- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Qué es la Autoridad Bancaria Europea – European Banking Authority?

(OroyFinanzas.com) – La semana pasada supuso un punto de inflexión en la serie de artículos que estamos publicando con el objeto de explicar cuál es la nueva estructura institucional de la Unión Europea. Una vez que hemos revisado principios macroeconómicos con la unión entre la política fiscal y la política monetaria; una vez que hemos revisado la creación de una agencia de rating [2] propia, una única entidad de supervisión de los mercados financieros y, por último, la creación de un único seguro de depósitos [3]; conviene formular cuál es el nuevo escenario al que la Banca se debe enfrentar, sea su deseo o no.

La Banca europea se enfrenta, en pocas palabras, a un proceso de “unión bancaria” consistente en la creación de un organismo regulador bancario único, cuya antesala es la Autoridad Bancaria Europea ó EBA, por sus siglas en inglés (European Banking Authority)

La EBA sustituyó el 1 de Enero de 2011 al Comité de Supervisores Bancarios Europeos

La EBA comenzó sus trabajos el 1 de Enero del pasado año 2011 sustituyendo al Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS). Desde su fundación, la EBA tiene como objetivos: primero, la estabilidad del sistema financiero; segundo, la transparencia de los mercados; tercero y último, la protección de depositantes e inversores.

Para alcanzar estos objetivos, la EBA posee multitud de competencias, aunque muchas de ellas siguen estando en el plano teórico. Entre otras, está encargado de impedir decisiones injustas en materia regulatoria, garantizar el juego limpio, facilitar la colaboración regulatoria internacional, la unificación de criterios regulatorios en todos los miembros de la Unión Europea y dar consejo a las instituciones europeas en materia de dinero, banca, regulación financiera y cuestiones relacionadas con el gobierno corporativo, auditoría y consultoría.

La institución está presidida por el señor Andrea Enria (EBA´s Chairperson) y posee como Organismos Rectores un Consejo de Supervisores, integrado por un representante de cada Organismo supervisor bancario de los Estados miembros. En la mayoría de los casos, el Organismo supervisor bancario es el Banco Central de cada país, como es el caso en España del Banco de España.

Además, participan como observadores otras instituciones como la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Comité Europeo de Seguros y Pensiones, entre otros. Por otra parte, cuenta con un Comité Asesor, presidido por el Presidente Enria y una selección de seis representantes de los países miembros (España forma parte de este Comité Asesor)

Organigrama de la Autoridad Bancaria Europea (EBA)

A partir de estas funciones, atributos y objetivos asignados en el Reglamento Comunitario No. 1093/2010, podemos inferir que se trata de un organismo consultivo con escaso poder ejecutivo, más si cabe cuando el verdadero actor va a ser el Banco Central Europeo [4], cuestión que trataremos en el próximo artículo. Sin embargo, es el reflejo más claro del proyecto de unión bancaria. Una unión bancaria no es otra cosa que la unificación de los criterios regulatorios que los distintos países poseen. Con la EBA, todos los bancos europeos estarán sometidos a unas reglas únicas en materia de capital, riesgos, provisiones, coeficientes de caja, prácticas bancarias ó política de atención al cliente y protección al inversor.

Como suele ocurrir con cierta frecuencia en Europa, los propósitos (ayudados por una retórica difícil de comprender) son excelentes y dignos de consideración. Sin embargo, para ello se utilizan instrumentos y medidas sin escrúpulo alguno.

En pocas palabras, el fin justifica los medios. En esta ocasión, la víctima es la Banca, la cual queda sometida a un mercado todavía más regulado y en el cual sus márgenes quedan reducidos sustancialmente. La Banca tradicional [5]y mediana queda condenada a convertirse en grandes bancos, en los cuales sus riesgos se multiplican y se pierde la noción de su negocio. En este proceso se encuentra el Banco Popular Español, el cual gracias a sus accionistas y su exitoso modelo de negocio ha llevado a cabo una Ampliación de Capital sin precedentes y ha evitado que las sucias manos del Estado entren en su capital.

Javier Santacruz Cano, Doctorando en Economía

© OroyFinanzas.com

 

[11]