- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Rusia se prepara para afrontar y contrarrestar posibles nuevas sanciones occidentales

(OroyFinanzas.com) – Las desavenencias surgidas tras la anexión Rusa de Crimea se han agudizado tras la elección del presidente Trump y las acusaciones vertidas contra los rusos de interferir en las elecciones estadounidenses

En 2014, EE.UU y sus aliados europeos impusieron una serie de sanciones a Rusia por su anexión unilateral de la península de Crimea [1] y por el posterior apoyo ruso a los separatistas pro rusos en el este de Ucrania. Sanciones que siguen vigentes, y que motivaron a Rusia a reestructurar en cierta forma su política de importaciones y exportaciones. En un país tan extenso territorialmente, casi un continente entero, este tipo de sanciones no son tan efectivas como pudiera parecer y en Moscú se han visto como un acicate para reestructurar otras industrias menores, especialmente la agricultura. Pero las acusaciones de Estados Unidos de que Moscú interfirió en las elecciones presidenciales estadounidenses del año pasado, algo que Rusia niega, ha enconado la situación y ha servido como detonante para continuar con la escalada de sanciones. El pasado mes de agosto, el presidente estadounidense, Donald Trump, promulgó un nuevo paquete de sanciones auspiciado por las cámaras legislativas de las que se esperan puedan estar operativas el próximo mes de febrero. Entre estas se encuentra una petición a la secretaría del Tesoro para definir medidas que puedan afectar a la actual deuda soberana rusa.

Sin embargo, desde Moscú están preparados para una nueva escalada de sanciones, según manifestaciones del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov [2]. “Estamos trabajando y tomando medidas para defender nuestros intereses en un contexto de posibles nuevas medidas restrictivas y sanciones por parte de varios países, que seguimos considerando ilegales”. Por repetir algunos datos relevantes en este contexto [3], en la actualidad, Rusia es la 12 ª economía más grande del mundo con alrededor de $ 1,3 billones de Producto Interior Bruto- PIB. Una cifra ligeramente superior a economías como Australia o España, y mucho más grande que las economías emergentes como México, Indonesia y Taiwán. El  ratio deuda soberana de Rusia sobre el PIB es un mínimo 17% comparado con países como los Estados Unidos que supera el 106% -más de seis veces mayor-, Japón (240%), Francia (96%) o Reino Unido (89%). Además, en materias primas, Rusia es el segundo mayor exportador de petróleo del mundo (después de Arabia Saudita) y el mayor exportador mundial de gas natural. Rusia es también el tercer productor mundial de oro después de China y Australia, y por delante de Estados Unidos. Y, en este sentido, los lectores de OroyFinanzas.com conocen la política rusa de acumular oro físico en sus reservas –junto a China- [4], compras agresivas que no tienen parangón desde los años 20 del siglo pasado en EE.UU.

Desde una perspectiva geopolítica, Rusia es uno de los tres únicos países verdaderamente poderosos en el mundo (junto con los Estados Unidos y su aliada China) con grandes y modernizados arsenales nucleares. Además, es miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, junto a EE.UU., Gran Bretaña, Francia y China.

Pero deben existir algunos otros argumentos que desde el Kremlin no quieran anunciarse por el momento. A preguntas de los periodistas, Peskov manifestó que “probablemente no sea ahora el mejor momento para hacer públicas o divulgar todas las medidas destinadas a cubrirnos de posibles riesgos”.

[5]