Las reservas de divisas de Venezuela en mínimos de 15 años y la posible venta de su oro

Banderas de Venezuela© PixelRockstar.com

(OroyFinanzas.com) – Hace dos años el gobierno de Venezuela organizó su primera operación para prestar oro por dólares (un swap de oro) con Citigroup, convirtiendo 1,4 millones de onzas de oro en 1.ooo millones de dólares y así dar un respiro a la colapsada economía venezolana. La razón de solicitar un préstamo sobre el oro, en vez de venderlo, fue para prevenir protestas de la oposición por la venta de las reservas nacionales.

Desde entonces la situación en Venezuela ha seguido empeorando dramáticamente y el gobierno necesita desesperadamente dólares para mantener a la empresa nacional de energía, PDVSA o el ejército y evitar caer en el caos total materializada en forma de revolución o conflicto nacional.

Según Bloomberg el gobierno de Maduro ha contacto con varios bancos de Wall Street para ayudarle a vender el resto de las reservas de oro de Venezuela valoradas en 7.700 millones de dólares a fecha de febrero de 2017. La oposición venezolana está denunciando por adelantado que los bancos que colaborarían con el gobierno actual estarían ayudando a prolongar la vida del mismo.

El Banco Central de Venezuela tiene reservas de divisas por valor de 10.300 millones de dólares incluyendo las reservas de oro, la cifra más baja en los últimos 15 años.

Suscríbase al servicio de análisis de los mercados, metales y Bitcoin de los analistas de OroyFinanzas.com con ideas de trading y análisis exclusivos para suscriptores del servicio premium de OroyFinanzas.com. Más información en este enlace.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

OroyFinanzas.com
El equipo de analistas de OroyFinanzas.com y sus autores invitados para fomentar el entendimiento del dinero.

8 Comentarios en "Las reservas de divisas de Venezuela en mínimos de 15 años y la posible venta de su oro"

  1. Adán González | 27 abril 2017 at 7:15 am |

    Saludos de nuevo, Dioro. Voy a tratar de responder de manera precisa a cada uno de tus planteamientos.

    1) Reitero: en Venezuela todavía estamos lejos de un proceso de hiperinflación. Según el esquema clásico, hay hiperinflación cuando una economía experimenta aumentos de importes similares o superiores al 50%, en un período de tres años. Venezuela, de acuerdo con estudios que hemos hecho, todavía no se acerca a ese escenario. Otra característica de la hiperinflación es el crecimiento de precios -al doble- en períodos de 24 horas. Eso tampoco ocurre acá. De hecho, el mismo Steve Hanke -a quien no podemos acusar de chavista- ha afirmado que deberíamos experimentar una inflación anual de 12.000% para hablar de verdadera hiperinflación. Aunque, al parecer, alguien del FMI “regañó” a Hanke y ahora éste se retracta de lo que afirmó antes. ¿Que hay una alta inflación? Sí. Aunque no es un fenómeno achacable a los elementos tradicionales de oferta y demanda, sino a una descarada especulación con el fin de tumbar al Gobierno. Podrás afirmar, Dioro, que “eso te da igual”, mas en realidad es un factor que no se puede desdeñar. Está demostrado que más del 70% de la inflación inducida, en Venezuela, es propiciada por el marcador artificial Dólar “Narco” Today y que se traduce en valías delirantes. El Gobierno, desde luego, ha combatido esta situación con fiscalizaciones y multas, sólo que una buena parte de la población no denuncia y compra al precio que sea. Razón: en Venezuela nunca ha habido una cultura de “consumir responsable” y menos de BOICOT. En nuestro país, el 80% de la producción y distribución de alimentos, verbigracia, está en manos privadas. A buen entendedor. Que los medios internacionales platiquen de “hiperinflación” en Venezuela, es parte del “libreto” de nuestros enemigos.

    2) Los dos Planes de la Patria, de los últimos 18 años, estipulan el desarrollo industrial del país, estimado Dioro. En ningún momento hemos desdeñado de ese aspecto, sólo que la meta se ha hecho cuesta arriba con una iniciativa privada que nada más desea especular con los billetes verdes de la renta petrolera. Empresarios e inversionistas del orbe están invitados a venir a Venezuela: varios han llegado y les ha ido muy bien, otros tantos se han dejado llevar por la campaña internacional contra nuestro país y se lo han perdido. Al norte del América del Sur hay un mercado muy grande y potencial para todo tipo de productos y servicios. Algunos empresarios y comerciantes se han ido del país porque no han podido seguir con la fiesta de ganar 5.000% a todo, debido a las multas y fiscalizaciones; otra razón: en 18 años la recaudación tributaria ha aumentado significativamente puesto que la autoridad respectiva ha puesto mano dura, sobre todo a los antiguos GRANDES EVASORES. En esa Venezuela de “maravillas” que la que hablas, Dioro, la abrumadora mayoría de esa clase empresarial-comerciante nunca pagó impuestos. Como ahora hay un Gobierno que los pone a pagar, se ponen bravitos. Voilà! Necesitamos una iniciativa privada HONESTA que esté dispuesta a trabajar por el país y no esté en constante SABOTAJE con fines politiqueros.

    3) Me permito sacarte de una falsa concepción, Dioro. La industria petrolera venezolana es una de las más importantes del mundo y PDVSA, la estatal del ramo, está entre las primeras 50 empresas energéticas del orbe. En refinación ocupamos el sexto lugar en el planeta y nuestro crudo se refina, no sólo en Venezuela, sino en otras latitudes donde PDVSA posee instalaciones para ello. Por razones estratégicas y operacionales, el 46,17% se procesa en el territorio nacional y el 53,83% restante, en otras 18 refinerías ubicadas en EEUU, Europa y el Caribe, las cuales son de propiedad TOTAL o PARCIAL de PDVSA. Verbigracia, las refinerías en EEUU son de la compañía Citgo, la cual fue adquirida por PDVSA en 1986 (50%) y 1990 (50%). Es decir, Dioro, esas instalaciones son PROPIAS y no son ningún favor que nos esté haciendo el Tío Sam a nosotros, ¿vale? De hecho, PDVSA está montada en un proyecto de más de 26 mil millones de dólares con el fin de expandir la refinación -para 2019- en 1.800.000 barriles diarios adicionales.

    4) Que estos 18 años hayan sido un “desastre absoluto”, Dioro, es tu opinión muy particular. Nosotros, como venezolanos viviendo en el país, podemos afirmar lo opuesto. Como ya sostuvimos, son muchos los logros cristalizados en estos años y entre ellos destacan la educación, la vivienda y la salud. La matrícula escolar es la más alta del continente, después de Cuba, y más de una decena de nuevas universidades se han inaugurado en casi dos decenios. Y en ellas no hay que pagar ni un céntimo para estudiar; en cambio, en lugares como Colombia o Chile, eso de estar en la educación superior y no pagar altas cuotas monetarias, es un sueño de “comunistas”. Desde 2011, se han construido un millón 600 mil viviendas en Venezuela, sin contar las 500 mil del período entre 1999 y 2010. Estas casas y apartamentos se otorgan a la clase obrera y profesional a través de créditos con tasas sociales que oscilan entre 6 y 9%. En cambio, en países como Colombia o España, la gente pierde sus viviendas por no poder amortizar cuotas de usura a los bancos, por ejemplo. Que casi 2 millones de familias tengan casa en este país, Dioro, es un gran logro y una manera JUSTA de distribuir la riqueza. En salud, la Misión Barrio Adentro ha llevado la salud y la atención médica a lugares remotos de Venezuela; los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), son paradigma de acceso gratuito y universal a la sanidad. Que ahora haya inconvenientes en ámbitos como la salud, gracias a la guerra económica y el sabotaje de laboratorios foráneos de medicamentos, no puede opacar el gran éxito en ese renglón.

