Suecia y el reto de proteger los datos de los clientes en un mundo sin dinero en efectivo

Estocolmo Suecia con corona© PixelRockstar.com

(OroyFinanzas.com) – El banco central de Suecia, el más antiguo del mundo, aboga por nuevas regulaciones para salvaguardar la privacidad de los consumidores en una era regida por la ausencia del dinero en efectivo.

La reflexión de las autoridades suecas se produce tras el escándalo protagonizado por Facebook que ha puesto de manifiesto –ante la opinión pública mundial- la vulnerabilidad de nuestros datos personales, así como el poco control que los usuarios tenemos de ellos. El pasado viernes 16 de marzo, la más popular de las redes sociales, realizó un anuncio inesperado: la empresa de datos Cambridge Analytica ha estado usado datos de los usuarios de Facebook de manera inapropiada y cerca de 50 millones de personas han visto como entes ajenos han podido acceder a sus datos personales para elaborar perfiles segmentados en función de gustos o comportamientos.

Uno de los efectos colaterales del escándalo se ha trasladado a Suecia, país que lidera la tendencia de renunciar al dinero en efectivo para sustituir el papel moneda por tarjetas u otras aplicaciones de pago. Una situación que empieza a preocupar a las autoridades suecas y que ahora encuentran un nuevo motivo de preocupación. Porque si los futuros sistemas de pago son administrados por compañías privadas, ¿podría repetirse un escándalo similar? Martin Floden, vicegobernador del banco central sueco opina que en este escenario debería contarse con una regulación más estricta que protegiera el posible uso de esa información, “tal vez no queremos que los bancos privados puedan usar toda la información sobre las transacciones que poseen” ni que puedan venderla a terceros o utilizarla para comercializar sin el consentimiento de los usuarios. Entre las alternativas que maneja el banco central sueco está también la posibilidad de emitir su propia tarjeta de pago o aplicación u ofrecer cuentas con las denominadas e-kronas como una forma de proteger a los consumidores.

Así que aunque la tendencia de prescindir del dinero en efectivo pueda ser consumada, todavía hay formas de suavizar el efecto. Floden esgrime algunas opciones, si bien no cree que sean la mejor forma de avanzar. Entre estas está que el Riksbank podría tener oficinas físicas a lo largo del país, subsidiar el uso de efectivo o incluso obligar a los bancos y todas las tiendas a aceptar efectivo. “Hace unos años, hubiera dicho que sí, porque todavía había una infraestructura para operar con el dinero en efectivo pero ahora es más complicado regresar al pasado y además sería muy costoso”.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.

Se el primero en comentar en "Suecia y el reto de proteger los datos de los clientes en un mundo sin dinero en efectivo"

Dejar un comentario

Tu email no será publicado


*


mencionado en: