Fracasan los intentos de la policía alemana para recuperar la moneda de oro gigante robada en Berlín

Baul dorado con monedas de oro

(OroyFinanzas.com) – El pasado 27 de marzo nos hacíamos eco del espectacular robo perpetrado en el museo Bode de Berlín de una moneda de oro de 53 centímetros de diámetro y 3 centímetros de espesor, una moneda de oro del tamaño de una alcantarilla y con un peso de 100 kilogramos de oro de enorme pureza. Un tesoro de casi 4 millones de dólares.

Según las primeras investigaciones, los ladrones utilizaron una escalera para acceder a una ventana del museo, eso sí, utilizando para ello la elevación proporcionada por la estructura ferroviaria urbana, que en parte de su recorrido pasa junto al museo. Una vez dentro, los ladrones se deslizaron hasta la sala que exhibía la moneda y se apoderaron sólo de la “Big Maple Leaf” no mostrando ningún interés por ningún otro tesoro. El museo Bode cuenta con más de 500.000 artículos inventariados y es el hogar de una de las mayores colecciones de monedas del mundo. De ahí que la Casa de la Moneda de Canadá -propietarios de la moneda- cediera en el año 2010 la moneda para su exhibición en el museo. Según los informes policiales, los ladrones también utilizaron una carretilla para transportar la pesada moneda hasta un coche aparcado en las cercanías del museo y desaparecer sin dejar rastros aparentes.

Ahora en un dispositivo que ha involucrado a cientos de agentes, la policía alemana intervino, el pasado miércoles, varias viviendas en edificios situados al sur de la capital alemana, deteniendo a cuatro sospechosos del robo con edades comprendidas entre los 18 y 20 años. Además la policía interroga también a otras 9 personas por su posible vinculación con los detenidos y no descarta la posible colaboración de otras personas relacionadas con el museo.

En rueda de prensa posterior a la operación policial, Carsten Pfohl, miembro de la oficina criminal del estado de Berlín ha asumido que “la moneda fue vendida parcial o totalmente” y cree poco probable poder recuperarla. Así que las investigaciones se centran ahora en encontrar posibles pistas tanto en la ropa y enseres personales de los detenidos como en los vehículos usados ​​por los sospechosos y tratar de abrir otras posibles vías de investigación.

La moneda desaparecida tenía la consideración, según el Libro Guinness de los Registros Mundiales, de ser la moneda de oro más grande del mundo, con una pureza del 99.999 por ciento y valor actual de mercado de casi 4 millones de dólares.

Suscríbase al servicio de análisis de los mercados, metales y Bitcoin de los analistas de OroyFinanzas.com con ideas de trading y análisis exclusivos para suscriptores del servicio premium de OroyFinanzas.com. Más información en este enlace.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.

5 Comentarios en "Fracasan los intentos de la policía alemana para recuperar la moneda de oro gigante robada en Berlín"

  1. Lapsus: no debe leerse inclina sino bitcoin.

  2. En efecto Sr. Uribe, esa falta de regulación que nos comenta y que envuelve todo este mercado ilusorio sin respaldo de valor alguno es lo que hará a mi entender que las criptomonedas que vayan cediéndole padezcan de sobresaltos profundos especulativos. Que la volatilidad sea elevada no es el problema pero que el conjunto de estados no reconozcan unos puntos mínimos regulatorio que no afecten a su precio sino a su legalidad de actuación las descalifica para que alcancen a llegar algo más allá del benefició especulativo sobre todo asociado al poder de intercambio o compra evadiendo a regulación impositiva de los estados para que éstos puedan cubrir sus obligaciones de pagos inmediatos.

    Toda idea queda reducida a la especulación, y como tal presentará descalabros muy sonados, sin ir más lejos lo que hemos visto las últimas semanas en el precio del inclina y ethereum es un presagio de lo que ocurrirá a todos aquellos que estén estos días ocupados con la adquisición de criptomonedas. El precio marcado en un mercado imaginario, mucho más imaginario que el mercado del dinero pues éste por lo menos está regulado, seguirá oscilando y sufriendo ataques de ventas meramente especulativas ante desmoronamientos estrepitosos por efecto latina. La lotería está servida y como en toda lotería de sueños muchísimos tendrán que contribuir comprando o minando para que un natoshi, o como quieran llamarlo, saque un buen rendimiento con un golpe de suerte soltando criptomonedas en el momento decisivos y haciendo correr el pánico en las curvas que definen el precio ficticio. Al final los escenarios posibles son los que la lógica adivina a ver con antelación: el nagamoto y su banda de farsantes venden cuando consideran que ha llegado el momento de recoger beneficios, el precio se precipita y a un par de espabilados más que lo ven a tiempo se salvan por los pelos y aceptan la pragmática de lo servido por lo comido, y la inmensa mayoría de borregos aprendices de especuladores que no paran de ir dando saltos de especulación en especulación se llevan el susto final de la suerte de su juego, y sólo entonces se darán cuenta de que han estado especulando en la nada, pues ningún respaldo regulatorio los va a proteger contra eventualidades que la inteligencia deberían haberlos advertido. Suerte con el bitcoin & Co. Para quien sueñe con este panorama de multiplicación especulativa y se deje seducir por el charlaán de turno, que disfruten mucho con el seguimiento vertiginoso de sus curvas de montaña rusa y no se mareen.

  3. Buenas noches Estimados:

    Como lo prometido es deuda, les informo que ya terminé de investigar los problemas existentes con las criptodivisas y acabo de publicar en mi blog de economía, el artículo “El Futuro de las Criptomonedas, Según una Visión Heurística”.

    Saludos cordiales,
    A. Uribe

  4. Buenas tardes Estimados:

    Quiero comentarles que estoy haciendo una investigación exhaustiva, sobre “El Futuro de las Criptomonedas” según una visión heurística, que publicaré dentro de poco, teniendo en cuenta que actualmente existe una “Torre de Babel” de estos instrumentos virtuales y que sus precios fluctúan como una gran montaña Rusa, que generará vértigo y arruinará a más de un trader.

    Por otra parte, hablando de robos de oro, quiero compartir con Ustedes algunas reflexiones que hice hoy en un periódico llamado El Nacional de Venezuela, con el ánimo de ayudar a los ciudadanos de esa muy querida nación a entender las causas de la inflación, en un artículo del respetado economista Don Pedro Conde, que hace parte de una serie de publicaciones sobre la inflación y que hoy tituló como “Hermenéutica económica e inflación (VII)”.

    Reflexión 1:

    En mi opinión y de acuerdo a investigaciones libres de sesgos de todo tipo, el Sr. Carlos Andrés Pérez (CAP) tomó la pésima decisión de eliminar el Bolívar-Oro en 1.974, que había sido implantado en Venezuela desde 1.918 por Don Juan Vicente Gómez, con lo que se mantuvo una inflación promedio anual de 1,3% durante 56 años y una economía que era sana y razonablemente creciente, por lo que al exigir por ley un respaldo de 0,29 gramos de oro para poder emitir un Bolívar, había que mantener una Liquidez relativamente razonable y por lo tanto se conservaba el valor interno y externo de la moneda nacional y con esa estúpida decisión monetaria, se destapó la caja de Pandora de la economía en Venezuela, que ha servido para arruinar al país durante todos los gobiernos que le sucedieron a CAP I, hasta la fecha.

    Me hubiera gustado que Don Pedro Conde, hubiera dicho al país en este artículo, quienes fueron las personas o entes que le recomendaron a CAP I, cometer tal irracionalidad criminal con la moneda venezolana.

    Supongo que en esa mala decisión para la nación, estuvieron involucrados, tanto la banca nacional de su época, como las bancas de inversión internacionales, que funcionan en dupla, para utilizar técnicas especulativas, que permiten a la banca comercial crear dinero de la nada, usando una regla llamada reserva fraccionaria, prestarlo a las bancas de inversión, quienes realmente no invierten en nada productivo, sino que toman el dinero de los créditos fáciles que les dan, compran activos y/o divisas y luego convierten en sal y agua los créditos que tomaron, con la inflación y la devaluación permanente de la moneda, con lo cual obtienen ganancias exorbitantes sin trabajar ni producir nada, arruinando y esclavizando a: trabajadores, ahorristas y productores, lo que lleva a los países a las crisis. Esta es la mala praxis especulativa que llaman supuestamente inversión de manera eufemística, para engañar a los ingenuos.