    5) Que cada niño o adolescente tenga una computadora personal para sus estudios, estimado Dioro, es una enorme contribución a la riqueza de una nación. Esos niños y jóvenes también tendrán una amplia gama de oportunidades para desarrollarse como profesionales en varias industrias: la petrolera, la petroquímica, la minera y la satelital, entre otras que estaremos impulsando en los años por venir. Verbigracia, con los yacimientos de coltán podremos consolidar una nada despreciable industria de artefactos tecnológicos. De hecho, las computadoras personales gratuitas para los niños y jóvenes de la educación pública, son hechas en Venezuela por una compañía estatal. No es poca cosa.

    6) Eso que comentas, Dioro, del famoso “¡Exprópiese!” de Chávez, nos lleva a desmontar uno de los mitos más propalados acerca del proceso bolivariano. En Venezuela hay casi 500 mil empresas registradas o unidades económicas, de las cuales 28.222 son de la esfera industrial. En 18 años, Dioro, sólo se han expropiado 1.440 empresas por diferentes razones. Esas razones van desde el abandono patronal -cerró y se fue- hasta la toma obrera por bancarrota. Ese mantra que ha propagado por el planeta de que el chavismo persigue a la empresa privada, no resiste la rigurosidad de los guarismos, sin duda. Evidentemente, ese mito de marras es un pretexto que cae como anillo al dedo a muchos empresarios INCOMPETENTES que echan la culpa al Gobierno “maluco” de su fracaso gerencial. Así de simple. El último papelón, en ese drama, lo ha protagonizado la yanqui General Motors. Después de casi 70 años, la GM abandona el país y señala con el dedo a Maduro. Pero, ¿cuál es la verdad? Pues, esa empresa estadounidense recibió un dinero por adelantado para entregar vehículos a unos concesionarios (dealers) privados y no cumplió; estos concesionarios demandaron a GM y ganaron, por lo cual hay una medida de EMBARGO contra la ensambladora. Ante esta abyecta muestra de INCOMPETENCIA GERENCIAL, lo más fácil para GM es culpar al RRRÉGIMEN y anotarse en la narrativa de Washington en contra de Venezuela. Voilà!

    Como podrás apreciar, Dioro, una tonelada de falacias se riegan sobre este país del norte del América del Sur y ni en la Deutsche Welle uno podría fiarse. Hace varios años, cuando empezamos en el pasatiempo del diexismo, nos topamos con la DW “La Voz de Alemania” y le teníamos mucho respeto. Eran los tiempos de la Guerra Fría. En la actualidad, hasta ese mecanismo teutón de difusión ha caído en el juego de desinformar sobre nuestro proceso. De nuevo, gracias por los buenos deseos y ten la seguridad de que en la Patria de Bolívar no nos rendimos. ¡Seguiremos avanzando a pesar de los ataques!¡Feliz jueves!

  2. Adán, has dado un repaso rápido para explicar detalles socioeconómicos de tu Venezuela en los que ni entro ni salgo, pero que no me eran desconocidos. Como todos al fin y al cabo estamos sometidos al chantaje internacional del dólar y las relaciones de la Rep. bolivariana no pasan por su mejor momento con el Tio Sam, pues no me extraña que os castiguen con esas tasas abusivas y ese bloqueo financiero injusto, para los que llevan la estrategia de presión norteamericana será una apuesta para hacer daño y someter a tu pais, si lo logran o no habrá que verlo, otros muchos paises no discuten y se someten, Venezuela ciertamente no ha pasado por el aro, y consecuentemente está viviendo lo que le está tocando vivir, en lo que repito, no me meto. Yo en lo único que discrepo de hecho es en el tema de la hiperinflación, por la causa que sea, me dá igual, Venezuela hoy está soportando claramente una “hiperinflación” en toda regla y así lo reconoce todo el mundo, me sorprende que no lo veas así.

    En lo del tejido industrial no me referia al pasado sino como proyección del futuro, que eso es lo que se desearia para tu pais y que de lo poquito que habia de industria se debía haber fortalecido en los tiempos de vacas gordas y no dejar al pais precisamente sin industria de ningún tipo, salvo la del petroleo que por cierto, se ve obligada a refinar en la industria refinera texana, pues su petroleo extremadamente sulfurado no puede Venezuela ni siquiera refinarlo por si mismo, así de dependiente está su marco industrial, tienen que refinárselo sus “odiosos y odiados enemigos”…curioso, curioso de veras. Así cómo va a avanzar el pais? no sólo de la riqueza del suelo se forma un futuro, es más, hay bastantes ejemplos de paises con apenas riqueza en su corteza terrestre que han sabido optimizar sus recursos y mantienen un excelente nivel de vida para sus ciudadanos. La consabida riqueza del suelo es importante pero es muy poco si se adolece de falta de inteligencia o los recursos se destinan equivocadamente.

