- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

La tendencia acelerada en detrimento del dinero en efectivo preocupa a las autoridades de Suecia

(OroyFinanzas.com) – El creciente ritmo de prescindir del efectivo en Suecia está bajo la mirada del regulador que prepara un informe para este mismo verano para valorar riesgos

Suecia está considerada como la sociedad que menos emplea el efectivo en el planeta. La mayoría de las sucursales bancarias del país han dejado de manejar efectivo; muchas tiendas, museos y restaurantes sólo aceptan pagos con tarjeta o móviles y esta creciente tendencia preocupa, ahora, a las autoridades. De hecho, se espera la publicación informe provisional [1] que contenga una amplia revisión de la legislación del banco central abordando esta situación. El temor es que todavía existen muchas personas, en particular las más mayores que no tienen acceso a la sociedad digital y a la forma de mantener operativo el sistema. “Si la desaparición de efectivo ocurre demasiado rápido, puede ser difícil mantener la propia infraestructura del efectivo” ha señalado Mats Dillen, responsable de la revisión parlamentaria de la propuesta.  Sin entrar en más detalles sobre el informe, sí señaló que los temas más tratados son determinar “la espiral negativa que puede amenazar la actual infraestructura de efectivo”.

Desde el banco central sueco, sí se está considerando la posibilidad de emitir una moneda digital, una propuesta de e-corona [2] que podría ser presentada como propuesta a finales de este mismo año. Pero al mismo tiempo, como un complemento al efectivo y no para reemplazarlo por completo. El gobernador del Riksbank, Stefan Ingves, apuesta además por obligar a los bancos a proporcionar efectivo a los clientes. En su informe anual, publicado el pasado lunes, la institución monetaria preguntaba por su futuro rol es un escenario futuro con muchos menos pagos en efectivo. “En general, creo que nos enfrentamos a cambios estructurales en áreas hasta ahora estables. Y afectarán  a todos los departamentos del Riksbank. Necesitaremos tomar decisiones estratégicas con respecto al camino a seguir “.

El año pasado, la cantidad de efectivo en circulación en Suecia cayó al nivel más bajo desde 1990 y se sitió un 40% por debajo de su pico de 2007. Los años  2016 y 2017 fueron las mayores disminuciones registradas.

Una encuesta anual de Insight Intelligence publicada el mes pasado reveló que, en 2017,  sólo el 25% de los suecos pagaron en efectivo al menos una vez a la semana frente al 63% registrado hace solo cuatro años. Un 36%  nunca usa efectivo o se limitan a usarlo una o dos veces al año.

[3]