    La práctica de expandir la Liquidez monetaria produciendo dinero de la nada, ya sea por los bancos centrales o con los créditos de los bancos comerciales, no era posible con el Bolívar-Oro y por tal razón lo eliminaron en 1.974 (al comienzo del mandato de CAP I) para poder estafar al país y a sus ciudadanos, con malas praxis monetarias que se ha mantenido hasta nuestros días.

    Reflexión 2:

    No contentos con la vagabundería anterior y para continuar el expolio a la nación, el Sr. CAP fué promocionado para un segundo mandato y también al comienzo de su segundo gobierno, el 21 de febrero de 1.989 las reservas de oro que estaban en las bóvedas del BCV, fueron enviadas a Inglaterra como respaldo para obtener más créditos en divisas y otra parte del oro fue vendida para conseguir más fondos en divisas y seguírselas dando a: corruptos y especuladores nacionales e internacionales.

    Don Pedro Tinoco, quien era dueño del Banco Latino (el cual quebró en 1.994) era también el presidente del BCV y explicaba que “parte de los lingotes sería vendida para obtener 100 millones de dólares” y que “El BCV colocaría parte de sus reservas internacionales de oro donde conviene tenerlos, para obtener créditos que mejoren la posición de activos internacionales del instituto”.

    A la semana del traslado de las reservas en oro, se registró un estallido social, conocido como el Caracazo, por la aplicación de recetas recomendadas por supuestos expertos.

    Durante el gobierno anterior al actual, se repatriaron parte de las reservas de oro, pero que hay que tener mucho cuidado con quienes se encargan de cuidar dichas reservas de oro actualmente y es necesario que se hagan auditorías: eficaces, transparentes y honestas, que garanticen la: cantidad, calidad, disponibilidad y ubicación de esas reservas de oro nacionales, para evitar que salgan del país dichos activos hacia otros destinos, a cambio de engaños: políticos, financieros o económicos, con cualquier tipo de justificación peregrina.

    Darle el oro físico a un tercero para su guardia y custodia, es como colocar zorros a cuidar gallineros y todas las reservas de oro con que cuenta el país tanto en el BCV como en el subsuelo, serán necesarias para poder regresar al patrón oro en el futuro cercano, que es la única forma como se podrá recuperar la economía colapsada no solo de Venezuela, sino también del mundo, porque la burbuja de Liquidez ha llegado a su límite y es insostenible.

    Esta historia que se oculta a la nación, es muy importante conocerla, no sea que algún nuevo gobierno en el futuro, sea también impuesto a Venezuela por las bancas de inversión y la banca nacional y sus caballos de Troya, como lo fue en el pasado, para seguir con más de lo mismo, a pesar de tanto sufrimiento de los ciudadanos, debido a que la forma de destruir a un país es corrompiendo su moneda, actividad que es promocionada por supuestos ¿expertos económicos? tanto nacionales como internacionales, que asesoran a los diferentes sectores políticos, que hacen vida en el país.

    Saludos cordiales,
    A. Uribe

  5. Si a alguien le gusta como a un servidor la numismática y está en Berlin no debe perderse las colecciones que se encuentran en el museo Bode, de hecho Berlin es una ciudad cultural sobra contarlo, pero de gran gozada para cualquier amante de los museos, uno puede agotar unas vacaciones enteras tan sólo disfrutando de sus museos, éste es uno de los que se encuentra además en la famosa Isla de los Museos, si bien entre museos y galerias de arte como siempre hay que elegir pues en la capital alemana a cualquiera se le agotarian las vacaciones de visita rápidamente y no habría visto ni la décima parte de la oferta cultural. Por si a alguien le interesa y ya que dioro es un amante enloquecido de los museos, puedo recomendar para la generalización de dos museos imposantes que si visitan el corazón de Europa con algo de tiempo no deben perderse por nada del mundo: El de Pérgamo con el alucinante “Altar” que lleva el nombre del mismo, y el Museo Nuevo, que engloba a la vez de hecho dos museos temáticos más (Egipcio y Papiros, donde se encuentra el famoso busto de Nefertiti, y Prehistoria e Historia antigua).

