(OroyFinanzas.com) – El gobierno alemán almacena alrededor de la mitad de sus reservas de oro en las bóvedas de la FED de Nueva York. Recientemente Alemania decidió repatriar parte de ese oro, pero la Fed ha indicado que hasta 2020 no se podrá llevar a cabo la repatriación.

El gobierno alemán solicitó entonces visitar las bóvedas de la FED para inventariar el oro y determinar su existencia real, pero la Reserva Federal se negó a permitir a Alemania examinar su propio oro. Las razones aducidas fueron de “seguridad” y de que “no se permiten visitantes”.

Alemania finalmente envió personal propio a la FED, y en la primera visita sólo se les permitió entrar hasta la antesala de la bóveda donde se les enseño 5 o 6 lingotes de oro en representación de sus reservas. Durante la segunda visita se les abrió una de las 9 cámaras de seguridad y les dejaron ver el oro, pero no se les permitió entrar o tocar.

A nadie, excepto al personal de la FED, se le permite entrar al interior de las bóvedas para ver o inventariar el oro. En realidad no existe evidencia alguna de que en realidad exista oro almacenado, salvo la confirmación de la FED.

Lo mismo sucede con las reservas de oro depositadas en Fort Knox. Durante mucho tiempo nadie ha visto el oro depositado ahí. La última auditoría, se realizó en 1953, justo después de que Dwight Eisenhower asumiera la presidencia. En aquella auditoria no se permitió la presencia de expertos externos, y el equipo encargado únicamente examinó el 5% del oro ahí depositado. Así pues, en 60 años no se ha realizado una auditoría de las reservas de oro de Fort Knox.

En 1974 se permitió entrar en Fort Knox a seis congresistas, un senador y a la prensa para comprobar por sí mismos de que el oro de inversión estaba ahí. La visita puso de manifiesto que había oro en Fort Knox, pero si cabe provocó aún más controversias. Únicamente una pequeña fracción de las reservas de oro estuvieron disponibles para su visualización, y un miembro del Congreso publicó un informe diciendo que los lingotes de oro eran menos pesados de lo que hubiera podido esperarse.

En la actualidad varios políticos estadounidenses han afirmado que existe una alta probabilidad de que ni Fort Knox, ni la FED tengan oro, o tal vez sólo una cantidad muy pequeña, y han exigido realizar una auditoría, pero la FED se ha negado resueltamente.

El año pasado se demostró que Goldman Sachs había vendido certificados de oro, supuestamente respaldados por oro físico guardado en sus bóvedas, pero se dice que en realidad no poseían el oro en absoluto, y que estaban haciendo “reserva fraccional bancaria de oro”, suponiendo que pocas personas iban a reclamar el metal en un momento dado, y lo que es peor, Goldman cobraba a los clientes el almacenamiento del oro que no existía.

El Dr. Long Xinming, colaborador frecuente de NSNBC International, asegura que durante la II Guerra Mundial la FED le indicó a todos los países de Asia, América Latina y África, que sus reservas de oro podrían no estar seguras debido a la guerra, y que se debía permitir a la Fed llevarlo a los EE.UU. para su custodia.

Muchos países obligados, recibieron certificados de oro de la FED a cambio, pero cuando más tarde intentaron canjear esos certificados y recuperar su oro, se les dijo que los certificados eran falsos, que contenían faltas de ortografía y otros errores que nunca hubiera cometido la FED, y que los números de serie estaban equivocados. Y la Fed aún tiene todo ese oro.

El Dr. Long Xinming incluso afirma que se lo hicieron a Chiang Kai-Shek, llevándose el oro de Taiwán, que había sido robado a China y nunca fue devuelto. Al parecer, pocas son las personas que han tenido éxito presentando los certificados a la FED, con la documentación irrefutable, pero incluso en esos casos, los propietarios se vieron obligados a conformarse con sólo el 1% o el 2% del valor real. Y la mayoría de las personas que intentan canjear estos certificados son arrestados por el FBI por fraude.

A finales del año pasado, un hombre de negocios canadiense que intentó utilizar estos certificados como garantía para un préstamo, fue arrestado y extraditado a los EE.UU., y acusado de fraude por la Fed.

El siguiente gráfico muestra el aumento de la oferta de oro de la FED durante la II Guerra Mundial. La cantidad disminuye en gran medida después, así que es de suponer que parte del oro fue devuelto.

Deuda EEUU y reservas de oro

Durante muchos años después de la guerra, la FED negó estas transacciones e incluso negó la existencia de los certificados. Pero se encontró un avión militar estadounidense que se había estrellado en la selva de Filipinas que contenía pesadas cajas de madera en cuyo interior había contenedores de metal marcados con marcas de la FED, y todos ellos contenían certificados por valor de cientos de miles de millones de dólares. Fue entonces cuando la historia finalmente se hizo pública, pero los medios occidentales nunca se molestaron en informar sobre ello. El Dr. Long Xinming, fundador y editor senior de bearcanada.com, así como, colaborador frecuente de NSNBC Internacional, asegura estar en posesión de muchas fotos del contenido de ese avión, como de las cajas y los certificados.

Fuente: NSNBC

© OroyFinanzas.com

 

Más sobre

Marion Mueller is the co-editor of OroyFinanzas.com since 2004.