- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El Bitcoin centralizado de los bancos centrales y el fin de la banca comercial tal como la conocemos

(OroyFinanzas.com) – Cada vez son más los bancos centrales de diferentes países que se unen a la ola de crear su propio Bitcoin centralizado. El último en hacerlo público ha sido el Banco Central de Holanda (De Nederlandsche Bank) que, en su informe anual publicado este mes, anunciaba que planea crear su propia criptomoneda llamada DNBCoin. En el texto la describe como “una moneda prototipo basada en la tecnología blockchain”, sin aportar mayor información sobre su calendario de trabajo ni sus objetivos.

A pesar de que el anuncio de la creación de este prototipo de criptomoneda no viene acompañado de mayores especificaciones, cabe resaltar que la máxima autoridad monetaria de Holanda sí valora positivamente en varias ocasiones la tecnología de la cadena de bloques y afirma que podría mejorar sus actividades. Además menciona que la tecnología que nació con Bitcoin ahorrará costes en la industria financiera, aunque el banco central holandés reconoce que aún es pronto para decir qué aplicaciones posibles podrían desarrollarse en los próximos años.

“La tecnología blockchain puede afectar los modelos de ingresos de los sistemas bancarios y también pueden beneficiar nuevas formas de generar ingresos y reducir costos”, asegura.

Los bancos centrales de China e Inglaterra también apuestan por el Bitcoin centralizado

No es el primer banco central del mundo que anuncia la creación de su propia criptomoneda centralizada en lo que va de año. En enero, el Banco Central de China (PBoC) anunciaba estar estudiando la posibilidad de emitir una criptomoneda estatal y centralizada [2] “tan pronto como sea posible”, aunque de momento no se ha conocido mayor información al respecto.

En aquel momento, el banco central chino enumeraba los posibles beneficios de la emisión de monedas digitales, en lugar de papel moneda:

También el Banco Central de Inglaterra (Bank of England), ya anunciaba hace más de un año que contemplaba la creación de su propia criptomoneda [3].

RSCoin, la criptomoneda académica para bancos centrales

Por otro lado, a principios de este mes, se presentaba públicamente la RSCoin, una criptomoneda diseñada específicamente para los bancos centrales, creada por dos investigadores de la University College London.

RSCoin ha sido presentada en un texto académico [4] escrito por George Danezis y Sarah Meiklejohn como una criptomoneda en la que los “bancos centrales mantengan el control absoluto sobre la oferta monetaria, pero basada en un conjunto de autoridades distribuidas para prevenir el doble gasto [5]”, lo que según sus creadores consigue que mientras que la política monetaria se mantiene centralizada, permite proporcionar a su vez “potentes garantías de transparencia y auditabilidad”.

De esta forma, los autores defienden que frente a la descentralización de Bitcoin, su criptomoneda presenta beneficios en la “modesta centralización” eliminando el “despilfarro de hashing” y creando un “sistema más escalable que evita el doble gasto”. Además, RSCoin “puede procesar más de 2.000 transacciones por segundo”, y “la mayoría de las transacciones tardan menos de un segundo para ejecutarse, en comparación con los muchos minutos en los diseños tradicionales de criptomonedas”.

Como ya venimos informando en OroyFinanzas.com desde hace tiempo, la eliminación del dinero en efectivo se está convirtiendo en una prioridad para las autoridades monetarias, y Suecia [6] y Dinamarca [7] son ejemplos de ello. Además, con la nueva oleada de tasas de interés cada vez más bajas [8] y de tasas de interés negativo [9] de las que estamos siendo testigos, la eliminación del efectivo por criptomonedas, podría conllevar enormes beneficios para los bancos centrales, como el Banco Central de Inglaterra explicaba sin tapujos hace unos meses [10].

Y en este escenario, parece evidente que algunas de las propiedades de Bitcoin, como su trazabilidad, por ejemplo, están conquistando rápidamente a los bancos centrales. Sin embargo, la descentralización de la que hace bandera la primera criptomoneda de la historia, como, por otra parte era de esperar, es eliminada de un plumazo de sus agendas.

Además, los gobiernos y los bancos centrales podrían controlar a tavés de sus propias criptomonedas el flujo de todo el dinero de sus monedas y rastrear todas las operaciones de forma completamente transparente sin tener que contar con la ayuda de su intermediario histórico y aliado de la banca comercial. En ese sentido, el concepto del banco demasiado grande para fracasar, Too-Big-To-Fail (TBTF), podría pasar a la historia si los bancos centrales controlan directamente toda la gestión del dinero y los pagos asociados.

El Gobierno de Ecuador está siendo un pionero en explorar una relación directa entre el Banco Central y sus ciudadanos para el pago de sus impuestos. En Ecuador los ciudadanos pueden pagar sus impuestos directamente con sus móviles al Banco Central de Ecuador.

EPL

[13]