    Personalmente siempre he creido que el robo de piezas de museos es uno de los mayores crímenes que se comenten contra el conjunto de la población del mundo porque nos priva a los demás de reconocer las obras culmen y las colecciones públicas o privadas más importantes, la belleza ultimativa que el ser humano ha realizado, el documento histórico , arqueológico, cultural, costumbrista, técnico, arquitectónico, etc…y que la privación de que el conjunto de ciudadanos de este mundo podamos también disfrutar y mostrar a nuestros descendientes de lo que es ser humano ha concebido y ha sido capaz de crear, así como disponer de los documentos más importantes de la historia universal y de los pueblos, funte de estudio para historiadores.

    Una lástima que documentos tan importantes, incunables o postincunables, obras específicas de valor, arte, y todo ese cúmulo de obras que se encierran en los museos se pierdan por la codicia humana que, por otra parte, no puede en el sistema público hacer uso del objeto robado. Todo apunta a que la moneda en cuestión, una pieza singular y única de la acuñación numismática, ya habrá sido dividida en trozos varios para la venta del contenido de enorme valor en oro, esa es mi sospecha también como la de la investigación del caso, para el mundo de la numismática y de las obras de arte al dolor por el valor de un robo de un museo importante se suma el de una obra de arte de la numismática, una pérdida incalculable motivada por la codicia humana sin límites ni fronteras.

    Todos los museos del mundo deben extremar las precauciones, voy a contar algo al respecto para quien disfrute del anecdotario de dioro. En una ocasión no hace mucho me ocurrió un caso y fui testigo de negligencia muy curioso en un museo conjunto (Mineralogia, Arte en Vidrio y colecciones del Vidrio y Obras de Arte de pintura y escultura -no voy a decir dónde- pero el caso fue el siguiente. En la úlitma hora de apartura del museo me separé de mi acompañante y me introduje por un casual simplemente “empujando una gran puerta” en unos salas que estaban cerradas al público, en principio no me habia dado cuenta pues llegé allí algo laberínticamente por una falsa puerta que por sorpresa estaba, increible, abierta, más la segunda puerta grande que empujé, en esa zona habia apostado un guardia, por lo menos estaba su silla en una esquina, sin embargo no lo habia visto. Estos personajes a veces están estátiso de pie observándolo todo, a veces sentados, a veces paseando en sectores o advirtiendo a personas o corrigiendo comportamientos, pues llevaba en el museo casi todo el dia y me habría cruzado con algo así como 89-100 de estos uniformados vigilantes, si no más. Continúo…me introduje así en unas salas vacias completamente, con palco en dos niveles, con muchas luces parcialmente apagadas, obviamente esas salas estaban cerradas al público, las cámaras incluso estaban con los visores LED apagados, y yo me encontraba allí. Sentí algo extraño, una soledad extraña, el hecho es que me encontraba complemtamente solo ante imposantes obras de arte de concretamente de dos importantes maestros de la pintura universal, sobradamente conocidos. No me lo podía creer!!!, algunos cuadros y esculturas estaban al alcance de la mano, sin vitrinaje, sin protección de ningún tipo salvo las cámaras que presumiblemente estaban apagadas en esa zona del museo, no parecían activadas, lo cual a ciencia cierta no peuedo asegurar, pero por el intermitente de las lucecitas estaban inactivas, por lo visto salas especiales de genios de la pintura que rotaban durante semanas concretas pero que no formaban parte del inventario permante de exposicción del museo. Aun con las cámaras en proyección de vigilancia me percaté de que habia muchos ángulos o pasillos muertos, aparte la algo de penumbra era manifiesta de que aquellas salas estaban cerradas al público, carecían de iluminación en ese momento, al principio senti curiosidad pero aligeré pronto el paso, porque percatado de mi soledad en un silencio absoluto me dió una muy extraña sensación algo claustrofóbica a pesar de lo imponente de las salas, al llegar al úlitmo balcón y ver más obras desde arriba, es decir, otra sala, como un patio, decidí retroceder sobre mis pasos rápidamente, aquello era “muy raro”, así que volví al portón grande y a la otra puerta que ya no estaba abierta sino cerrada, pero que con el pómulo abrí, justo cuando estaba ya pensando, “y mira si me he quedado aqui encerrado y empieza a sonar una alarma”, pero al empujar la puerta y ver el resplandor de las salas con públido del museo, me alivié. En ese momento llega una persona uniformada que se cruza conmigo, probablente quien debia ocupar aquella silla de entrada, parecía salir de un aseo, que en mi entrada no habia visto, se quedó muy extrañado de verme salir, los dos nos cruzamos y nos miramos pensativos, apenas un mnínimo bosquejo de saludo con la cabeza, entonces observo que esa persona abre la puerta de donde yo habia salido, cambié la mirada y seguí mi camino de salida, dirigiendome hacia la salida del museo ya, donde encontrarme con mi acompañante, casi al final volví a través de un enorme cristal protectoral uniformado algo dubitativo todavia, que salia de las salas, como si hubiera ido a comprobar algo, que todo estaba en perfecto orden, y vi cómo la segunda puerta la cerraba. Llegué a la siguiente conclusión: este vigilante llevaria todo el dia allí y al final tuvo que ir al retrete o se habría ido a tomar algo, obviamente habia dejado su lugar de vigilancia, y además un fallo era obbio en el protocolo de seguridad, la entrada a aquellas salas no debía haber sido posible, un tremendo fallo de seguridad del museo compartido con la coincidencia de la ausencia del vigilante para esa zona. Además estoy casi seguro que los cuadros y esculturas en esas salas carecían de sensores y las cámaras no estaban activadas o en función de vigilancia, en realidad allí no debia haber nadie y debían estar cerradas por dos puertas!! En esa parte secreta en principio del museo estaban los cuadros colgados sin protección añadida, de hecho hubiera sido en cuestión de muy poco tiempo muy fácil haberse hecho con uno de los lienzos más pequeños llevándoselo consigo. Jamás haría eso, por supuesto, porque no soy un criminal, pero a lo que me refiero, el fallo de seguridad era para mí alarmante, tanto que habia pensado escribir a la dirección del museo para hacer conocer este detalle, aunque no lo hice, pues creo que fue una situación única. El caso es que los museos deberian extremar las precauciones, a pesar de los protocolos de seguridad no es relativamente imposible o, por lo menos para un equipo de criminales con además información planificada, robar. Pero es más, en un olvido o malentendido entre personal y dejar una puerta abierta en todo caso durante un tiempo, el suficiente para que se produzca un mal mayor, es posible que un ciudadano normal se hiciera con un lienzo de un genio de las artes.

    En el caso de esta moneda robada de Berlin el robo fue planeado claro está, sabían a por lo que iban, y debido al peso de la moneda quedan por resolver algunos interrogantes todavia, sorprende que el sistema de alarma y seguridad no fuera todavia más sensible para un valor semejante, pero no extraña que a veces se sucedan coincidencias y se pueda dar pies a robos importantes, para el mundo de la criminalidad más o menos factibles. Por tanto, que los museos también extremen más todavia sus medidas de protección y el público tenga disciplina con las obras que se conservan y se exponen en los museos, el otro dia leí que una chica haciendose un selfie tropezó y dañó seriamente una hilera de esculturas que cayero como efecto dominó unas sobre otras rompiendo o estropeandolas, por un valor de no recuerdo, pero por encima de 2 millones de dólares o de euros, a eso me refiero. Simplemente que se prohiban la fotografias o selfies, guste o no guste al público, en un museo en mi opinión no ha lugar para selfies ni chorradas de ese tipo, o se va a desarrollar los sentidos o se queda uno con el selfie en la naturaleza, y por mí, si quiere junto a un barranco y que se caigan por el precipicio si alguien no puede vivir sin un teléfono.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado


*


mencionado en: