras, y que “algo” supra soberano –por encima de monedas nacionales- sea utilizado como unidad de cuenta internacional. Los Derechos Especiales de Giro (SDR), del Fondo Monetario Internacional, podría ser la próxima referencia que ocupe el trono abandonado por los dólares estadounidenses.

Composición de los SDR

Actualmente, la cesta que compone los SDR consta de cuatro monedas; el dólar, el yen japonés, la libra británica y el euro. Pero para ganar mayor legitimidad, como una unidad global de cuenta, la composición de la cesta tiene que ampliarse e incluir una representación más equilibrada de las economías más grandes del planeta. Y es indiscutible que China está entre ellas. Así que la inclusión del yuan chino, prevista para finales de este año, se acepta ya como inevitable por algunos analistas.

El yuan es la quinta moneda más negociada en el mundo [6]. Por tanto, si el SDR va a incorporar la moneda china, las monedas que le preceden en esta clasificación se añadirán también a la cesta.

Por poner un ejemplo, y según datos del Banco Internacional de Pagos de Basilea [7], son 7 las divisas que lideran estas cuatro clasificaciones:

Internacionalización de los Títulos de Deuda
Facturación Global en el Mercado Cambiario
Volumen de Negocio Global en el Mercado de Derivados
Exportaciones y flujos financieros

Y estas son las 7 monedas en casi todos los casos:

  1. Dólar de los Estados Unidos
  2. Euro de la zona Euro de la Unión Europea
  3. Yen japonés
  4. Libra esterlina
  5. Franco suizo
  6. Dólar canadiense
  7. Yuan chino

Las 4 primeras divisas forman parte de la actual composición de los SDR. Entre ellas y el yuan chino, hay otras dos monedas que parecen haber quedado un poco en el olvido.

El caso del franco suizo

Para que el franco suizo pudiera ser considerado parte de la cesta tenía que terminar con la anterior paridad con el euro [4] y desenvolverse libremente en el mercado. Esto significa que también el yuan debería, en los próximos meses, obviar su actual paridad establecida con el dólar y orientarse más a la realidad del mercado, antes de ser añadido a la cesta.

La legitimidad de la cesta, y su capacidad para estabilizar la liquidez global y el nuevo tipo de cambio, requiere que las 7 monedas mencionadas estén presentes.

En un informe presentado a los Ministros de Finanzas del G20 [8] y a los gobernadores de bancos centrales -el 11 de septiembre de 2014-, el Fondo Monetario Internacional, el Banco de Internacional de Pagos, y el Consejo de Estabilidad Financiera, revisaron y actualizaron las lagunas de datos existentes en cuanto a la exposición de divisas en el extranjero.

Este informe está directamente vinculado a las próximas discusiones en torno a ajustes en la cesta del SDR, y al mecanismo de reestructuración de la deuda soberana. Así, en esta reestructuración del mecanismo se abordará la creciente crisis de deuda soberana para permitir una reasignación de los instrumentos de SDR, en el marco del mecanismo de designación.

En este mecanismo de designación, los países miembros del FMI que tienen posiciones externas fuertes –como prestatarias-, pueden adquirir SDR con divisas de libre conversión, de los miembros que tengan posiciones más débiles.

El uso de las cuentas de sustitución asegurará que no haya pérdidas en el proceso de cambio. Cuando consideramos la gran cantidad de dólares existentes en reservas extranjeras, pensemos en la deuda soberana de EE.UU. que atesora China. El uso de un mecanismo de designación y la metodología asociada sólo funcionará si las anteriores 7 monedas se incluyen en la composición SDR, para crear la estabilidad y la legitimidad necesaria.

El FMI ha estado insistiendo, entre los países miembros, que los datos requeridos tienen que actualizarse. Esta semana, Canadá fue informada de nuevo, al tiempo que se le solicitaba la adopción de nuevas medidas para hacer frente a un mercado local sobrevaluada. En enero, Christine Lagarde, viajó a China para discutir sobre las mejoras a implementar en la presentación de datos.

Una parte del citado informe, estipula que la disponibilidad de mantener y desarrollar “tipos de interés adecuados” debe tenerse en cuenta. La notificación actualizada de datos garantizará “un tipo de interés bien definido para los activos domésticos”, que a su vez ayudará a reducir la exposición a divisas extranjeras.

El informe está firmado por:

Representante del FMI – Christine Lagarde

Representante del Banco Internacional de Pagos BIS – Jaime Caruana

Representante del Consejo de Estabilidad Financiera – Mark Carney

El camino hacia un sistema financiero multilateral se está despejando. Y con el anuncio del lanzamiento de un sistema de pagos chino (CIPS) [9], cada vez es más difícil negar la evidencia.

El SDR con 7 monedas podría ser la nueva forma que adopte la cesta. Y eso es tal vez, y sólo tal vez, a lo que se refería la Sra Lagarde. La referencia a la “magia del 7” es muy similar al término “círculo mágico”, que se utilizó en otra publicación oficial el año pasado. Entonces ya mencionó que el yuan podría entrar en el círculo mágico de SDR.

“La entrada de China en el “círculo mágico” de monedas de reserva del SDR (dólar, euro, yen y la libra esterlina), junto con los otros componentes, ya ha sido anunciada este mes por el Tesoro del Reino Unido. El gobierno británico emitirá bonos denominados en yuanes. Es el primer gobierno soberano a dar este paso que permite incorporarlos en las reservas del Reino Unido gestionados por el Banco de Inglaterra, rompiendo dos tabúes históricos para las autoridades del Reino Unido”.

Así que podemos asumir que la expresión escrita sobre los “otros componentes” hace referencia al resto de monedas que componen “la magia del 7”, y no sólo a las cuatro primeras monedas de la lista.

Los que todavía niegan que esta transición multilateral para el sistema financiero internacional se están ejecutando cada vez tienen menos argumentos lógicos y racionales. Todo esto está ocurriendo, estemos de acuerdo o no. Y el fin de la paridad del franco suizo con el euro es sólo el primero de muchos eventos  que se sucederán.

¿Y qué pasa con el precio del oro?

Existen dos posibilidades. Primero, que el metal precioso sea incluido directamente en la cesta, en un porcentaje específico sobre la valoración global. O, en segundo lugar, el oro podría ser utilizado para apoyar parcialmente las 7 monedas SDR y que, indirectamente, ayude a estabilizar el activo.

China quiere asegurar el mercado del oro o, al menos, evitar la manipulación del mismo [10], antes de que termine la paridad del yuan con el dólar [11] y, por eso, parcialmente apoya su moneda con reservas de oro. Este comportamiento nos refuerza en la opinión de que el oro no se incluirá directamente en la composición del SDR.

Y con todo eso vendrá el anuncio de China en sus reservas de oro oficiales. Estas reservas se destinarán a apoyar tanto el yuan y dar estabilidad al sistema financiero internacional. Un sistema financiero que aún incluirá el dólar.

Fuente: Stealthflation [12]

 © OroyFinanzas.com

[13]