Madrid, 27 Agosto 2011 (OroyFinanzas.com) – De manera premonitoria en el año 1965, el ex presidente francés Charles De Gaulle abogó por el retorno del patrón oro internacional. De Gaulle expuso que un patrón monetario basado en el oro mantendría el gasto público bajo control y evitaría una crisis económica a manos de los maestros de dinero.

“El hecho de que muchos países, acepten como principio, que los dólares sean tan buenos como el oro, conduce a los estadounidenses, a endeudarse de forma gratuita a expensas de otros países. Porque lo que EE.UU. debe lo paga, al menos en parte, con un dinero que solo ellos pueden emitir. Ante las graves consecuencias que se podrían desencadenar en caso de una crisis, creemos que se deben tomar medidas a tiempo para evitarla. Consideramos necesario que el comercio internacional se establezca sobre un patrón monetario indiscutible, y que no lleve la marca de un país en particular. ¿Qué patrón? La verdad es que no se puede imaginar otro  patrón que no sea el oro!”

Richard E. Caves, que en ese tiempo era presidente del Departamento de Economía de la Universidad de Harvard, dijo que: “La idea del patrón oro de De Gaulle era “salvajemente irracional”. “De Gaulle no sabe de lo que está hablando”, y elogió las “reformas” establecidas por el FMI así como la propuesta de los derechos especiales de giro para los países que enfrentaban un grave déficit en su balanza de pagos.

Por otro lado Paul A. Samuelson, profesor de Economía del Instituto Tecnológico de Massachusetts, dijo que el principal asesor de De Gaulle (Jacques Rueff) era un “idiota” por sugerir tal propuesta.

Visto en la distancia ¿quiénes fueron los idiotas?

Fuente: PrisonPlanet

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.