    La obra del proceso bolivariano atendió al conjunto repartido de la población pero sin embargo no ha traido más riqueza al pais. Esto es lamentable, la inteligencia inversora potencial del pais ha sido, hablemso claro y precisos, un “desastre absoluto”. Los emprendedores extranjeros, en vez de haber sido mimados, pues podían aportar ideas, mecanismos de producción y capital fresco para reactivar también una economia dañada de por sí o prácticamente inexistente o para nada destacable, fueron desplazados y ahuyentados, por tal motivo así como en tiempos de mis tios Venezuela fue un imán que atraia a muchos tipos de emprendedores, pequeños comerciantes, aventureros, trabajadores, etc…y cuando nos visitaban nos hablaban del estupendo nivel de vida que existía entonces, con el paso del tiempo ellos mismos y sus hijos contaban la historia al revés, no se lo podían creer. Otras economías destinaron sus recursos no a la suerte de un único producto -el petroleo- y la aventura de la suerte, sino a crear industria y concretamente ingenieria de calidad, sabedores de que sólo así se podria aumentar a la vez la renta per cápita de sus ciudadanos. Y de hecho la labor social, si lo piensas, hubiera sido mucho más grandiosa, si en vez de atraer a los cerros de las grandes ciudades gentes medio analfabetas de las montañas lo hubieran hecho creando fábricas repartidas en complejos industriales donde los hijos de todas estas personas hubieran elevado la renta del pais contribuyendo y se hubieran formado y salido de sus miserias. Hoy la miseria es mayor y se completa con el problema de la delincuencia organizada a un muy elevado nivel, totalmente descontrolado todo.

    La culpa de lo que ocurre en nuestras vidas así como la alegria de la suerte en todo caso no hay que buscarla siempre fuera, sino en uno mismo, dentro de sí sobre todo, la suerte no es otra cosa que cuando la oportunidad y la preparación se juntan, el derroche del oro negro proporcionó probablemente una enorme y justiciera labor social, sin duda, pero desatendió otros asuntos también ante los que por si las moscas, como realmente ha ocurrido, se desatarían situaciones terribles de división en el pais. Pero ya te digo, Adán, yo no soy uno de los que desean que todo se desmorone en tu pais, sino todo lo contrario, que se restablezca y el pueblo no se divida más, porque por lo que sea, tal y como está en estos momentos, va por mal camino. Y ya te digo, si te sirve de consuelo, hay una buena lista de paises que no están previniendo y no están atendiendo el zarpazo a sus economias que el futuro les depara, acumulando deuda sin parar sobre todo, y también a ellos los podrá coger más adelante el desconcierto, la anarquía o el caos. Olvidar que el tejido industrial hay que fortalecerlo y mejorarlo dia a dia es un terrible error, pues es lo que más contribuye al PIB de las naciones, todo lo demás (riqueza minera, agrícola, forestal, turismo, servicios, sector financiero, etc.) puede fallar o empeorar en momentos claves, y por tanto es secundario en cuanto a prioridades de inversión de las naciones, pero una poderosa industria y la oferta de preparación de jóvenes que mejoren la técnica dia a dia forman el eslabón ultimativo que garantiza el relajo de todas las demás actividades económicas. Siempre tiene que haber una base sobre la que el resto de cosas se sostenga, una casa necesita una base, una economia también, para que sostengan con el peso de todo lo demás. Un pais necesita patentes, sin patentes está condenada a comprar a los demás. Por tanto debe premiarse al investigador, al que patenta, al iniciador de las diferentes ciencias y técnicas. Comprar lo que otros desarrollan o invetan es fácil, más lógico será siempre crear y no comprar.

    El resto de sectores pueden contribuir a la balanza de pagos, a la estabilidad financiera y económica del pais, al mismo producto nacional, pero lo que de verdad dá riqueza a una nación no es que cada niño tenga un ordenador en cada escuela sino que cuando ese niño sea adolescente tenga una amplia gama de posibilidades para elegir un futuro cierto y lo más seguro y estable posible, que contribuya al sistema y que se sienta un ciudadano indispensable para el mismo, y que en su centro de formación profesional o universidad cuente con la metodologia y las prácticas de empresa más modernas posible. Supongo que reconstruir un estado que tiene problemas de desabastecimiento y en el que el hampa y el desconcierto impera por algunos sitios debe ser una labor inconmensurable y harto difícil, pero con algo hay que empezar, mientras sus ciudadanos divididos continúen tirandose los trastos a la cabeza y el caos siga su curso, pocas soluciones se van a encontrar, créeme. Mejor ser positivos y hallar la fórmula lo antes posible para salir de ese círculo vicioso en el que tu pais está metido hasta la médula, pues ya me dirás qué empresario o qué idealista internacional va a ir en estos momentos a Venezuela a tratar de aportar iniciando cualquier tipo de negocio, piensa tan sólo si tú estuvieras en Europa, dispusieras de capital y tuvieras un concepto que podrias aplicar y llevar a cabo como expansión o proyecto en otro país y te decidieras por llevarlo a la práctica…irías a Venezuela en estos momentos? nadie en su sano juicio lo haria…nadie, ningún empresario, pues nadie espera una maximización del beneficio en un estado descompuesto del que se tienen noticias ciertas que otros empresarios han tenido que claudicar o que el caos no permite disciplina alguna. Por cierto, el famoso “Exprópiese” no es desde luego la mejor carta de presentación y acogida para el empresariado global. No te hace eso pensar un poco más allá del concepto bolivariano de la vida?

  3. Adán González | 24 abril 2017 at 10:56 am |

    Saludos, Dioro. Pues te responderé de manera muy concisa.
    1) No hay razón alguna para que Venezuela deba pagar intereses tan altos por los créditos foráneos. Ni siquiera países en guerra están sometidos a ese abuso. Hemos sido un pagador confiable y puntual. La estrategia también se la aplicaron a Salvador Allende durante su gobierno en Chile, entre 1970 y 1973. Es un descarado BLOQUEO FINANCIERO y así debe ser denunciado.
    2) En Venezuela, los empresarios y comerciantes siempre han tenido los márgenes de usura más altos del orbe, que han oscilado entre 500 y 1.000%. En los últimos tres años de guerra económica, este guarismo ha llegado -en algunos productos- hasta 100.000%. Evidentemente, eso tiene efecto en la inflación aunque todavía estamos lejos de una hiperinflación como en la República de Weimar o en Zimbabwe. El problema es que tenemos una clase empresarial que se ha dedicado a especular con dólares, en vez de ser productiva. Este fenómeno se ha intensificado a partir de febrero de 1983, año en que nuestra moneda experimentó una fuerte devaluación gracias a los políticos títeres del Consenso de Washington. Economistas de derecha e izquierda coinciden en algo: en este país NUNCA ha habido una verdadera industria nacional como tal. O sea, lo del “deshilachado tejido industrial” no es nada nuevo.
    3) En lo que va de milenio, la estrategia de distribución de la renta petrolera ha funcionado muy bien. Todos los niños de las escuelas y liceos públicos tienen computadoras personales gratis; la Misión Barrio Adentro atiende millones de pacientes en las zonas más pobres y hasta dos satélites artificiales tenemos en órbita. Y como eso, podría recitar un rosario de obras hechas durante 18 años de proceso bolivariano.
    4) El fenómeno de la delincuencia es un tema bastante amplio y es una herencia que nos dejó la Cuarta República. Por ejemplo, Caracas está llena de barrios (bidon-villes) gracias a partidos como AD (Acción Democrática). En el decenio de 1960, esa organización política funesta se consagró a la tarea de traer a personas -desde el interior del país- a la urbe y las instaló en esos cordones de pobreza. El objetivo: que estos votaran por AD en las elecciones y así ganar en la capital, una plaza emblemática para toda organización política. Estas zonas, desde luego, han sido uno de los elementos clave en el fenómeno de la delincuencia a través de los años, ya que en los cerros las condiciones de vida han sido muy precarias y mucha gente ha encontrado en el delito un método de supervivencia. Si bien hemos avanzado bastante en 18 años para pagar la “deuda social”, aún queda un largo trecho por recorrer. Por desgracia, desde hace unos años, un sector de la oh-posición política ha querido explotar el tema de la delincuencia a través de la importación de paramilitares, desde Colombia, para abultar los índices de criminalidad. Eso está comprobado y documentado. Como verás, Dioro, es un asunto bien complejo.
    Gracias por los buenos deseos y ojalá cese el ataque de Estados Unidos y sus grandes bancos, hacia nuestra economía. Trump, en vez de gastar el dinero de los contribuyentes en financiar a la oh-posición de acá, debería invertir esos dólares en su vapuleada economía. Agradecido al equipo de Oro y Finanzas por la bienvenida. Invito de nuevo a leer el libro de la profesora Curcio, el cual proporcioné en un enlace ubicado en mi pretérito comentario. Seguimos en contacto. ¡Feliz semana laboral!

  4. Adán, de acuerdo en que los préstamos que debe pagar Venezuela son muy abusivos, pero te has puesto a pensar de dónde viene el desconcierto de que tu pais se encuentre hoy sometido a esos intereses? habrá una causa digo yo, no crees?

    En cuanto a la inflación propiamente dicha no estoy ya tan de acuerdo contigo, sea ésta entre otros de origen especulativo o no, es hiperinflación real que deshace la vida y el suministro de bienes allá. Lamentablemente el demonio de la inflación os ha cogido por banda y tendréis que pagar un alto precio para salir adelante, con todos los recuross y reservas que quieras nombrar, pues como bien sabes el tejido industrial está deshecho por completo. En los años de vacas gordas teníais que haber previsto un poco mejor lo que el destino os podria deparar, pero no te angusties, no será la úlitma macroeconomía que veremos caer en las garras de la hiperinflación, pues tarde o temprano también se abatirá sobre muchos estados poco previsores que se piensan que son sabios, y ustedes al fin y al cabo tienen sobradas reservas en la corteza terrestre.

    No me voy a meter con el tema político ya que tu mismo pais está muy dividido y prácticamente en conflicto civil y como extranjero no tengo nada que opinar de ello, y aun suponiendo que quien toma las decisiones macroeconómicas en Venezuela tendrá en estos momentos difíciles que hacer grandes compromisos, la realidad es que la estrategia de reparto de recursos financieros y económicos ha sido en algo más de lo que va de milenio un desastre. El mundo del hampa está presente en la calle venezolana sí, pero esos gángsteres no sólo son especulantes parasitarios, hay mucho más que de ésos. En todo caso pienso que ya encontrarán la fórmula para salir de ese círculo vicioso en el que están metidos y muchos observadores les desean lo mejor y que saneen sus cuentas lo antes posible. Ànimo!

  5. OroyFinanzas.com | 23 abril 2017 at 14:46 pm |

    Gracias Adán por tu comentario y por formar parte de OyF.

  6. Adán González | 22 abril 2017 at 1:31 am |

    Saludos, amigos de Oro y Finanzas. Tenemos varios años leyéndolos y nunca habíamos publicado comentario alguno por estos recovecos cibernéticos. Ahora nos animamos al ver otra noticia sobre Venezuela. El BCV nunca ha confirmado los “swap” de oro, pero, de ser así, no estaríamos platicando de nada del otro mundo. Venezuela podría efectuar un “swap” por una cierta cantidad de lingotes -del oro monetario- para hacerse de efectivo y cancelar compromisos foráneos. Si no se han enterado, nuestro país ostenta los segundos yacimientos auríferos más colosales del orbe, es decir, más de cuatro mil toneladas. De hecho, el Arco Minero del Orinoco ha comenzado a producir lingotes y a las bóvedas del BCV ya han sido ingresados 238 kilos del rey de los metales. Las reservas internacionales han descendido debido al desplome de los importes del crudo. En 2013, el precio promedio del petróleo era de 100 dólares; en 2016 fue de 40 y con un mínimo de 20. Además, Venezuela es víctima de una guerra económica sin precedentes que está impulsada por la Reserva Federal, el FMI y los grandes bancos yanquis. En ídem dirección, hay un descarado BLOQUEO FINANCIERO internacional: Venezuela debe pagar por préstamos hasta 35% de interés, cuando lo normal debería ser entre 6 y 8%. La prensa especializada siempre omite detalles como ése. La inflación, que en realidad es ESPECULACIÓN, es uno de los frentes de la guerra económica: al utilizar un marcador artificial como Dólar “Narco” Today, empresarios y comerciantes se hacen del pretexto para aumentar los importes de manera indiscriminada. De hecho, los márgenes de “ganancia” de esta clase parasitaria van desde el 500 hasta el 100.000%, sin duda, los más altos del planeta. Economistas como Pascualina Curcio, quien es profesora universitaria, han analizado el fenómeno de la guerra económica y ha hecho publicaciones al respecto. Uno de sus libros está traducido al inglés y está disponible en este enlace: http://www.15yultimo.com/wp-content/uploads/2017/03/THE-VISIBLE-HAND-OF-THE-MARKET.-ECONOMIC-WARFARE-IN-VENEZUELA.-PASQUALINA-CURCIO-C.pdf Sería bueno que mucha gente lo leyera para que se informara de verdad sobre lo que acontece en este país. Gracias de antemano por publicar este comentario. ¡Feliz fin de semana!

  7. Por desgracia los swaps en oro no son una buena medida ni van a salvar a Venezuela salvo de pasajeros respiros y al final perderán su oro, pues el problemón que se les ha echado encima a los venezolanos es uno de los más odiosos en términos macroeconómicos: la hiperinflación. Si consideramos que ya un 500% es un porcentaje de inflación galopante, qué habría que decir de una inflación que tiene que estar en estos momentos rozando el 1600%. Mal presagio, el bolívar ni vale ni peor aún, sirve para nada en estos dias. El demonio de la hiperinflación se ha asentado en Venezuela, es estado venezolano está por desgracia en bancarrota. Le costará volver a consollidarse como nación, su enorme riqueza subterránea y reserva mineralógica es impresionante, pero no le sirve para nada porque todo el tejido industrial está deshecho en el pais. La solución es desconcertante, una gran incógnita. Le deseamos al pueblo venezolano que acierte a enderezar la situación malversa y tenga mucha suerte, la va a necesitar.

  8. Venezuela no tiene tiempo real para desarrollar los tremendos depósitos de Coltan, Oro y petróleo. El tiempo se les ha echado encima. De hecho ya hay grandes acuerdos del coltan con China, del petróleo con Rusia y del Oro no sabe realmente.
    De todas formas ––según ciertas info––reuniones de los grandes ya se llevan a cabo para organizar y respetar a posteriori de estos eventos de calle dichos acuerdos. Venezuela tiene como desgracia ser una MISS económica de primer orden. Todavia esta en la adolescencia y entre lo que se sabe de ella y lo que aparecerá en el futuro no tendrá nada que ver. Todos los maromos la quieren llevar a su harén.

    Algo de eso le pasa a Haití, el lugar mas pobre de America. Lleno de Gas, oro, diamantes, petróleo etc, pero nadie dice nada de esta otra MISS. Y eso pasa porque ya está en el talego––perdón esta en la democracia ( esa que funciona por el mundo )

    En las conversaciones efectuadas por los grandes, deben de acordarse todavía “detalles”. que parece que están en curso. Y aunque pudiera pensarse a priori que todo esta en vías aceitadas, no hay que extrañarse de rasgos duros de última hora, y viendo la necesidad de algunos de montar espectáculo en Corea y continuarlo en Siria, todo puede dar un gran vuelco.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado


*


mencionado en: