- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El euro como instrumento para destronar el dólar estadounidense

(OroyFinanzas.com) – Algunos medios hablan de la des-dolarización de los países orientales. Las compras regulares de nuevas reservas de oro por parte de Rusia, Kazajistán [2] o China, sumada a la tendencia registrada en otros países que establecen entornos comerciales en sus monedas nacionales ( como Rusia [3], China [4], Irán [5] o los países petroleros de Oriente Medio [6], etc) son síntomas de liberación del yugo del petrodólar [7]. Sin embargo, un elemento más desconocido -y muy anterior- del cambio global del Sistema Monetario Internacional [8] es la creación progresiva, desde los años 70, de la Eurozona [9], materializándose en el lanzamiento del euro en el año 1999 para los mercados financieros y 2002 en forma de billetes y monedas.

Las reservas de divisas internacionales en dólares se han mantenido en los últimos años, después de caer durante varios años, en un nivel del 63%. Las reservas de divisas internacionales en euros han caído del 28% en 2009 al 20% en la actualidad.

El Banco Central Europeo está inmerso en su programa de expansión cuantitativa (llamado APP) [10], distorsionando e interviniendo en los mercados, fijando tipos de interés de referencia negativos [11] en un entorno hostil (casos Brexit, Grexit, Italexit…) y el auge de candidatos contrarios a la Unión Europea en Francia y otros países en la zona Euro.

El petrodólar surgío en una alianza entre EE.UU. y Arabia Saudí . Arabia Saudí y otros estados del golfo venderían su petróleo sólo en dólares y esto genera una inmensa demanda por el dólar en los mercados internacionales. A cambio, EE.UU. garantizaba la protección militar de estas monarquías. Un procedimiento que también se impone, aunque de otra forma, con otros países como Japón, los países importantes de la UE y los países de la Sudamérica, Australia o África.

Muchos de los países europeos, con historia imperialista, saben que no pueden aspirar a disfrutar del mismo poder del pasado si no colaboran entre ellos. La forma, desde el fin de la Segunda Guerra Mundialha sido unirse progresivamente para hacer frente a los gigantes del mundo (EE.UU., Rusia, China) y el euro es un instrumento más para posicionar a Europa como ombligo del mundo en esa gran partida de póquer. Pero no reproduzca este comentario entre su círculo íntimo porque todos tenemos asumido que los europeos somos los buenos de la película y manifestaciones como esta pueden convertirle en un marginado social en los países garantes de la democracia y la tolerancia.

Pero la realidad de estas relaciones tan complejas se han puesto de manifiesto de nuevo cuando Ted Malloch, el embajador ante la UE elegido por Trump, recomendó que Grecia podía dejar el euro a favor del dólar estadounidense [12].

[13]